ESTADOS

Uber despide al chofer que intentó abusar de la leonesa Brenda en la CDMX

La compañía anunció que dio de baja al conductor y que pondrá toda la información disponible al servicio de la investigación de un caso que se hizo viral en las redes sociales

  • REDACCIÓN
  • 21/08/2019
  • 16:05 hrs
  • Escuchar
Uber despide al chofer que intentó abusar de la leonesa Brenda en la CDMX
El conductor de Uber que atacó a la leonesa Brenda del Moral fue dado de baja.

La madrugada del pasado sábado, Brenda de la Mora, una joven originaria de León, llegó a la Ciudad de México para asistir a la fiesta de un amigo en Polanco. Tomó un Uber en la Central de Autobuses del Norte para dirigirse a un bar de la calle Andrés Bello. El conductor tomó otra ruta, se dirigió hacia Ecatepec e intentó abusar de ella. La joven logró escapar y Uber anunció este miércoles que ha dado de baja al conductor. 

La empresa de transporte privado señaló señaló que su prioridad es tomar medidas preventivas para evitar estos sucesos por lo que decidió inhabilitar la cuenta del conductor y recopilar toda la información de parte de la usuaria leonesa Brenda de la Mora que pudiera ser útil para la investigación.

Los representantes de Uber agregaron que existe ya un mecanismo que permite a las autoridades obtener esta información de manera expedita para casos de emergencia. 

"Uber es absolutamente respetuosa del testimonio y valentía de quienes pudieran ser víctimas de un delito. Y, si es voluntad de la persona, podemos acompañar en el proceso de denuncia, como ya ocurrió en este caso con consentimiento de la usuaria Brenda de la Mora”, aseguraron los portavoces de la empresa en la CDMX.

Al iniciar el viaje, el conductor le dijo a Brenda que un niño había orinado el asiento trasero, por lo que le pidió pasarse al asiento del copiloto. La joven leonesa le hizo casoy dejó su maleta en la parte de atrás. Pero por suerte le mandó a uno de sus amigos su ubicación en tiempo real y fue éste quien le avisó que iba en sentido contrario a la dirección del bar en el que habían quedado en la calle Andrés Bello. 


"Entonces ya cuando entramos a lo oscuro, me dijo, ya valiste madre, avienta el teléfono. Empezamos a forcejear y es cuando sacó la pistola. Yo le dije cálmate, no me hagas daño, por favor, quédate las cosas, yo me bajo aquí, y el agarró el teléfono y lo aventó por la ventana”, explicó la joven leonesa.

Al final, y tras un forcejeo, la joven logró abrir la puerta y se aventó del auto. Cayó en una zanja a la orilla de la carretera, se levantó y empezó a correr en sentido contrario pidiendo ayuda. Un auto apareció en ese momento y el agresor huyó. De momento sigue en libertad aunque ya ha sido dado de baja de Uber