ESTADOS

Un año esperando la vacuna: Abuelitos de León salen a buscarla

La travesía no es sencilla. Hay que levantarse temprano, ubicar los pueblos en donde hay vacuna, formarse durante horas y rezar para ver si les toca una dosis

  • PABLO CÉSAR CARRILLO
  • 28/02/2021
  • 17:04 hrs
  • Escuchar
Un año esperando la vacuna: Abuelitos de León salen a buscarla
El tiempo de espera en la fila es como de cuatro horas. Aunque hay quienes han permanecido hasta 8 y 10 horas, bajo el sol (Foto: LSR Guanajuato).

La fila de abuelitos que buscan la vacuna, mide como 250 metros.

Hay que formarse hasta ocho horas, bajo el sol, a ver si Dios quiere.

Por ahí está formado Jaime Gaviña, un químico de Salvatierra, quien ha visto a varios amigos morir en esta pandemia. “Muchos amigos han muerto”, dice.

HISTORIAS LSR: DOÑA EMELIA DE 99 AÑOS LLEVÓ A VACUNAR A SU HIJA A CORTAZAR 

Más atrás está formado Mario Zapata, un hombre de Celaya que ha visto a más de 30 amigos y conocidos morir. “Hoy se enfermó un amigo, por eso me vine a buscarla”, platica. Más adelante, está formado el señor Mario Alberto Tejada, originario de León. “El martes, fuimos a San Luis de la Paz, y no alcanzamos. Ayer fuimos a Tierra Fría y no alcanzamos. Hoy estamos en Cortazar, a ver si nos toca la vacuna”, comenta.

Todos ellos, salieron de sus casas, desde León, Celaya o Salvatierra, para ir a buscar la vacuna, hasta donde esté, así sea en un pueblo lejano de Cortazar.

“Muchos amigos han muerto”

Jaime Gaviña está formado casi hasta el final de la cola. Antes que él hay como 400 personas, en la Deportiva Norte de Cortazar. “Muchos amigos han muerto”, platica Jaime, quien trae un cubrebocas KN95 y una careta. “Me vine a buscar la vacuna, porque en Salvatierra no sé cuando vaya a llegar. Mi hijo vive en Celaya y nos avisaron que estaban poniendo aquí vacunas, por eso venimos”.

Jaime Gaviña se vino con su esposa Irma Cortez y con su hija. “Sí me he cuidado mucho y he cuidado a mi esposa también. No nos ha dado. Ni a mis hijos”.

Jaime Gaviña (Foto: LSR Guanajuato).

La espera ha sido larga. “No queremos exponernos, venimos a donde hay vacunas, a ver si nos remedia algo la situación”, comenta.

Jaime Gaviña reflexiona sobre la pandemia. “Son eventos mundiales que suceden cada 15, 20 o 50 años. Aquí en México nos está pasando una pandemia que el Gobierno no la ha sabido atender como debe de ser”, dice.

¿Qué ha aprendido de esta pandemia?

La vida no está sencilla. Tenemos que cuidarnos. Los que somos de la tercera edad, tenemos que cuidarnos, porque ya de por sí nos queda poco tiempo de vida y ahora nos la puede quitar una bacteria o un virus, dice.

“No había salido en todo el año. Hasta hoy”

Unos metros adelante, está formada la señora Pilar Milagros Rodríguez, protegida con un cubrebocas negro y una careta. “Vine a buscar la vacuna porque tengo mucho miedo. No es verdad lo que dice el Gobierno de que estamos todos aquí porque estamos muy emocionados por la vacuna. Es porque tenemos muchísimo miedo”, dice.

Pilar Milagros (Foto: LSR Guanajuato).

Pilar Milagros es originaria de Celaya y ella no había salido de casa en todo el año, hasta hoy que vino a buscar la vacuna. “No hemos salido para nada. Esta es nuestra primera salida. Es la primera vez que salimos y con mucho miedo”, comenta. “Ha sido un año muy difícil, sobretodo para nosotros de la tercera edad que no podemos salir, y las personas que no tenemos a nuestra familia aquí es muy difícil, afortunadamente hay mucha gente que nos ayuda. La señora de la tiendita nos lleva lo que le pedimos”, explica.

