ESTADOS

Tecnología y maldad: detonaron la bomba en Salamanca con un teléfono vía remota

Georgina y Eduardo llegaron en taxi de Cortazar a Salamanca, utilizaron servicio de "motomandados" para la entrega del paquete explosivo y regresaron a Cortazar

  • REDACCIÓN
  • 23/09/2021
  • 17:31 hrs
  • Escuchar
Tecnología y maldad: detonaron la bomba en Salamanca con un teléfono vía remota
Eduardo y Georgina, fueron capturados en Cortazar como los presuntos responsables del atentado con paquete explosivo en Salamanca que dejó como saldo dos muertos y cinco lesionados. (Foto: Especial)

Guanajuato.- Funcionarios estatales y federales, en rueda de prensa, dieron a conocer que los presuntos responsables del homicidio de Mauricio Salvador Romero Morales y Mario Alberto Hernández Cárdenas el 19 de septiembre afuera del restaurante Barra 1604, llegaron desde Cortazar a Salamanca y después del atentado huyeron hacia Cortazar.

En la rueda de prensa en donde participaron la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guanajuato, la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), La Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaria de Seguridad Pública de Guanajuato (SSG), dieron a conocer la captura de los presuntos culpables del atentado del domingo pasado, identificados como Georgina “N” y Eduardo “N”, ambos guanajuatenses, quienes conocían a Mauricio Salvador, con quien sostenían algunos negocios.

Según revelaron las autoridades, el pasado domingo 19, tanto Georgina y Eduardo llegaron de Cortazar a Salamanca en una taxi y ocuparon una camioneta para trasladarse a la colonia Constituyentes con el paquete explosivo, donde solicitaron el servicio de un ‘motomandados’.

Se pudo establecer que una mujer identificada ahora como Georgina “N”, solicitó el servicio desde un domicilio ubicado en una calle de la colonia Constituyentes, ubicada a unos 12 kilómetros al sureste del lugar destino.

Fue Georgina quien entregó el paquete y solicitó expresamente que se llevara al restaurante Barra 1604 y se lo entregara al dueño. “Llévalo al bar ‘Barra 1604’ y pregunta por el dueño”, fue el mensaje que se le dio al repartidor, además de que se le pidió que tuvieran mucho cuidado con el paquete.

Tras la entrega, el explosivo se activó vía remota, mediante celular, dejando como saldo dos muertos y cinco lesionados, incluyendo a un hombre y una mujer que fueron contratados para la entrega del paquete explosivo.

La pareja luego de su conseguir su cometido regresó a Cortazar en taxi.

Luego de las investigaciones, la Fiscalía General del Estado, apoyados con el celular del repartidor lograron dar con los responsables, y luego de montar un operativo se logró detenerlos en su domicilio en Cortazar.

Ambos enfrentan cargos por homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.

LAS INVESTIGACIONES

Las investigaciones de este caso iniciaron desde el momento de la alerta por explosión de un artefacto, en la calle Faja de Oro, al exterior del establecimiento denominado “Barra 1604”, donde la Fiscalía General del Estado pudo determinar el lugar de donde salió la solicitud al servicio de moto-envíos para el traslado de una caja de madera, embalada como regalo.

Las características del hecho delictivo, el análisis de la telefonía, objetos, los fragmentos del dispositivo electrónico, los videos analizados con una duración de más de 600 horas, entre otros indicios, fueron recopilados para el esclarecimiento de este caso, indicó la FGE en un comunicado.

Se añade que la investigación permitió la identificación de los imputados, el móvil y la mecánica de los hechos con lo cual se solicitaron las correspondientes órdenes de aprehensión que fueron cumplimentadas para llevar a los imputados ante la autoridad judicial para la práctica de la audiencia inicial y subsecuentes, en las que se resolverá su situación jurídica.

JP