ESTADOS

Calvario feminicida ¿Qué pasará con el asesino de Dulce Ivana?

Su hermana Anahí espera la justicia para Dulce, quien fue asesinada y calcinada por un “amigo” en el 2019. “Estamos peor que nunca”, dijo en un Conversatorio

  • REDACCIÓN
  • 20/08/2020
  • 10:35 hrs
  • Escuchar
Calvario feminicida ¿Qué pasará con el asesino de Dulce Ivana?
Dulce Ivana fue asesinada por Antonio, su presunto amigo. Su cuerpo se encontró calcinado en la comunidad Mesa de Ibarrilla (Foto: redes sociales)

Antonio, el “amigo” que asesinó y calcinó a Dulce Ivana para dejar su cuerpo en una comunidad de León podría pasar únicamente cinco años en la cárcel, así lo revelaron los familiares de la víctima de 16 años, quienes relataron detalles del caso en el “Conversatorio: derechos de las víctimas Guanajuato”.

El asesino es un chico alto, de tez blanca y con barba negra. Una de las últimas fotos que circularon de él era una en la que posó junto a Dulce frente a un espejo, eran “amigos” y el día de su desaparición la acompañó a inscribirse a la preparatoria, en plena luz del día. Ese 10 de diciembre del 2019 fue el último día que vieron con vida a Dulce Ivana.  

Antonio permanece en prisión preventiva, están en espera de su sentencia 

TAMBIÉN PUEDES LEER EN LSR: ¿QUIÉN ES DULCE IVANA, LA LEONESA DE 16 AÑOS QUE LLEVA 9 DÍAS DESAPARECIDA?

Antonio ha sido defendido por sus abogados, actualmente se encuentra en prisión preventiva con vinculación a proceso. Mientras, la familia vive un calvario y a la hermana de Dulce se le enchina la piel cada que escucha la palabra feminicidio.

“No se detuvo de inmediato al asesino, tuvieron que pasar muchos días para que se detuviera y lo poco que hay de avance es muy lento. Diario estamos con el asesor, diario estamos con la licenciada del MP y solo dicen que va avanzando, pero no dicen nada”.

A Dulce Ivana le activaron una alerta amber después de 8 días de su desaparición, platicó Anahí. Desde el día que Dulce no llegó a dormir a su casa empezó el martirio. Al día siguiente, Anahí se presentó ante el Ministerio Público a poner una denuncia “porque era menor de edad”. Para su hermana, la reacción tardía fue el error de la Fiscalía de Guanajuato.

“Yo les exigía inmediatamente la alerta Amber, nunca me hicieron caso, iba prácticamente diario durante ocho días, ella se perdió el 10 de diciembre y hasta el 18 ponen la alerta Amber. Dos días después la encontraron y nos mandaron hablar de parte de la Fiscalía, ellos me decían: ya encontramos a tu hermana, pero no me decían si viva o muerta”.

Dulce Ivana tenía 16 años cuando fue asesinada y calcinada 

LEE TAMBIÉN EN LSR: A DULCE IVANA LA SECUESTRÓ Y ASESINÓ UN AMIGO CERCANO, YA ESTÁ DETENIDO 

Las únicas respuestas en tiempos de calvario eran que estaba con el novio o que se había ido a la playa. Enseguida encontraron el cuerpo de Dulce Ivana calcinado en la comunidad Mesa de Ibarrilla, en León.   

“Ellos me decían siempre eso, que estaba con el novio, que se había ido a la playa y la verdad nunca lo creí porque yo sabía que ella no era así, nunca fue de esa forma”, dijo la hermana de Dulce.

Hoy, a ocho meses de su feminicidio, Anahí Nuñez ha dado la cara en los Tribunales, espera justicia para su única hermana. Quien salió de su casa acompañada de su “amigoAntonio y jamás regresó.

Esta foto le dio la vuelta a redes sociales. Frente a un espejo posan Dulce y su asesino Antonio (Imagen: redes sociales)

Ahora, la familia de Dulce sufre los estragos psicológicos, “peor que nunca”. Anahí reconoció que las alerta amber ya se viralizan rápidamente, reconoció que no desearía que más familias pasen por su situación.

“Queremos justicia, que no le pase esto a más familias… Cada que escucho la palabra feminicidio se me enchina la piel porque somos víctimas de eso. Creo que estamos peor que nunca, psicológicamente dañados”.

Anahí vivió de cerca todo el proceso de la muerte de Dulce. De principio a fin. Sus papás trabajaban, recuerda dolorosamente que ella fue la última que la vio con vida, “sin saber que era el último día”.

La pérdida de Dulce se acompañó de un daño psicológico para su familia. Además de una sentencia justa para el asesino, su familia pide apoyo emocional. Anahí cuenta que su psicóloga le preguntó qué haría si ve al feminicida de su hermana, ella contestó: yo lo mato.

Dulce Ivana acababa de cumplir 16 años. Tenía el cabello largo y castaño, ojos un poco rasgados y tez blanca. Apenas entraría a la preparatoria, decidió acompañarse de su “amigoAntonio. Con quien mantenía una amistad de tiempo atrás, y quien acabó con su vida en días.

Este caso paralizó las calles y encendió las redes sociales. Un feminicidio que se quedó en la memoria de muchas mujeres. Un caso por el que se gritó justicia este 8 de marzo en la marcha feminista y una muerte que ha hecho eco y está en espera de justicia.

IO