ESTADOS

Preocupado Obispo de Irapuato por niños reclutados por el crimen

Los niños que dejaron las escuelas a causa de la pandemia y que fueron reclutados por el crimen en Irapuato, son de preocupación para el Obispo de Irapuato

  • ABRAHAM RODRÍGUEZ
  • 02/05/2021
  • 21:21 hrs
  • Escuchar
Preocupado Obispo de Irapuato por niños reclutados por el crimen
En lo que va del año 16 menores han muerto a causa de la delincuencia organizada en Irapuato.

Irapuato, Gto.- El obispo de la Diócesis de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, consideró preocupante que muchos de los niños que dejaron sus estudios durante la pandemia ahora estén en las filas de la delincuencia.

Esto, luego de que al corte de los primeros cuatro meses del año 16 menores de edad hayan sido asesinados, ya fuera por víctimas colaterales o por ataques que fueron perpetrados de forma directa, por lo que dijo que es momento de que las familias asuman el papel que les toca en el combate a las causas que generan la delincuencia y la violencia en el estado.

Vemos con mucha preocupación los actos de violencia y de violencia con los menores, comentábamos con la autoridades educativas esta situación de que muchos niños han dejado la escuela y han sido captados por el crimen o tienen más tiempo para estar en esos ambientes, sin estar haciendo nada; como no están en la escuela, están más propensos a que el crimen los vaya jalando y eso es una preocupación muy grande, refirió.

Enrique Díaz Díaz señaló que los actos violentos en contra de niños son preocupante, por lo que se tiene que trabajar de manera conjunta entre todas los sectores sociales y gubernamentales.

¿Cuántos niños han sido secuestrados, cuántos niños han sido jalados, cuántos niños han sido asesinados y cuántos están metidos en estas redes? Algunas víctimas son inocentes, otros que los engañan y los hacen víctimas de estos delitos, preocupa mucho la violencia y tenemos que seguir trabajando en ese sentido".

El Obispo de Irapuato comentó que la violencia es un fenómeno preocupante, pues aunque se ha dicho que la incidencia delictiva ha disminuido, las personas tienen otra percepción de ello.

Cuando me dicen que los datos son menores que el año pasado, uno no percibe esta sensación, ni en las personas que se acercan a uno ni en los muchos delitos que nos toca presenciar, como robos, agresiones y no se puede andar a veces con libertad.

sp