ESTADOS

Tres días esperando la vacuna: Liliana pasó hambre, frío y sigue en la fila

Este martes es su tercer día en la Deportiva del Estado, Liliana hace fila junto a personas de 50 a 59 años, lleva tres horas de pie, relata a La Silla Rota

  • IVONNE ORTIZ
  • 29/06/2021
  • 12:35 hrs
  • Escuchar
Tres días esperando la vacuna: Liliana pasó hambre, frío y sigue en la fila
Más de 300 personas de 50 a 59 años hicieron fila en la Deportiva del Estado para recibir la segunda dosis anticovid (Fotos: La Silla Rota)

León-. Liliana está ahí, otra vez en la fila de la Deportiva del Estado, con un suéter puesto y un cubrebocas. Llegó a las 7 de la mañana, lleva casi tres horas de pie esperando que avance la fila para recibir la segunda dosis anticovid. Ayer se le fue el día ahí, pero no recibió el antídoto, seis horas parada no bastaron, en medio de la lluvia y el frío.

Como las demás personas que están formadas, Liliana pertenece al grupo de 50 a 59 años que buscan inmunizarse con la dosis de Pfizer.

Su búsqueda por la vacuna comenzó el domingo a las 11 de la mañana, cuando se fue a un centro de vacunación y le dijeron que las dosis ya se habían agotado. En ese momento no sabía que pasaría ni que seguía.

Ayer, lunes, el Gobierno Municipal extendió la jornada de vacunación y anunciaron el arranque a las 12 del día, en la Deportiva del Estado (como única sede).

"Es horrible, horrible, pensamos que nos íbamos a enfermar, y decimos: de qué sirve que te vayan a vacunar".

 

El caos comenzó. Liliana llegó a la deportiva antes de las 12 del día para apartar su lugar, la fila avanzaba lentamente y detrás de ella había una cola "desorganizada" en la que se formaron personas que no eran de ese grupo de edad, otros se metieron a la fila, y en medio de ese escenario pocos policías y servidores de la nación asesoraban a la gente de la fila, la mayoría del personal estaban "encerrados" en el recinto, no salían, cuenta la mujer de 50 años.

"El domingo ya no hubo desde las 11 de la mañana, quien sabe que pasó porque dijeron que iban a vacunar hasta las 8 de la noche, fui a las 11 y ya no había (vacunas). Nos dijeron que ayer que a las 12 del día, llegamos a esa hora, salimos a las 6 sin la vacuna, sin que nos dijeran nada. Hasta las 6 de la tarde nos empezaron a decir, después de estar seis horas formada. Aquí comimos, aquí nos mojamos, aquí todo".

Otras personas entre la fila denunciaron que hay un solo baño en la deportiva y que hubo momentos en que no los dejaban pasar, sin importar las horas que llevaban en la fila. Le gente tenía que comprar su comida, pero no todos tienen la fortuna de llevar dinero en la bolsa, y se aguantaban el hambre.

Ayer, pasadas las de la tarde, personas de 50 a 59 años bloquearon el bulevar Adolfo López Mateos. La molestia era latente, se quejaban de las horas que habían pasado formados sin recibir la dosis "queremos vacunas, queremos vacunas", gritaban. A esto se sumó la fuerte lluvia que azotó la ciudad, mientras la gente estaba formada, sin un techo, y muchos sin sombrillas e impermeables.

Liliana atribuye el desorden a una mala organización, asegura que el personal de Salud así como los servidores de la nación, y los policías, dejaron que la fila creciera, sin importar que se formaran quienes no les correspondía estar ahí.

"Nos ignoraban en la fila, ninguna atención, ahorita solo están pasando a preguntar si es la segunda dosis. No preguntaron, pudieron haber contado y decir "hasta aquí, ya no se formen". Pero estuvimos formados seis horas, bueno yo, pero hubo gente que estaba formada desde las 5 de la mañana, hasta las de 6 la tarde nos empezaron a decir: "ya no hay, ya no hay".

Hoy la odisea continúa. Este martes significa un nuevo reto, el reto de estar parado por horas, sin comer, en el frío y quizás en la lluvia más tarde. La gente relata que hoy parece estar más controlado, instalaron vallas de metal para evitar que las personas se metan a la fila, y están pasando grupos de 50 personas para recibir la vacuna, incluso de 70.

Elementos de la policía municipal cuentan a las personas y les piden que avancen. Un sola fila que recorre el López Mateos y unos metros del bulevar Paseo de Jerez.

"Ahorita todo el mundo está preparado, con sus sillitas, sus paraguas, gracias a Dios sí estamos avanzando. Ojala si valga la pena, a seguirnos cuidando", dice Liliana con mirada esperanzadora.

Hasta ahora el Gobierno no ha informado si extenderán la aplicación de las segundas dosis hasta mañana, solo informaron que continuarían hoy por el exceso de demanda.