ESTADOS

Lo que el desabasto de gasolina se llevó

La crisis vivida en 2019 por la falta de gasolina en Guanajuato generó largas filas en las estaciones de recarga, automovilistas durmiendo en sus vehículos, una solidaria movilización en redes sociales y perdidas económicas que ascienden a 15 mil millones de pesos

  • KIEV DÍAZ
  • 10/01/2020
  • 17:51 hrs
  • Escuchar
Lo que el desabasto de gasolina se llevó

A inicios del 2019 se vivió un hecho insólito en nuestro estado: El desabasto de gasolina provocó infinitas filas en cada gasolinera, alertas en diferentes grupos en redes sociales, personas durmiendo en sus automóviles cerca de las estaciones de recarga. Lo que parecía sacado de una película de ficción se vio calcado a la realidad.

La gente desconocía la razón de esta crisis, solamente compartía la información con todos sus amigos y conocidos. Las estaciones de gasolina estaban atiborradas, las filas eran kilométricas, todos querían llenar sus tanques.

Los más ingeniosos hasta compartían tips para hacer de la espera lo más ligera posible. 

El caos era interminable. La plática con la familia, los amigos o en el trabajo era la poca gasolina en todos lados. Hay que mencionar que las redes sociales fueron un motor importante para sobre llevar esta crisis ya que a través de las mismas se daba información sobre la llegada de nuevas pipas o del estado de las filas en algunas estaciones. Incluso el gobierno de León hacía una lista diaria en la que enumeraba las gasolineras con servicio, y la gente corría para hacer filas. Aunque fuera en bicicleta, con tal de llenar un galón (la cantidad permitida por el gobierno estatal).

Después de varios días de esta problemática en el estado, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, ofreció un mensaje en donde aclaró que se trataba de una estrategia para frenar el huachicol. Pero esto desencadenó la escasez en Terminales de Abastecimiento y Reparto (TA) de Petroleos Mexicanos de cinco entidades del país: Puebla, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Querétaro. Aunque después afectó a otros cinco estados: Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Tabasco y Veracruz.

Aunque había algunas personas que relacionaban esta crisis con un tema político, lo cierto es que la repercusión en varios sectores fue inevitable. Ámbitos como el económico y el turístico se vieron seriamente afectados. León, una ciudad con un parque vehicular de más de 600 mil vehículos tenía filas  que abarcaban diversas cuadras, y las fotografías y videos inundaron Facebook y Twitter.

El #GasolinaLeón se convirtió en el tema tendencia durante esos días, utilizado por los usuarios para informar sobre las estaciones con más filas o del tiempo de espera para la próxima pipa.

La gente se estaba acostumbrando a la espera, pues pasaron casi dos semanas para que se normalizara la situación. Hubo quienes aprovecharon el tiempo. Y en otros estados se pusieron a bailar y cantar mientras hacían ´cola´. Otros sacaron sus cobertores, se acurrucaron y se quedaron a dormir en sus vehículos.

El tema comenzó a traspasar los límites ya que en las filas de espera las personas discutían por ganar un lugar o reclamaban si alguien se metía en la fila con tal de que le alcanzaran a surtir combustible. El desabasto no solo afectó a los mexicanos, también a los japoneses que residen en Guanajuato. El Cónsul de Japón, Osamu Hokida comentó que estaban preocupados.

"Todos los japoneses estamos preocupados, es cierto, pero no solo es la comunidad japonesa si no que es, en todo Guanajuato. Algunas personas están en largas filas, otras van a otros estados, y otra gente utiliza transporte público, entonces nosotros esperamos que se normalice pronto".

Hay que recordar que en plena Feria de León, una de las medidas que tomó el gobierno de Guanajuato fue permitir la entrada libre, con el fin de que más turistas se animaran a visitar el estado.

Ante todo este caos, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez viajó al estado de Texas, Estados Unidos, donde mantuvo una conversación con empresarios petroleros, a fin de llegar a a cuerdos para la compra de combustible.

Los días pasaron, se cumplió más de un mes con este desabasto. Los días más críticos se vivieron durante el 4 y 7 de febrero cuando solo operó el 10 % de las 600 estaciones de servicio presentes en la entidad.

Esta problemática generó perdidas económicas en nuestra entidad que ascienden a 15 mil millones de pesos. Incluso se hizo un llamado al Gobierno Federal para hacer un Plan de Incentivos Fiscales para los guanajuatenses.

A un año de distancia, los guanajuatenses se mantienen alerta para cualquier señal o indicio que represente un nuevo desabasto. El inicio del 2019 dejó claro que como sociedad somos unidos y la solidaridad es una virtud que nos representa ante la adversidad.