ESTADOS

Se negó a vender droga y la mató; ya está bajo proceso el presunto feminicida

Lo capturan agentes de la AIC y presentan ante un Juez pruebas de que asesinó a una mujer en una finca abandonada de la colonia San Isidro de Silva de Celaya

  • REDACCIÓN
  • 22/09/2021
  • 18:48 hrs
  • Escuchar
Se negó a vender droga y la mató; ya está bajo proceso el presunto feminicida
El 26 de julio, Marcos "N" presuntamente asesinó a Jessica "N", por negarse a ayudarle a delinquir. (Foto: Especial)

 Celaya.- Una mujer fue asesinada de manera violenta en una finca abandonada, ubicada en un camino de terracería que conduce a la comunidad de San Isidro de Silva. La ofendida, Jessica “N”, de 24 años, conocía a su victimario, acudió a verlo a un lugar abandonado, en donde fue invitada a vender droga y delinquir y al no estar de acuerdo, fue apuñalada.

La Fiscalía General del Estado (FGEG)dio a conocer que bajo orden de aprehensión, Agentes de Investigación Criminal lograron la captura del inculpado. El agente del Ministerio Público especializado formuló imputación a Marcos “N”, de 43 años de edad, acusado por el delito de feminicidio.

 

Al conocer los cargos formulados por la autoridad competente, un Juez determinó vincularlo a proceso penal y ordenó su reclusión en una cárcel de manera cautelar, mientras la Fiscalía amplía la investigación en su contra.

Detalló la FGEG que lo sucedido entre la ofendida y su victimario se remonta a meses antes, cuando la mujer conoció a Marcos “N”, alias “El Pelón”, con quien sostuvo diversas reuniones en donde compartían y bebían juntos.

La Fiscalía General del Estado detalló de esta forma el caso de feminicidio de Celaya. (Gráfico: Especial)

La amistad empezó a desquebrajarse cuando la ofendida reclamó a su “amigo” el robo de una estufa que había sustraído de su domicilio. El reclamo provocó un alejamiento por parte de Jessica, quien seguía molesta por el abuso.

En la mañana del 26 de julio de 2021, Jessica “N”, fue convocada por el acusado a un lugar en donde acostumbraban reunirse, en una finca abandonada, que años antes funcionó como lugar de esparcimiento y restaurant. La ofendida decidió acudir a verse con el sujeto en la intención de arreglar la relación y aclarar las cosas.

Salió de un domicilio en la colonia Los Paraísos a bordo de una bicicleta tipo montaña y enfiló rumbo a una finca ubicado en la calle Octavio Paz en la colonia San Isidro de Silva, conocida como “Pelavacas”.

Ya en la finca abandonada, el hombre le propuso a la mujer que lo acompañara en varios “jales” y también a comercializar droga en vía pública. La mujer se negó por lo que Marcos “N” la insultó y la amenazó con quitarle la vida si no accedía a sus pretensiones.

Ante la amenaza, Jessica buscó defenderse y forcejeó con el hombre, defendiéndose con brazos y piernas, hasta que Marcos “N” la tomó de la espalda, por la cintura, y al someterla, la lesionó en diversas partes del cuerpo con un cuchillo.

Al reporte de la Policía Preventiva, Agentes de Investigación Criminal y personal de servicios periciales acudieron al lugar, en donde encontraron, al interior de la finca abandonada, el cuerpo de la mujer, a quien se le apreciaba una lesión en el cuello y con unos tabiques a la altura de su hombro.

El rostro de Jessica estaba manchado de sangre y al revisar el lugar, peritos criminalistas localizaron el mango de una navaja y una hoja de navaja. A unos cinco metros del cuerpo de la fallecida se localizó la bicicleta tipo montaña, de color rosa, en la cual llegó al lugar, y un teléfono celular.

En su dictamen, el médico forense determinó como causa de su muerte la herida producida por objeto punzocortante penetrante de cuello.

Al integrar la carpeta de investigación, el Agente del Ministerio Público consideró detalles como los antecedentes del hecho, la relación entre la víctima y el sujeto activo, la ocasión elegida para cometer el delito, el arma, medio o instrumento empleado, la herida, lesión o zona del cuerpo atacado, entre otras consideraciones legales, para calificar jurídicamente el delito como feminicidio.

Una vez que se localizó al imputado, la Fiscalía General del Estado cumplimentó la orden de aprehensión en su contra y Marcos “N” fue puesto a disposición de un juez, quien determinó que existen suficientes elementos para vincularlo a proceso, con cárcel preventiva por todo el tiempo en que se desarrolle este procedimiento.

JP