ESTADOS

Ser globero: de 800 pesos al día, a ganar menos de la mitad

Con globos en la mano Josué se pregunta cuando regresarán sus ventas en el centro de León. De 800 pesos al día, ahora se lleva la mitad, a causa de la pandemia

  • IVONNE ORTIZ
  • 05/10/2020
  • 12:59 hrs
  • Escuchar
Ser globero: de 800 pesos al día, a ganar menos de la mitad
El señor Darío platica que las pocas ventas son porque la gente "va de paso" y la plaza principal está cerrada (Foto: Ivonne Ortiz)

León-. "Quiero un globo" dice un niño a sus papás, en ese momento Josué se acerca y les cobra, es la venta del día. Una de las pocas que tuvo este viernes, su primer día de retorno al centro de la ciudad. Ser globero en León significa enfrentarse a las plazas con poca gente y a personas que solo van "de paso".

Josué abre su caja de recuerdos y platica que de vender 800 pesos al día en un fin de semana -antes de que llegara el coronavirus- ahora gana menos de la mitad.

"Pues llevo poco vendido. Nada que ver, ahorita está muy bajo, yo pienso que el próximo año se mejora por la contingencia en la que estamos. La gente está en sus casas, este negocio va despacio. Los fines de semana eran unos 800 pesos al día, ahorita con esto, menos de la mitad".

 

El rostro de Josué apenas concibe la realidad. Se pone a vender junto a otro señor cerca del pasaje de Coppel, cerca de la fuente de los leones. Ahí hay gente, poca pero hay. Algunos sentado en el piso, otros caminando, o algunos comprando globos. A pesar de esto, Josué dice que muchas personas siguen "encerradas". Apenas la semana pasada les dieron permiso a los vendedores ambulantes de ocupar el centro, pero tienen que moverse de lugar a cada rato, cuentan.

"La gente no sale, está en sus casas, y ahorita con las clases pues menos, están encerrados. Ahorita estoy un ratito aquí, luego nos movemos caminando".

 

LEE TAMBIÉN EN LSR: "NOS IBAMOS SIN NADA EN LOS BOLSILLOS, LUZ CERRÓ SU PULQUERÍA"

Como él, pero unos pasos atrás está el señor Darío. Un señor de estatura baja, moreno, y que prende su cigarro luego de vender y antes de platicarnos su situación. Cuando se le pregunta una probable fecha en la que sus ventas puedan recuperarse, dice "Uhhh no se sabe, a lo mejor dura mucho esto..."

"Pues casi no hay ventas, está muy escasa la situación, a pesar de que hay poquita gente. Uhh no se sabe, a lo mejor dura mucho esto para irse levantando. Hay veces que sí nos mueven para allá y para acá. La gente casi no viene porque no hay donde sentarse, por eso mucha gente no se acerca. Vienen de paso".

Los globeros coinciden en dos cosas: ven lejos la recuperación de su economía y saben que la gente va "de paso" porque la plaza principal está cerrada.

En las bancas de la plaza principal hay cintas amarillas que dicen "Prohibido el paso". También en las que están afuera de Del Sol, y las que están en los pasillos principales del centro. La gente no puede ocuparlas, aunque hay algunos que lo hacen sin importarles, pero son pocos. La mayoría de la gente camina rápido y se detiene a comprar un agua, o a una tienda de ropa. Pero, de acuerdo con lo que platican los globeros "no hay mucho movimiento", como antes de la pandemia.

Juan José, otro vendedor de globos que está en la calle 5 de mayo, piensa que "lo que resta del año" las ventas podrían seguir bajas.

"Vamos lentamente, vamos a volver a empezar y se va llevar un tiempo en lo que volvemos a agarrar un ritmo de trabajo. Va muy lento esto, se va llevar tiempo; yo tanteo lo que resta del año".

Maciel, que está justo enfrente del señor Juan José platica que la gente se molesta porque "no se sientan". Eso provoca que salgan rápido del centro, y a esto se suma que no están en un lugar fijo, los directores de Comercio y Consumo los mueven constantemente de lugar, en el mismo centro.

"Las ventas están un poco bajas porque todavía no estamos establecidos al 100%. Nos mueven para un lado, nos mueven para otro, no vendemos lo que tenemos que vender. Yo quisiera que ya nos establecieran en un solo lugar".

 

Dice que cuando retiren las cintas de precaución y permitan el paso a las sillas y bancas podría haber un movimiento mayor.

"Yo creo que ya cuando quiten todo esto, lo que está cercado. La gente se molesta porque no se sienta, no pueden descansar, entonces la gente nomas viene de paso. Es que la gente no se queda, viene de entrada por salida. Hoy está un poquito más tranquilo, ayer había más movimiento. La gente de repente pasa, ya no te compran como si se quedarán a descansar o comerse su helado".

Este lunes el Gobierno del Estado cambió el color del semáforo a amarillo, lo que significa la apertura de más espacios. Por ejemplo, plazas, lugares compartidos, cantinas y bares con un aforo del 50%. La posibilidad de abrir la plaza principal del centro es alta, esta es una de las esperanzas que los vendedores tienen para aumentar sus ventas.

Los globos de cometa, las pelotas de colores y los carritos esperan a su dueño. Los globeros esperan unas monedas para continuar con su día.