ESTADOS

Venta de garage; opción de los vecinos de pradera para salir adelante

Habitantes de la Av. Pradera han recurrido a la venta de garage como negocio para seguir generando ingresos

  • EDSON URBINA
  • 23/02/2021
  • 16:54 hrs
  • Escuchar
Venta de garage; opción de los vecinos de pradera para salir adelante
Vecinos de la zona optan por ofrecer sus artículos a través de grupos en redes sociales (Foto: Especial)

El confinamiento causado por el Covid-19 tuvo un gran impacto en la economía. Afectó desde la empresa más grande, hasta el comerciante que ha tenido adaptarse a la nueva normalidad con el fin de seguir generando algún tipo de ingreso. 

En el municipio de León, los habitantes de la Avenida Pradera, han insistido en recurrir a la “venta de garage” como oficio. 

Los comerciantes de esta zona abren las puertas de sus cocheras, ponen unas mesas en donde debería ir el automóvil; cuelgan playeras, cuadros, pantalones, y algún gadget para el celular, buscando la venta del día. 

Comentó Enrique Rodríguez para La Silla Rota Guanajuato, que inició en agosto de 2019 y las cosas marchaban bien para él, sin embargo, cuando llegó la pandemia, las autoridades lo obligaron a cerrar su comercios en abril. 

Tuvieron que pasar siete meses para que pudiera volver a abrir, pero mencionó que ya había menos gente en la calle, por lo que tuvo que recurrir a las redes sociales para expender su mercancía. 

“Sí se percibió un ‘bajón’ de gente aquí (Pradera). Los que nos dedicamos a vender dependemos mucho de la escuela que está en esta zona. Luego pasaban las mamás a dejar a sus hijos y a veces se quedaban viendo los artículos.” Dijo Enrique.

En la acera de enfrente, una señora que se dedica solamente a la venta de ropa, destacó la poca afluencia de gente por esa avenida desde que inició el encierro. 

“Hay semanas en las que solo abro, pues porque tengo que abrir, pero no hay ventas. Hay días que abro y no llega ninguna persona.” Comentó la señora que quiso mantenerse anónima.

También mencionó que por la ausencia de personas dejó de vender desde septiembre a diciembre del año pasado, pero hasta hace 15 días retomó su negocio. 

“Antes del coronavirus abría de 9 a 6 de la tarde, pero ahora que ni hay gente, ando cerrando a las 3 p.m.”

Hoy en día, estas ventas de garage han sido un respiro para las personas que se quedaron sin empleo, ya que buscan costearse la comida y la renta, vendiendo artículos que ya no necesitaban.