Trueque de ropa

Trueque de ropa

La alternativa económica y ecológica en la era COVID-19

ESTADOS
  • PATRICIA ROBLES
  • 30/12/2020
  • 02:00 p.m. hrs
  • Escuchar

En el 2012 Tita y Socorro iniciaron en la ciudad de Guanajuato el primer bazar llamado El Callejón del Diseño. Instalado en la Plaza San Fernando, diseñadores y artesanos de distintas partes del país llegaron a la ciudad para ser precursores de esta forma de comercio. Los beneficios de este evento no solo eran para expositores, organizadores y consumidores, sino también para la economía de la entidad.

“Nosotros traíamos derrama a la ciudad, porque nuestros expositores (…) se hospedan en hostales, consumen en restaurantes y dejan aquí su derrama económica”, mencionó Tita.

Sobre la pandemia, Tita comenta que los bazares como una herramienta de venta durante la era COVID-19 son muy importantes para la economía de quienes participan en ellos. Lamentablemente, este año, El Callejón del diseño no se pudo realizar y aunque la derrama económica será menor es muy importante que se continúen llevando a cabo estos eventos bajo las medidas sanitarias correctas

"En época de pandemia es poco el impacto económico pero igual de importante para las familias y las personas que viven de sus productos. Sí puede ser una herramienta, pero se debe hacer con mucho cuidado", afirma Tita.

Esta tradicional forma de comerció también surge como una alternativa a la fabricación masiva de ropa. El slow fashion, es una forma de elaboración de prendas que busca sustituir la elaboración industrial de ropa desechable  que usan las grandes tiendas del mercado textil como Zara, H&M o Pull & Bear. Este concepto, junto con el retail, y el trueque, cada día se vuelve más popular para el mundo y poco a poco van llegando hasta los bazares de León.

Ante la contingencia que vivimos, emprendedores intentan activar su economía personal buscando alternativas que los ayuden a generar ganancias económicas pero que también sean ecológicas y sustentables. Ciudadanos de León, se han sumado por este motivo al retail, o sea la venta minorista y el trueque de ropa.

Recientemente se realizó en la colonia León Moderno el bazar Los Bazariñes, dónde vendedores y consumidores pudieron adquirir prendas de segunda mano.

“Es hora de hacer más conciencia con lo que consumimos, y comprar ropa de segunda mano es una muy buena opción” campartieron en su Facebook oficial Los Bazariñes.

Más artesanos, diseñadores y compradores tuvieron un espacio para comercializar y adquirir ropa y accesorios de segunda mano el fin de semana pasado en el tianguis organizado por Trueque x Trueque en la Colonia Andrade.

En el tianguis de Trueque x Trueque además de contribuir a lo eco-friedly, los participantes también pudieron apoyar una causa social. La comunidad de fotógrafos independientes Capturando Sonrisas estuvo presente para fotografiar a los asistentes a cambio de un juguete que será donado a ALUCCA, La Asociación de Lucha Contra Cáncer de Niños.

“Promovemos la moda sostenible, la moda segura y tratamos de normalizar la compra de segunda mano.”, comenta Cristian fundador de TruequexTrueque.

Otro negocio que se sumó a esta forma de comercio fue el bazar Si Dios Lo Permite, organizado por el colectivo La Garra que Agarra, en el que además de encontrar ropa vintage y moderna también hubo una recolección de juguetes para niños y adolescentes en situación vulnerable esta navidad y día de reyes.

“Somos un colectivo que busca reunir proyectos locales, con la intención de que puedan vender sus productos. Con su aportación realizamos donaciones” se puede leer en su cuenta oficial de Instagram.