Opinión

La Ñora Bety

"El rol que cumple actualmente la esposa de AMLO es político, ideológico y operativo en el ámbito de las políticas públicas en el que ella formula y desarrolla"

  • 01/09/2020
  • Escuchar

El ser cónyuge del presidente no es cosa menor, lo cual está compuesto por dos aspectos centrales. El primero se centra en el cargo en sí mismo, me refiero al hecho de que es un puesto no electo, de exclusiva confianza del presidente y sin rendición de cuentas. Es decir, la primera dama no es responsable ante el Congreso ni puede ser convocada ante comisiones investigadoras.

El cargo no existe dentro de la legislación de nuestro país y no tiene una normatividad de funciones establecidas. La costumbre y el desarrollo histórico muestra que la primera dama es un cargo flexible que permite participar activamente en política. El segundo aspecto se centra en la oficina donde trabaja la primera dama, la cual le entrega apoyo técnico y político dentro de la presidencia.

El rol que cumple actualmente la esposa de AMLO es político, ideológico y operativo en el ámbito de las políticas públicas en el que ella formula y desarrolla posicionamientos de la administración pública federal. La influencia política de la Ñora Bety incluye actividades formales como escribir, brindar declaraciones y posicionamientos diversos respecto a las políticas y programas de gobierno de su esposo.   

También asesora y promueve políticas públicas, hace lobby, realiza comentarios laudatorios o censura nombramientos presidenciales y participa en actos de campaña electorales. La influencia de alcoba es informal y ocurre cuando el presidente pide un “sabio consejopolítico de su esposa. Finalmente, la influencia pública implica el potencial de afectar aún más la deteriorada imagen del presidente a través de expresar opiniones abiertamente.

Aquí algunas “joyas” de la Ñora Bety: “No soy médico, a lo mejor usted si. Ande, ayúdelos” Esto fue en respuesta a un ciudadano que le preguntó: ¿cuándo atenderá personalmente a los padres de los niños con cáncer?

Leona Vicario también dio dinero y no la grabaron”, justificando el escandaloso video de su cuñado, hermano de AMLO, recibiendo dinero de manos de un supuesto empresario que con su diezmo consiguió un buen puesto de trabajo en el gobierno federal.

Lo que no dijo la Ñora, es que la diferencia entre Leona Vicario y Pío López Obrador es que la primera aportaba dinero de su peculio y no pedía nada a cambio, mucho menos posiciones de trabajo o puestos para la lucha independentista; mientras su cuñado recogía dinero de otro a cambio de vender plazas en el gobierno federal.

La Ñora Bety es presidenta del consejo asesor de la Coordinación Nacional Memoria Histórica y Cultural de México. Aún cuando se niegue a aceptar que no es primera dama, utiliza la palestra y tiempos oficiales del estado mexicano para dar a conocer sus posicionamientos políticos y defender a su marido de ataques de sus adversarios. No hay duda que es parte de la clase política gobernante.

Es más, es miembro y pertenece a eso que ella y su esposo el presidente llaman la 4T, debido a la gran influencia que ejerce en el Poder Ejecutivo gracias a su vínculo con el presidente. No es necesario que la Ñora pretenda algún puesto político para que se piense que es diferente a sus antecesoras, usa recursos públicos y desde luego cuenta con incentivos y toda la influencia de López Obrador para ocultar todo lo que hace.

En este regreso a clases, la Ñora Bety dictó línea en materia de política educativa desde sus oficinas como presidenta de la Coordinación Nacional Memoria Histórica y Cultural de México, con un video promocional ideológico donde AMLO se convierte en el águila del escudo nacional que destruye a la serpiente simbolizada por los presidentes “conservadores”. 

Bien valdría la pena que los mexicanos y sobre todo, primero los pobres, pudieran saber ¿cuánto gasta mensualmente en sus oficinas? ¿ cuánto personal tiene destinado en su oficina de la Coordinación antes mencionada, así como en su oficina privada muy austera en Palacio Nacional? Ya que el gobierno de AMLO y por supuesto la Ñora no son iguales a los de antes, sería muy bueno rindiera cuentas al “pueblo sabio” y no nos vaya a pintar “cremas”.

¿No cree usted?

Dr. Carlos Díaz Abrego

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.