Opinión

"Llueve, truene o relampaguee": AMLO

Con el argumento de que “ya fue bastante”, el gobierno de la república se prepara para regresar a clases presenciales

  • 14/08/2021
  • Escuchar

En una de las declaraciones más autoritarias del presidente López Obrador, que se recuerde en estos más de dos años y medio de gobierno a su estilo despótico y prepotente, sin importar más nada que se haga su voluntad en el país, aún a costa de mayores contagios y posibles muertes de niños y jóvenes por el Covid-19, el regreso a clases presenciales será ahora en agosto.

Estamos viviendo todos los mexicanos en todo el país sin excepciones, una tercera ola de contagios, precisamente derivado de los pocos cuidados que han tenido los jóvenes en México, donde la autoridad federal sanitaria ha sido omisa o más bien, permisiva en la manera poco profesional de prever los contagios y por supuesto, el manejo de la pandemia.

Manipulando y mintiendo como es la forma de gobernar del actual gobierno, cambian el color del semáforo que regula el nivel de casos contagiosos en cada estado, a la conveniencia del gobierno de la república, aún cuando habían acordado con los estados, que cada entidad federativa sería la responsable del manejo del color y del protocolo a seguir para combatir la pandemia. De tres colores por todos conocidos, el verde, amarillo y rojo, han convertido al país en un auténtico cachondeo y desorden nacional.

Con el argumento de que “ya fue bastante” y que no se pueden mantener las escuelas cerradas por más tiempo, el gobierno de la república se prepara a regresar a clases presenciales sin importar que en un solo día se contagien 25 mil personas, con una cifra acumulada de infectados por coronavirus de 3 millones 45 mil y la ocupación hospitalaria en el país ronda el 50% de su capacidad. Ya lo anunció la OMS que habrá más niños afectados a medida que se extienda la variante Delta.

No hay ninguna duda que esta orden que dio el mandatario nacional, es su responsabilidad, la de su gobierno y por supuesto, del Estado. Así como también, ha sido toda la responsabilidad el pobre y pésimo manejo de la pandemia desde el año pasado, hasta el día de hoy de López Obrador, López Gatell y el mediocre secretario de salud federal, Dr. Jorge Alcocer. Llevamos 372,541 muertos gracias al nefasto e irresponsable manejo de la pandemia por el gobierno de la 4T.

Como todo en esté gobierno hacen mal o sin sentido, durante más de un año estuvieron los niños y jóvenes en esquemas escolares a distancia y en el momento que se presenta una tercera ola, con una nueva variante aparentemente más contagiosa, López Obrador toma la decisión de que regresen a clases presenciales. ¡Increíble! La SEP dio a conocer 10 lineamientos, igual de absurdos y mediocres que la titular de educación pública federal.

Todo pinta, que el regreso a clases presenciales al más rancio estilo de Andrés Manuel López Obrador, “llueva, truene o relampaguee” será un fracaso con tintes de tragedia nacional, donde el crecimiento de contagios entre los menores de edad y adolescentes será muy elevado. Un regreso a clases sin condiciones apropiadas va a elevar los niveles a números de terror catastróficos.   

Tenemos que cuidar a nuestros hijos, a los niños y jóvenes de México, de las manos asesinas e irresponsables del actual gobierno de la república.

¿No cree usted?

Dr. Carlos Díaz Abrego

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.