ESTADOS

Un lugar mágico en Comonfort: La Estación Empalme Escobedo

La antigua estación de trenes conserva su arquitectura original y pese a algunos deterioros por el paso más de 100 años se mantiene aún en funcionamiento

  • JUAN PANTOJA
  • 23/11/2021
  • 16:24 hrs
  • Escuchar
Un lugar mágico en Comonfort: La Estación Empalme Escobedo
La estación de trenes Empalme Escobedo, cuya arquitectura original se mantiene casi intacta después de más de 100 años, sigue en funciones. (Foto: Especial)

Comonfort.- En Empalme Escobedo, una de las principales localidades del municipio de Comonfort, existe una antigua estación de trenes que forma parte del Patrimonio Ferrocarrilero de México, la cual conserva su arquitectura original, y aunque refleja algunos deterioros por el paso de los años, continúa en funciones desde el año 1905.

Y después de entrar en funcionamiento la estación nació el poblado que lleva el mismo nombre: Empalme Escobedo, un lugar mágico dentro de un Pueblo Mágico de Guanajuato: Comonfort.

Desde 1905 funciona la estación de trenes Empalme Escobedo. (Foto: Especial) 

Dicha estación ferroviaria empezó a construirse en 1904 por parte de la Compañía Ferrocarriles Nacionales de México y en un principio se le llamó Empalme González, ya que se construyó en terrenos de la Hacienda de Guadalupe que fueron donados por Eusebio González en junio de 1903, y al empezar a funcionar en 1905 era un "empalme" de vías en la que se cubría la ruta México-Querétaro, Escobedo-San Luis-Laredo.

Empalme González fue testigo de la lucha revolucionaria, ya que en 1915 quedó en manos de los villistas. Al general Francisco Villa le llegaban las armas en los vagones de ferrocarril que le enviaban del Norte y en Empalme González él las recibía.

El cambio de nombre a Empalme Escobedo pudo haber sido en honor a Mariano Escobedo (1826-1902), quien fue un general que combatió contra la invasión norteamericana, defensor del Plan de Ayutla, contribuyó al triunfo de los liberales en la Guerra de la Reforma, tomó la ciudad de Monterrey y al frente de las tropas republicanas capturó a Maximiliano y firmó la orden de su fusilamiento en 1867. Mariano Escobedo, supuestamente vivió en Comonfort entre 1867 y 1800 en la actual calle Hidalgo número 37.

En 1948, Ferrocarriles Nacionales de México inició la modernización de los talleres del empalme ferrocarrilero, en tiempos del presidente Miguel Alemán Valdés, cuando los tendidos de vías corrían por varios kilómetros al norte y la cantidad de vagones que hacían fila para ser reparados en momentos llegaba a ser impresionante.

El 15 de mayo de 1949, el presidente Miguel Alemán y el gerente general de Ferrocarriles Nacionales de México, Manuel Riva Palacio, inauguraron la nueva terminal ferroviaria de Escobedo, con 32 vías para acomodar 300 vagones, y 6 vías para lavado e inspección de locomotoras.  Posteriormente, se fundó la colonia Manuel Riva Palacio, propiedad también de Ferrocarriles Nacionales de México, donde desde ese entonces y hasta la actualidad viven familias ferrocarrileras. Como lugar ferroviario por excelencia, y pese a la extinción de los trenes de pasajeros, la estación de ferrocarril de Empalme Escobedo conserva su arquitectura inicial. 

Además del Ferrocarril, que en la actualidad ya no es propiedad de la nación, sino particular, desde el año de 1996 fecha en que lo compró la empresa "Kansas City Soutern", aunque hasta la fecha sigue siendo uno de los principales generadores de empleo en la población.

La estación, cuya construcción sigue casi intacta con el paso de los años y se asemeja a un viejo palacio de los tiempos de Porfirio Díaz, sigue en funciones hoy como hace más de 100 años, por lo que, quienes visiten al Pueblo Mágico de Comonfort, bien pueden darse una vueltecita por Empalme Escobedo y respirar en dicho lugar lo aires de nuestro México antiguo, al fin que sólo se tiene que cubrir una distancia de 7 kilómetros por carretera, es decir, en auto se tardaría menos de 15 minutos en llegar.

JP