Opinión

La litis infinita del presidente

El presidente habla de los conservadores que no quieren que cambie nada. Y la verdad es que todos sabemos que hay cosas que cambiar

  • 04/11/2020
  • Escuchar

Los mexicanos asistimos pasmados a las cuartas transformaciones que los propios se dieron a probar. Medios incrédulos observamos cómo se abollan coronas. Se destruyen mitos. Se patean puertas y se rompen cristales. Es como cuando la familia acomodada recibe a los que no se oye. Dieron cambiar a barrio acomodado y llegan una navidad a saciar todos los apetitos, tocamientos de nalga a la anfitriona incluido.

Los planteamientos son circulares y repetitivos. Una cantaleta sin fin agobia al escucha. La litis es perfecta, no robar, no mentir, así al infinito.  Nos dicen que todo estaba mal y que todo cambiará, pero no nos dicen cómo y a qué.

Los observadores preocupados escudriñamos todas las pistas que nos den luz. Nos queda claro como un orden mundial profundamente neoliberal.

Puede ser sustituido así nomás. ¿Quién será el próximo Nobel de economía que lo pueda hacer?

Vamos por la vida entre la pandemia y el azoro. La Jessica Rabbit de la derecha, la bella gloria nos dice que los bolcheviques están en la esquina y que Fernando Noroña será el próximo juez de la inquisición.

El presidente habla de los conservadores que no quieren que cambie nada. Y la verdad es que todos sabemos qué hay cosas que cambiar, ¡pero que queremos saber por qué!

Ayer tuvimos una revelación de esas que poco hay. El presidente, cómodo, en un salón con fotos de sus cuates y de quienes quiso que lo fueran, le pergeña a Epigmenio Ibarra un boceto que es altamente ilustrativo y que nos guía por el nuevo camino que quiere seguir.

Su idea no es mala. Creo que fue el proyecto desde un principio. Reactivar el mercado interno mejorando el salario y compensando ayudas sociales a los más desfavorecidos.  Impecable razonamiento. Henry Ford lo hizo para que sus empleados pudiesen adquirir un modelo de automatizar la opulencia y la indigencia.  Eso está muy bien. Pero para lograrlo se requiere el fortalecimiento total de la economía en su conjunto. Para dar hay que crear riqueza. Se trata de fortalecer Aviña clase media en todos sus tonos. Por ahí habría de ir la cuarta transformación.  Ojalá y lo logre.

 

DR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.