Opinión

Llamado urgente a los empresarios del país

Los empresarios mexicanos han tenido un papel fundamental en la vida política y en la transición de la alternancia de México

  • 14/02/2021
  • Escuchar

Ante este caos de país, que nadie interviene ni dice nada y que todo queda en quejas y comentarios en medios locales, nacionales, en tertulias familiares y sociales, pero nadie hace nada; sobre todo aquellos que pueden hacer "algo" y no lo hacen como los partidos políticos de oposición, los diputados locales o federales, senadores, alcaldes o gobernadores......nadie hace un ¡carajo!

El país sigue y sigue desplazándose todos los días en una crisis interminable económica, social, de salud pública y política, pero nadie, absolutamente nadie, hace nada más que criticar el pinche gobierno de mierda que tenemos en la federación y no hay un solo partido, sindicato, agrupación gremial o liderazgo que defienda los intereses del pueblo para hacer frente al inepto presidente de la república y su gobierno.

Nos estamos muriendo de Covid-19 y de hambre en todo el país, por no tener atención médica adecuada, ni vacunas, ni trabajo, ni apoyos económicos por parte del gobierno federal a los trabajadores y pequeñas o medianas empresas; ni mucho menos a los grandes empresarios que asumen todos los riesgos financieros de sus trabajadores. Estamos solos, absolutamente solos con un incapaz gobierno encabezado por un loco populista.

Pocos aspectos de la "Cuarta Transformación" o del supuesto nuevo modelo de gobierno diferente y distinto a los neoliberales, que "no son iguales" a los anteriores, de acuerdo a las palabras de AMLO, son más notables o comunes que la intervención de los militares en política en nuestro país. En apariencia las intervenciones militares constituyen una parte inseparable del nuevo gobierno y de su "modernización política".

¿Cuáles son las causas de la intervención militar en la política de la 4T? ¿Cuáles son las consecuencias de esa intervención militar para la modernización y para el desarrollo de México? El solo hecho de que predomine, sugiere que muchas de las causas que comúnmente se postulan para su existencia carecen de solidez. Se ha argumentado en muchas ocasiones que no es función del ejército entrometerse en temas que no sean de seguridad nacional.

La intervención militar que vive hoy en día el ejército, estimula la independencia política y le otorga más poder, influencia y motivos para actuar contra los dirigentes políticos civiles. Es posible que en algunas circunstancias este argumento tenga alguna validez parcial. Al ampliar estas facultades fuera de la constitución a las fuerzas armadas, los programas de ayuda militar pueden ayudar a gravar la falta de equilibrio entre las instituciones de entrada y salida del sistema político.

Seguramente por todo lo anterior, podemos entender la falta de movilidad e interés de los partidos políticos y de toda la oposición para hacer frente al actual gobierno, ya que se encuentran amagados por la presencia militar y por la hegemonía del actual gobierno y su partido en el poder. Sin embargo, los empresarios no.

Los empresarios mexicanos han tenido un papel fundamental en la vida política y en la transición de la alternancia de México. Estoy convencido que si los empresarios dicen ¡basta! al inepto presidente López Obrador, hasta ahí llegó. Por México y por su pueblo, por favor paren esta debacle. De lo contrario, será demasiado tarde.

¿No cree usted?

Dr. Carlos Díaz Abrego

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.