ESTADOS

Víctor Toledo califica de "acto irracional" inundar pueblos por la presa de El Zapotillo

El titular de la Semarnat considera "inviable el proyecto" pese al pacto firmado entre los gobernadores de Guanajuato y Jalisco

  • REDACCIÓN
  • 31/07/2019
  • 15:20 hrs
  • Escuchar
Víctor Toledo califica de acto irracional inundar pueblos por la presa de El Zapotillo
Víctor Toledo, titular de la Semarnat, durante su visita a Temacapulín.

El Zapotillo no va. O al menos esa es la opinión de Víctor Toledo, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).  El funcionario calificó como "inviable" la construcción de la presa.

“Me bastaron 15 minutos para percatarme dónde me encuentro y darme cuenta de que inundar estos pueblos sería el acto más irracional”, declaró Toledo.

En su visita al poblado de Temacapulín, después de escuchar a los expertos y pobladores del lugar, Toledo señaló que hay suficientes elementos que se pondrían en contra de la construcción de este proyecto. La cortina ya tiene una altura de 80 metros y los operarios trabajan para elevarla a 105 metros.

Imagen de la Presa de El Zapotillo, actualmente en construcción. 

La nueva postura de la Semarnat podría invalidar el acuerdo firmado hace unas semanas por Diego Sinhue Rodríguez y Enrique Alfaro, gobernadores de Guanajuato y Jalisco. A este respecto,Toledo indicó que aunque ya esté firmado por los mandatarios estatales el acuerdo debe pasar por una ratificación federal.

Este documento garantiza el abastecimiento de agua de los habitantes del Área Metropolitana de Guadalajara, los municipios de Los Altos de Jalisco y la ciudad de León.

Las comunidades de Temacapulín, Acasio y Palamarejo se verían inundadas por el agua en caso de que la presa se lleve a cabo. El funcionario federal precisó que la cancelación de la obra no es un hecho pues esa es decisión del presidente de México, por lo que invitó a demostrar con elementos técnicos y científicos que es viable este proyecto y sea Andrés Manuel López Obrador quien decida si se cancela o no El Zapotillo.

Toledo se reunió con los habitantes de los pueblos que serían inundados si prospera el proyecto de la presa. 

Durante esta visita, Toledo compartirá dos foros con expertos que proponen otras soluciones, ya que la idea es que no se privatice el agua pero tampoco que se desperdicie.

Su historia

En 1941 se originó el proyecto del Río Verde, que contemplaba la construcción de una presa para dotar de agua a la ciudad de Guadalajara.

Fue hasta 1995 cuando se realizó la Publicación del Decreto Federal que reserva las aguas del Río Verde para usos Domésticos y Públicos Urbanos, por un volumen anual de 504 mil 576 millones de metros cúbicos, de los cuales, 119 mil 837 millones de metros cúbicos corresponden a Guanajuato y 384 mil 739 millones de metros cúbicos a Jalisco.

El primer acuerdo de entendimiento se firmó en 2007 entre la Federación, Guanajuato y Jalisco. La obra comenzó en octubre de 2009. Por petición de Jalisco se pretendía incrementar la altura de la cortina de la Presa de 80 a 105 metros, lo que provocaría la inundación de las comunidades aledañas ya mencionadas. Pobladores de esas regiones comenzaron una resistencia que llevó a detener la obra ante suspensiones concedidas a organismos ciudadanos.

La Presa y el Acueducto El Zapotillo fueron proyectados con el propósito de garantizar agua en León durante 25 años que se verían incrementados con la implementación de políticas de cultura del agua entre los habitantes de la ciudad. De acuerdo a SAPAL.

Este proyecto una de las de mayor inversión en construcción, superando en casi cinco veces la inversión de otras como El Purgatorio, en Jalisco, El Realito, en San Luis Potosí, y La Laja, en Guerrero, cuyas inversiones oscilan entre los 1,500 y 6,800 mdp.

Datos del proyecto

La obra contempla: planta de bombeo, planta potabilizadora, acueducto, tanque de entrega en el municipio de León y macrocircuito distribuidor. A su vez incluye también un tanque regulador ubicado en Barranca de Venaderos con capacidad para almacenar 100 millones de litros.

Se espera que el beneficio del proyecto sería para más de 2 millones 400 mil habitantes de León y los Altos de Jalisco, la inversión original destinada era más de 7 mil millones de pesos para conducir a través del acueducto a León 3 mil 800 litros de agua por segundo. La longitud pretendida de dicho acueducto es de 140 kilómetros construido en acero de 2.43 metros de diámetro.