Opinión

Prudencia y solidaridad

  • 23/03/2020
  • Escuchar

La emergencia sanitaria que estamos viviendo es una de las realidades más complejas y urgentes que ha visto el mundo en décadas. Mucho se ha publicado, mucho se ha dicho y mucho se especulado, pero la única realidad absoluta es que la prudencia y la solidaridad son las virtudes que nos sacaran adelante como sociedad y como estado.

En Guanajuato, hasta el domingo 22 de marzo, seguimos en la fase uno que se refiere a la "importación del virus". Los siete casos confirmados que hay en nuestro estado han sido por importación directa y aunque todavía no estamos en la segunda etapa (llamada dispersión comunitaria) es importante prepararnos y estar listos para ella. El inicio de la segunda etapa ha sido retrasado gracias a que el gobierno estatal anticipó acciones y desde el 17 de marzo canceló clases e implementó un protocolo adecuado, pero esto no quiere decir que no se vaya a propagar. Ante dicha realidad es de reconocerse la visión del gobierno estatal que este viernes pondrá en funcionamiento un hospital especializado en COVID-19 en la ciudad de León, donde se concentrarán los casos y se podrán realizar hasta 100 pruebas en menos de 24 horas.

La experiencia internacional nos debe enseñar el camino y por ningún motivo debemos subestimar lo que está pasando. El gobierno Federal ha cometido muchos errores, pero no darle la seriedad necesaria ni implementar protocolos a tiempo para atender la emergencia sanitaria, a pesar de contar con la evidencia mundial y científica, es el peor de todos, porque es poner en riesgo la vida y la salud de millones de mexicanos. Lo que pasó en China y lo que está pasando en Italia y en España no debe ser ignorado por nadie.

Es tiempo de solidaridad; es tiempo de entender que quedarnos en casa y seguir las medidas de higiene que se han promovido puede hacer la diferencia para contener la propagación del COVID-19. A partir de esta realidad se tendrán que hacer muchos cambios en el futuro para atender las consecuencias tanto en materia de salud como económicas que se presentarán.

En los días que vienen y ante la situación es importante hacer cada quien lo que nos corresponde de forma solidaria: quedarnos lo más posible en casa, seguir las medidas de higiene y en caso de tener empleados o gente a nuestro cargo ser solidarios tanto en la posibilidad de que trabajen desde casa como en las necesidades que se presenten; no son vacaciones, pero sí podemos limitar al máximo el contacto personal. En nuestro estado doctores, enfermeras y enfermeros, y empleados de la salud están trabajando de forma ejemplar ante la emergencia y son un orgullo para todos.

Guanajuato saldrá delante de la amenaza porque sabemos ser solidarios y tomar con seriedad las situaciones que nos vulneran. Nuestro sistema de salud ha sido ejemplo a nivel nacional de efectividad y las medidas que se han tomado han sido correctas y oportunas. Es tiempo de ser solidarios y responder como sociedad a la altura del reto.