Opinión

Dar voz a la apatía: revocación de mandato

Los ciudadanos tienen la oportunidad de calificar la actuación de AMLO y su gobierno, por consiguiente, despedirlo del cargo que hoy ostenta

  • 11/09/2021
  • Escuchar

El silencio, la indiferencia o la apatía son las armas de destrucción masivas más dañinas en una sociedad, donde la protesta en casa con familiares y amigos sin hacer nada, más que refunfuñar por lo mal que están las cosas allá "afuera" con el gobierno en turno que mal hace su función y destruye con sus acciones el día a día de una comunidad que exige, pero no hace nada para generar el cambio político.

Estos comportamientos antes mencionados: el silencio, la indiferencia o la apatía aplican en los tres órdenes de gobierno en nuestro país. Sin duda, en el municipio como en una entidad federativa la que usted quiera señalar, existen graves anomalías y actos de gobierno que distan mucho de ser un ejemplo o ver en ellos, diferencias sustanciales con respecto al ámbito federal.

En todo sistema político el ámbito de gobierno federal o nacional, eclipsa a los otros dos órdenes de gobierno por lo que representan las políticas públicas generales y evidentemente, la figura de quién es la cabeza del estado ya sea un presidente o un primer ministro. En nuestro querido México, la figura central del poder político siempre ha descansado en el titular del ejecutivo federal y hoy en día no es la excepción, todo lo contrario.

En días pasados la Cámara de senadores revisó y aprobó la reforma constitucional que originalmente se dio en la Cámara de diputados, para incorporar la figura de revocación de mandato, como una ley reglamentaria del artículo 35 de la Constitución.

¿Qué es la revocación de mandato y para qué sirve? Es una figura de democracia directa en la que los ciudadanos eligen si un funcionario público electo popularmente por cierto periodo continúa en su cargo.

Con la figura de la revocación de mandato, se pretende otorgar al ciudadano poder para que evalúe o califique al funcionario en cuestión, en esté caso al presidente de México y decida si lo mantiene o no en su cargo. De tal suerte qué por primera vez en la historia política de nuestro país, los ciudadanos tienen la oportunidad de calificar la actuación de AMLO y su gobierno, por consiguiente, despedirlo del cargo que hoy ostenta.

Con la ley de revocación de mandato al alcance de millones de mexicanos y familias enteras, el pretexto de no hacer nada contra los malos gobiernos, particularmente la nefasta administración del presidente AMLO que ha llevado al caos al país entero en tan solo dos años y nueve meses de gobierno, queda atrás al creer que no se puede hacer nada contra los malos gobiernos. Otorgando al ciudadano y pueblo sabio el "arma" que está en su mano literalmente, para castigar al populista mandatario y terminar con la pesadilla que se ha convertido su gestión de gobierno.

El silencio, indiferencia o apatía como respuesta social o ciudadana de millones de mexicanos ante las diversas situaciones de horror que ha provocado la administración de López Obrador, pueden terminar ejerciendo el derecho a la revocación de mandato y así anular los efectos y convicciones de aquellos que creen que no se puede hacer nada, más que aguantar y soportar el término de su mandato de seis años.

"Solo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente" León Gieco. Canta-autor argentino.

¿No cree usted?

Dr. Carlos Díaz Abrego

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.