ESTADOS

Cinco claves para entender la crisis de El Zapotillo

Quince años han pasado desde que se comenzó a construir esta presa que ha causado inconformidad en los habitantes de Temacapulín y discrepancias políticas entre partidos e instituciones

  • KIEV DÍAZ
  • 02/08/2019
  • 21:40 hrs
  • Escuchar
Cinco claves para entender la crisis de El Zapotillo
Diversas causas han provocado el retraso en la construcción de esta presa

El tema de la presa de El Zapotillo representa una de las mayores disputas sobre el agua que ha experimentado México en los últimos años. Hace unos días el titular de la Secretaría de Medio Ambiente Víctor Toledo, declaró que veía inviable su construcción y calificó de 'irracional' inundar pueblos como Temacapulín, Acasico y Palmarejo. 

En entrevista, el gobernador del Estado Diego Sinhue manifestó que no cree posible cancelar un proyecto de esta magnitud. Afirmó que urge reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador para dar seguimiento a la construcción de la presa que abastecerá de agua a Los Altos de Jalisco y a León. 

“Si el presidente quiere llevar el dialogo a los pobladores lo entendemos es el estilo del presidente y los tiempos han cambiado. Pero también creo que sería importante que no se detenga el proyecto”. Comentó.

La Silla Rota Guanajuato comparte con sus lectores estas cinco claves para entender la complejidad de este conflicto: 

1- Su origen se remonta a 1990 cuando los gobiernos de Jalisco y Guanajuato llegaron a un primer acuerdo de distribución de agua.

El presidente Ernesto Zedillo firmó en abril de 1995 un decreto mediante el cual repartía el agua del río Verde para Jalisco (384 millones de metros cúbicos) y Guanajuato (119 millones de metros cúbicos).

En septiembre de 2005 se firmó un convenio entre los gobiernos de ambas entidades en el que se acordó la construcción de una presa y un acueducto en León. Al inicio se planeó hacer este proyecto en el poblado de San Gaspar, ubicado en Jalostotitlán en Los Altos de Jalisco pero los pobladores se opusieron provocando su cancelación.

2- Posteriormente, este proyecto se redirigió a la localidad de El Zapotillo, ubicada entre los municipios de Yahualica y Cañadas de Obregón, también en los Altos de Jalisco. Se proyectó una presa con una cortina de 105 metros con capacidad para almacenar 911 millones de metros cúbicos.

En 2009, Conagua adjudicó el contrato para la construcción de la presa 'El Zapotillo' en un consorcio integrado por las compañías La Peninsular, constructora, FCC Construcción y Grupo Hermes.

A los dos años, en septiembre de 2011, la Conagua adjudicó a la empresa española Abengoa el contrato de construcción de un acueducto de 2.5 metros de diámetro y 140 kilómetros de extensión hacia la ciudad de León. Además este contrato implicaría una concesión del manejo del agua hasta por 25 años.

Los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmajero, comunidades que quedarán bajo el agua con la construcción de esta presa, comenzaron una lucha desde 2005 que se ha fortalecido con el paso de los años. 

Panorámica de la Presa El Zapotillo

3- A esta lucha contra el megaproyecto de El Zapotillo se han sumado cientos de pobladores de Los Altos de Jalisco, así como organizaciones, colonos y pobladores de la zona metropolitana de Guadalajara y León. Lo anterior tras enterarse que esa agua se privatizará y trasvasará.

Gracias a esta resistencia se conformó el Comité Salvemos Temaca que ha impulsado una serie de amparos, logrando detener la construcción de la presa desde hace cuatro años.

Los pobladores de las comunidades afectadas han defendido sus argumentos frente a los intereses del proyecto

4- Ante la paralización del proyecto, en junio del año en curso se firmó un acuerdo entre Jalisco, Guanajuato y Gobierno Federal con tal de acelerar el proceso de la obra.

En el documento se establece que 76 % del reparto del agua iría para Jalisco y 24 % para Guanajuato, lo que supondría volver al proyecto una presa de 105 metros. Tras este anuncio, los pobladores de Temacapulín y de los Altos esperan que el Gobierno Federal escuche sus razones y argumentos para cancelar el proyecto de El Zapotillo.

Esta semana el titular de la SEMARNAT, Víctor Toledo, luego de platicar con pobladores y expertos, calificó como inviable la construcción de la presa, declaración que ha generado un sinfín de comentarios.

5- Ahora en la más reciente actualización de este caso, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mencionó que tendrá reuniones con los gobiernos de Guanajuato y Jalisco, además de directivos de la Comisión Nacional del Agua y los pobladores, comprometiéndose a informar de los acuerdos que alcancen.

López Obrador durante la conferencia de prensa esta mañana 

Declaró que para concretarse el proyecto que surtirá de agua a León y municipios de Jalisco, se tienen que poner de acuerdo con los habitantes de los pueblos afectados de la región donde se localiza el Río Verde.

“Es una obra que se inició desde el gobierno del presidente (Vicente) Fox y está inconclusa, ya hay una inversión pública y va a llevar también recursos adicionales, entonces tenemos que buscar la manera de llegar a un acuerdo, pero escuchando a los pobladores, porque podemos ponernos de acuerdo nosotros arriba, es decir los gobiernos”

Estimaciones del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec) indicaron que este año el costo de la obra asciende a 35,339 millones de pesos y terminarlo costaría hasta 71 mil millones de pesos.