ESTADOS

Por pico de contagios, algunas madres se resisten a llevar a sus hijos a clases

En un salón de clases de Primaria, solo la mitad de alumnos regresaron a clases. La ciudad acumuló ayer 370 casos activos de covid-19 y ya hay dos de ómicron

  • IVONNE ORTIZ
  • 11/01/2022
  • 16:30 hrs
  • Escuchar
Por pico de contagios, algunas madres se resisten a llevar a sus hijos a clases
Al fondo la Primaria Leona Vicario, al frente algunos de los niños que sí regresaron a clases (Fotos: La Silla Rota)

León-. Ante el aumento de casos de covid-19 y los dos casos detectados de ómicron, algunas mamás todavía se resisten al regreso a clases. En un recorrido por tres escuelas de la ciudad, algunas aulas tienen menos alumnos, hasta la mitad de los que normalmente son, cuentan madres de familia.

Ayer, el mismo día del regreso a clases, se registraron 370 casos nuevos de covid-19 en la ciudad.

Hoy, en el segundo día de este retorno, algunos menores ya no asistieron a las escuelas.

Lucy Fernández, de 36 años, madre de Moisés de cuatro grado, confiesa que sí ha tenido la duda de llevar a su hijo a la escuela, pues en la Primaria Luis Dolado Colosio, en Los Ángeles 2, este martes asistieron menos niños que ayer, y tiene miedo a que el menor se contagie.

"Mi hijo me comenta que hay menos niños. A mí sí me gustaría que hicieran las clases en línea para evitar más casos, de hecho donde trabaja mi esposo ya hay dos casos. Aquí sí lo están manejando diario (la asistencia), y el contagio pues ahí está".

Confiesa que la mitad de los compañeros de su hijo ya no regresaron, cerca de 20 niños.  

Lucy Fernández, 36 años

Sin opción y con miedo a la nueva cepa ómicron, Lucy espera que la modalidad cambie a virtual.

"Ahorita no nos han dicho nada, más que venir diario, esperemos que tomen en esto en cuenta y sea como antes, virtual. Los maestros pues tienen que cumplir una orden, no les han dicho nada. Por lo que uno escucha sí está muy canija la situación",

La Secretaría de Educación de Guanajuato informó que ante el regreso a clases de un millón 252 mil 791 estudiantes de nivel básico, monitorearan los primeros días para ver el avance del covid y los contagios.

Hasta este lunes, la Secretaría de Salud informó sobre 6, 938 casos positivos en el estado y 94 muertes, en lo que va de enero. La ocupación hospitalaria es del 18%. Expertos han pedido no minimizar ómicron, pues se trata de una nueva variante que sigue provocando contagios y hospitalizaciones.

Para Isabel Fernández, de 33 años, madre de Nelly de segundo grado, "esto va para largo". Aunque sí le da miedo que su hija se contagie, detalla que ya quería volver a la escuela, estudia también en la Primaria Colosio, pero también piensa dos veces sí es el momento adecuado para regresar.  

Isabel Fernández, 33 años 

"Me gustó que mi hija haya regresado, pero ya con esto de los contagios, una si los cuida, pero no sabemos si las otras mamás toman los cuidados necesarios. Sí pensé en ya no traer a mi hija, pero luego me dice: sí voy, me pongo mi cubrebocas, yo me lavo las manos. Ellos ya extrañaban ir a la escuela, y es que esto va para largo (el covid)".

Isabel ya tiene sus dos vacunas anticovid, y espera que lleguen las de los niños para protegerlos.

Cuenta que en el salón de su hija también faltaron algunos niños, cerca de diez. Las aulas están más vacías.   

A unos metros de ella está Susana Hernández, quien recogió a sus dos hijos de la Primaria: Eloy, de quinto grado y Sofía de cuarto. Ella, como otras mamás, asegura que no hay otra alternativa más que vivir con el virus y aterrizar a una nueva normalidad, con una vida llena de cuidados. A diferencia de otras madres, sí quiere seguir llevando a sus hijos a la escuela.

"Yo sí los voy a seguir trayendo, a mí sí se me hizo que ya era necesario regresar a la escuela porque ya los niños estaban muy atrasados. Yo siento que esto ya llegó para quedarse, ya tenemos que acostumbrarnos a vivir con ello, ya se nos hizo algo indispensable el cubrebocas, el gel y la sana distancia".

Susana ve como "ilógico" que otras madres ven como "peligroso" el regreso a clases pero sí salgan a fiestas o a la Feria de León, que se inaugura este 14 de enero.

"Ya se viene la Feria y la Feria va estar repleta (...) Entonces esta enfermedad ya llegó, y ahora sí que estos cuidados deben de quedarse para esta variante y las otras mutaciones".

Los niños tienen que ir a las escuelas sin vacuna. Los biológicos para los menores de 12 años no se han aplicado en el país. Su única forma de prevenir el contagios es usando cubrebocas, gel antibacterial y una franela con cloro para limpiar su pupitre, estos productos ya son parte de sus útiles.

"Es lo que estamos esperando (las vacunas anticovid), uno ya está vacunado, nadamas estamos en espera de que lleguen las de los niños. Las vacunas no nos aseguran no contagiarnos pero sí nos protegen", opina Susana.

Al preguntarle si hay ausencia en la escuela de su hijo, dice que "es un 50 y 50".

Gabriela Ochoa, 30 años

"Creo que es un 50 y 50, hay muchas que como yo, creemos necesario, los niños ya necesitaban estar presencialmente con alguien. A veces uno no tiene la paciencia, el tiempo, porque uno tiene que seguir con su vida, lavar ropa. Si era necesario, que mejor que alguien especializado, les explicara. Y otras mamás pues no los van a traer".

En la Primaria Leona Vicario, en la colonia San Felipe de Jesús, el escenario es un poco distinto. Cerca de las 2 de la tarde, cuando entran los niños del horario vespertino, las instalaciones se ven vacías. Cerca de cinco niños esperan a que sus compañeros lleguen, y los maestros también.

Las aulas se ven vacías en el segundo día del retorno.

Una profesora de la escuela detalla que como medida sanitaria dos mamás se turnan para ir cada día y repartir gel antibacterial a cada niño que pasa a la escuela.

Gabriela Ochoa, de 30 años, madre de Cristopher de primer grado de primaria, dice que "tenemos que aprender a vivir con esto porque no va pasar pronto". Aunque algunos compañeros del salón de su hijo no asistieron a la escuela, opina que "tampoco los podemos tener en una burbuja de cristal para que no se contagien(a los niños)".

"Ayer fueron menos (niños) pero hoy ya vi los salones en su normalidad. El miedo siempre está pero tenemos que seguir con nuestra vida y con su educación, con las medidas, ellos son bien conscientes y no se quitan su mascarilla".

En la Telesecundaria No.8 que está a lado de la Primaria Leona Vicario, el patio luce con menos estudiantes.