ESTADOS

“Últimamente nos han pedido muchos arreglos para cenizas”

Josafat platica como es trabajar en una florería en medio de la pandemia y fallecimientos diarios. Desde finales de mayo la venta de arreglos florales aumentó

  • IVONNE ORTIZ
  • 21/07/2020
  • 14:43 hrs
  • Escuchar
“Últimamente nos han pedido muchos arreglos para cenizas”
(Foto: Ivonne Ortiz)

En la entrada de la florería está Josafat, corta las espinas de las flores mientras platica con su compañera. Ambos trabajan entre rosas, girasoles, gerberas y más. La mañana de un viernes cualquiera se puede volver en un largo día de trabajo, y es que desde los últimos días de mayo los clientes han marcado para pedir arreglos florales para sus difuntos, normalmente para adornar las cenizas de sus familiares, en un entorno de pandemia por el covid-19.

“Como desde hace un mes nos han pedido las coronas, las luces, las ofrendas, los arreglos para las cenizas, porque ya ves que ahorita todo es cremación. No hay sepelio normal, es raro. Lo que nos están pidiendo mucho es arreglos para las cenizas, no para velación”, cuenta Josafat.

El local de Josafat  se ubica en el bulevar Francisco Villa, en la colonia Rentería, en León (Foto: Ivonne Ortiz)

El negocio de Josafat se transformó. De ser un decorador y organizador de eventos, tuvo que acoplarse a las necesidades de la gente. Ahora, su local funciona como una florería.

Josafat se acerca a la mesa de la sala de espera y muestra los arreglos que tiene disponibles para los difuntos. Desde coronas pequeñas, hasta “jardines”, así le llama a los arreglos para los niños que fallecen-. Pone las fotos sobre la mesa y muestra los increíbles detalles que puede lograr con las flores.

Con la llegada de la pandemia, Josafat dio el servicio de florería porque los eventos disminuyeron. Ofrece arreglos para los difuntos que van desde los 500 hasta los 2 mil pesos (Foto: Ivonne Ortiz)

Con una voz pasiva, Josafat reconoce que en los últimos dos meses las muertes han aumentado. Sus arreglos van desde los 500 hasta los 2 mil pesos, confiesa que le han comprado los de menor precio. “Tenemos como desde finales de mayo a primeros de junio que nuestros clientes nos han pedido arreglos económicos, porque también la economía no da para tanto”.

Sus amigos cercanos le han marcado por teléfono para pedirle de manera urgente un arreglo.

“Hay ocasiones que nos hablan amigos. Hemos tenido de todo, pero sí ha habido más para cenizas, si nos han dicho que se murió de covid. Así como: amigo se murió mi tío, mándame algo para las cenizas”.

Este arreglo es el que comúnmente piden para adornar las cenizas de los fallecidos (Foto: Josafat)

Josafat revela que la mayoría de los arreglos son para “gente grande”. Refiriéndose a los adultos mayores.

Él y su compañera cortan las espinas de las flores, las limpian y preparan los arreglos que van a mostrar en su local. Un pequeño espacio que se ubica en el bulevar Francisco Villa, en la colonia Rentería.

 

En la florería distancian las sillas para evitar contagios de covid-19 (Foto: Ivonne Ortiz)

 

Ellos se encuentran al fondo del negocio, en un ambiente fresco y a su vez triste por los últimos arreglos que adornan las cenizas de los fallecidos. El chico encargado platica que sus flores duran una semana y que el precio de los arreglos depende de los detalles que pidan los familiares.

“Los arreglos para la caja dependen mucho de la flor que metamos. A este arreglo le llamamos jardín, es para una caja de un bebé. Te sale en 3 mil pesos, es un arreglo diseñado para los bebés, con globos”.

También muestra una cruz de madera que en ocasiones ha prestado a los clientes. En la que colocan una foto del finado y dice él “se ve muy bonita”.

De ser decoradores de eventos se transformaron a florería abierta el público (Foto: Ivonne Ortiz)

La transformación con tal de sobrevivir y las medidas sanitarias

En marzo, Josafat fue parte de una “última boda”. El último evento que decoró y organizó. Se veía venir una larga época de cuarentena, y él no lo sabía. Tuvo que cerrar de marzo a abril, pero no resistió y transformó su negocio para la apertura.

“En marzo fue nuestra última boda, casi a finales de abril volvimos a abrir. O sea sí pasamos la cuarentena, porque no teníamos trabajo, no teníamos eventos. Y con la florería… como se venía el 10 de mayo transformamos el lugar. Y ya ahorita es una florería como tal, por redes sociales empezamos a vender y ahora sí que a preparar los pedidos de nuestros clientes”.

Otro estilo de los los arreglos para las cenizas (Foto: Ivonne Ortiz)

Con esta nueva cara le dio la bienvenida a sus compradores. Ahora trabaja con las medidas sanitarias para evitar aglomeración de gente y contagios. En la florería, las sillas están distanciadas. Hay un banco grande en la entrada, también una mesa y otras sillas. Aunque el espacio pequeño no permite los dos metros de distancia que recomiendan las autoridades, Josafat trata de mantener el espacio entre él y sus clientes.

“Nosotros siempre estamos limpiando, llegan los clientes, nos ponemos el cubrebocas. Tenemos diferentes salitas de espera, con espacio. Tenemos un spray sanitizante”.

Por ahora, Josafat no tiene otra alternativa más que trabajar, y adaptarse a las medidas sanitarias. Se encarga de decorar los arreglos para aquellos que se llevó el virus.

Los dos colaboradores de la florería se encontraban quitando las espinas de las flores a la hora de la entrevista (Foto: Ivonne Ortiz)

El dato: En León han fallecido 386 personas a causa del Covid-19. El número de víctimas incrementa cada día, pues es la segunda ciudad con más contagios activos, de acuerdo  a un estudio de la UNAM.