ESTADOS

Paula murió por desabasto de medicinas; Su familia hoy salva niños con cáncer

La asociación “Paula Mata” surgió en 2020, luego de que la adolescente muriera a causa del desabasto de medicamente registrado desde hace dos años

  • ISRAEL ALATORRE
  • 30/06/2021
  • 19:01 hrs
  • Escuchar
Paula murió por desabasto de medicinas; Su familia hoy salva niños con cáncer
Un centenar de menores son apoyados por la asociación; desde hace un año sobreviven al desabasto de medicamentos.

León, Gto.-La asociación civil “Va por ti, Paula Mata”, cumplirá este 2 de julio su primer año de combatir el desabasto de medicamentos para los niños con cáncer del gobierno federal en la ciudad de León y Celaya.

Su creadora Flor Nieto, quien no pudo salvar a su hija de la lucha contra el cáncer debido al desabasto de medicamentos oncológicos en el 2020 y a la falta de médicos por la pandemia, actualmente continúa apoyando a más de un centenar de niños con cáncer de la ciudad de León y Celaya.

Desafortunadamente han fallecido muchos niños, adolescentes y personas adultas, en agosto cumplirá un año la asociación, en este tiempo son más de diez pequeños que han fallecido, incluida mi hija de 16 años, además de muchas personas adultas.

“Cuando viene la recaída de mi hija estábamos en medio de la pandemia el año pasado y en el desabasto que duró más de 4 meses (agosto-noviembre), en León no existían dos medicamentos y yo los compré, lamentablemente con la pandemia no hubo médico que la atendiera, el hematólogo estaba infectado de covid19, no había más médicos para realizarle una transfusión”, recordó con voz entrecortada la madre de familia.

El grupo de cien padres de familia se encuentra integrado con pacientes de la clínica T48 y T1 del IMSS León, el Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío (HRAEB) federales y el Hospital Regional General de Celaya administrado por el estado.

“Cuando mi hija perdió la vida me di cuenta que creció el desabasto en el estado de Guanajuato, hubo bastante falta de medicamento oncológico, tuvimos llamadas todos los días de mamás que pedían ayuda, la asociación tenía muy poco, duramos cuatro meses con desabasto y afectó bastante, porque a los niños no darle el tratamiento y el seguimiento oncológico como debe ser, es de muy alto riesgo porque se invaden las células cancerígenas, esto afectó bastante a muchos niños”, dijo la ciudadana de Celaya.

Ante la desesperación por la carencia de medicamentos en las clínicas federales del IMSS de León donde se encuentran los especialistas que atienden a todos los enfermos del estado, recordó que los padres de familia pidieron apoyos económicos y aceptaron cosas en especie para rifarlas, “así conseguíamos efectivo para comprar medicamentos, tenemos un acuerdo con un laboratorio en León quien entregaba los tratamientos a los papas de los niños”.

En plena pandemia hacíamos las rifas, nos donaban bolsas, un tostador, incluso rife un cuadro de mi hija, ella pintaba con acuarela, puntilla y lápiz, iniciamos las rifas con ese cuadro de mi hija, después nos empezaron a mandar cosas de productos de belleza, juguetes, botellas de vino tinto, con eso hicimos varias rifas, y algunas personas no dieron donaciones en efectivo, hubo quien nos depositó 20 y 30 pesos, todo sumó para acumular recursos y poder seguir apoyando a los pequeños.

Señaló que las quimioterapias son bastante caras para las familias de escasos recursos, pues algunas terapias pueden llegar a costar hasta 100 mil pesos.

“Hay quimioterapias de 300 a 600 pesos, pero la mayoría cuesta mil, mil 800, 2 mil 500, y existen otras que valen 30 mil o más de 100 mil pesos, es muy caro un tratamiento de quimioterapia”.

Reiteró que los padres de familia siguen luchando en la Asociación Civil para recabar recursos en especie para donarlo porque los tratamientos a tiempo son importantes para que no muera el paciente.

Que no falte la quimioterapia por que vuelven a salir células que son difíciles de atacar, hay veces que desafortunadamente aunque se lleve el tratamiento, los organismos rechazan el tratamiento, y no hay nada que hacer, pero conocemos muchos niños que lograron sobrevivir con el tratamiento a tiempo.

“No se si mi hija hubiera tenido una oportunidad de vida con el tratamiento a tiempo, tal vez hubiera sido el mismo resultado, pero tal vez si hubiera tenido un buen resultado, pienso que si no hubiera existido el desabasto, no existiría la pérdida de tantos niños, el tratamiento se debe de llevar al pie de la letra, en el tiempo que se tenga que poner, no se puede durar más de un mes sin quimioterapia, es muy riesgoso y peligroso para el paciente”.

Actualmente están apoyando con despensas, ropa, juguetes, cubrebocas, gel antibacterial, “lo que nos llega por donación lo regalamos, muchos papás se quedan sin trabajo por cuidar a sus hijos, les ayudamos un poco para que se sientan acompañados, los tratamientos son largos, afectan psicológicamente y económicamente, tratamos de conseguir pañales, desinfectantes, suplementos alimenticios para los niños que van a quimios”, concluyó.


sp