ESTADOS

FOTOGALERÍA /Con un colorido altar rememoran a víctimas de feminicidio

“La finalidad es hacerlas presentes, no queremos dejarlas en el olvido”, dice Natalia. El altar está en el Arco de la Calzada y permanecerá hasta 2 de noviembre

  • IVONNE ORTIZ
  • 31/10/2020
  • 21:14 hrs
  • Escuchar

León-. Unas chicas pintan cruces rosas, otras pegan fotos de las víctimas, algunas arman arcos de flores, todas unidas con un solo propósito: honrar a las víctimas de feminicidio. Así fue la elaboración del altar en el Arco de la Calzada este 31 de octubre.  

  

“La finalidad es hacerlas presentes, no queremos dejarlas en el olvido”, dice Natalia mientras sostiene la foto de su prima Dulce Ivana, la adolescente de 16 años que fue calcinada por un supuesto amigo en León.

Cerca de Natalia hay alrededor de 40 mujeres que se organizan, y ayudan a armar el altar para rememorar a las mujeres asesinadas. El escenario: el Arco de la Calzada. En uno de los muros de esta emblemática construcción hay flores, cruces rosas y moradas, aserrín, fotos de las víctimas, flores, dulces, panes, papel picado, calaveritas y frutas. Las ofrendas enfilan los 7 niveles del altar, y en lo alto dos retratos de Claudia y Dulce Ivana, dos mujeres que fueron asesinadas.  

(Foto: REDefine Guanajuato)

REDefine Guanajuato es el colectivo que convocó a realizar este altar, que en palabras de una de sus representantes es una “protesta” por el contexto violento que viven las mujeres.

“Lo primero que nos motivó fue el contexto, vivimos en un contexto muy violento para las mujeres y yo creo que es muy importante de recordar. Y más allá de ser un altar es una forma de protesta y de visibilizar que existe esta problemática de los femincidios. Por todas esas mujeres que mueren en México día a día”, platica una de las integrantes de REDefine Guanajuato.

La cita fue este sábado a las 12 del día, a esa hora las feministas empezaron a trabajar en el armado del altar. La convocatoria en redes sociales dejó ver la sororidad de las leonesas. “Tengo que ir a trabajar pero les traje estas flores”, dice una chica que iba de paso.

Mientras, Natalia -prima de Dulce Ivana- afirma que el objetivo de esta ofrenda es “hacerlas presentes”, y no dejarlas en el olvido.

“La finalidad de todas las chicas es hacerlas presentes, lo que no queremos es dejarlas en el olvido, al contrario, recordarlas todo el tiempo. Quizá no de la mejor manera, pero algo muy sencillo, muy representativo como lo que vemos aquí”.

Ella recuerda a su prima con una foto enmarcada, sostiene el cuadro y a ratos su voz se quiebra. Dice que si una palabra define ese preciso momento es “justicia”.  

“No solamente para ella, sino para las demás chicas porque han muerto de una manera tan cruel. Si hay una palabra aquí que define a todos es justicia, también pedimos tranquilidad para las que estamos vivas”.

De paso abre la caja de recuerdos y afirma que Dulce le confesó sus ganas de viajar. Era una adolescente de 16 años, este 2 de noviembre cumpliría 17. Le arrebató la vida su “amigo” Antonio en diciembre del 2019.

“Fue horrible lo que le hizo, ella no se merecía eso. Incluso me llego a compartir que le gustaría viajar, si ella todavía estuviera… fue súper injusto, no tengo palabras. Su supuesto amigo se merece muchas cosas, él no era su amigo”.

Las mujeres piden tranquilidad “para las que estamos vivas”. “Cualquier día te puede pasar cualquier cosa, ese es el miedo de todas”, platica Natalia. Luego afirma que es mejor “apoyarnos entre todas, porque aquí no hay nadie en quien confiar, creo que entre mujeres es mejor”.

En el altar hay muchas caras y nombres. En las hojas impresas se lee: por Jessica, Noemi, Monserrat, Nallely, Gabriela, Joseline y más mujeres que forman parte de una lista interminable.

 “Justicia”, “amor”, “representación”, “hermoso”, y “México”, fueron las palabras que dieron algunas mujeres al preguntarles con qué relacionan la elaboración de esta ofrenda.  

El altar está en el Arco de la Calzada, su elaboración costó el trabajo de mujeres por más de 5 horas y permanecerá hasta el 2 de noviembre. Los coloridos niveles pretenden honrar a las víctimas de feminicidio.