La señora Pilar Milagros vive con miedo.

Es la incertidumbre de si vamos a quedar vivos o cuántos vamos a quedar vivos y cuándo vamos a recibir una llamada de que mi prima ya falleció, mi hermano ya se enfermó si va a estar bien o no va a estar bien, y de no volverlos a ver, comenta.

De hecho su prima falleció hace unos meses y su hermano actualmente está enfermo.

Si Dios quiere que nos vacunen. Si no quiere, nos regresamos, comenta su esposo José Luis, quien está a su lado en la fila.

“Más de 30 amigos y familiares han muerto”

La vacuna que hoy ponen es la Pfizer. Dicen los expertos que tiene un 95 por ciento de efectividad. Hoy ponen la primera dosis y la segunda dentro de 21 días.

Por ahí está formado en la fila, Mario Zapata, un adulto mayor de Celaya.

Mario Zapata (Foto: LSR Guanajuato).

Hoy en la mañana un amigo mío acaba de dar positivo Covid y dije: Para qué me espero, si hay oportunidad. Y por eso vine”, comenta Mario, formado como a 100 lugares de donde están las enfermeras poniendo la vacuna. Amigos y familiares han muerto. Yo me he cuidado. Traigo doble cubrebocas. No salgo, salgo muy poco. Mantengo la sana distancia. Y me lavo las manos”, comenta.

¿Qué ha aprendido en esta pandemia?

Nos hemos acercado más a la familia. A cuidarnos todos los miembros de la familia. He rezado por mis familiares y por mis amigos, por todos. Espero que me la apliquen hoy, dice.

Mario Zapata está preocupado por el virus, como todos en la fila. “Me ha tocado que han muerto familiares y amigos, fácilmente arriba de 30 personas conocidas han muerto”.

“Fuimos a San Luis de la Paz. Fuimos a Tierra Fría por la vacuna y nada”

Ya muy avanzado en la fila, está don Ricardo Alberto Tejada, originario de León. “Ando buscando una vacuna para mi señora que tiene 80 años y está delicada de salud. Fuimos el martes a San Luis de la Paz y no nos dieron vacuna. Ayer fuimos a Tierra Fría y no nos dieron vacuna, y ahora estamos aquí. Yo ando salvando a mi mujer, por eso venimos aquí, si no, me hubiera esperado a León, pero está muy delicada mi señora. ¿Qué mas podemos hacer? Si se puede, nos iríamos encantados de la vida”, platica Ricardo.

Ricardo Alberto Tejada (Foto: LSR Guanajuato).

El tiempo de espera en la fila es como de cuatro horas. Aunque hay quienes han permanecido hasta 8 y 10 horas, bajo el sol.

Mi señora sí la necesita. Es hipertensa, está en un tratamiento y está bajando de peso, explica don Ricardo. Ha sido un año muy difícil. Se acabó mi trabajo y gracias a un hijo que me apoquina ahí el mes, pero es muy difícil. Con muy pocas oportunidades. Yo todavía en el 19, trabajé y pagué mis impuestos a mis 82 años, completos. Se me hace muy difícil la situación.

A pesar de todo, Ricardo Alberto Tejada, no pierde el ánimo. “A mi hijo le dio Covid y a mí me dio Covid en diciembre. Pero no tuvimos ninguna manifestación del Covid. Pero yo estuve 11 días con el tratamiento y el doctor me dijo ya. Afortunadamente no tuvimos ninguna manifestación”, afirma.

La fila avanza lento en Cortazar.

La campaña de vacunación en Guanajuato sólo ha cubierto 10 municipios pequeños en dos semanas (con un máximo de 20 mil abuelitos vacunados). Todavía faltan 660 mil adultos mayores por vacunar en Guanajuato, la mayoría de ellos residentes de Irapuato, Celaya, Salamanca y León. Tan solo en León hay 165 mil 649 adultos mayores que están esperando la vacuna.

SP