Operativo Covid: Así separan a los contagiados en la General Motors

Operativo Covid: Así separan a los contagiados en la General Motors

Después de haber sufrido pérdidas millonarias por suspensión de actividades por covid, GM impuso estos protocolos estrictos para asegurarse que no pase otra vez

ESTADOS
  • PATRICIA ROBLES
  • 27/03/2022
  • 10:00 p.m. hrs
  • Escuchar

Silao.- En mayo de 2020 después de haber sufrido pérdidas millonarias por la suspensión de actividades por la pandemia, General Motors en Silao se prometió que esto no debía volver a pasar, saben que un simple contagio puede poner en riesgo una industria a nivel internacional. Para evitarlo implementaron controles estrictos que van desde la prevención dentro de las instalaciones, hasta un protocolo cuidadoso y severo al momento de retirar a un enfermo.

Un simple dolor de cabeza o malestar basta para que especialistas cubiertos con trajes anticovid, como astronautas, corran para retirar a la persona y la trasladen de urgencia a un vehículo que la sacará de la planta. Y aunque esto es lo que se ve afuera cuando hay algún caso confirmado, adentro se trabaja con controles de prevención estrictos.

Semáforo rojo adentro de GM

Para entrar deben llevar su cubrebocas colocado de manera correcta. Si la nariz o la barbilla está descubierta reciben una llamada de atención, ya sea de un superior o compañeros. Entre todos se cuidan porque saben lo que un solo contagio puede provocar, no solo perdida de la salud, sino de dinero.

La sana distancia también es una indicación que se debe seguir de manera obligatoria. Mientras afuera se vive la vida con recomendaciones más flexibles por el semáforo verde, dentro de la General Motors trabajan como si estuvieran en semáforo rojo.

La responsabilidad de la higiene no solo cae en las personas de intendencia, sino en los mismos trabajadores. Cada quien debe limpiar de manera cuidadosa cada herramienta que usan con una solución de agua y cloro. Está en manos de todos cuidar que no haya enfermos de coronavirus, porque si los hay, estos protocolos de prevención se convierten en emergencia.

Esto pasa cuando una persona tiene síntomas Covid

Si el trabajador tiene síntomas en casa, la indicación es no ir a trabajar. De inmediato se debe comunicar con sus superiores y avisar qué síntomas presenta para ser remitido al Seguro Social.

Cuando los efectos covid-19 aparecen dentro de las instalaciones la forma de actuar es casi mecánica. El enfermo sabe que debe ir al doctor donde ahí mismo y sin dudar le aplican una prueba rápida. Si la respuesta es positiva no hay nada que esperar, de inmediato remite a la persona al Seguro.

Como si se tratase de una película de ciencia ficción ambientada en un futuro distópico, unas personas vestidas de trajes blancos de pies a cabeza, careta, cubrebocas y guantes aparecen en las instalaciones para retirar al paciente.

Emergencia sanitaria dentro de General Motors

Llegan al menos en pareja para custodiarlo y asegurarse de que no se dirija a ningún otro lugar, ni tenga contacto con otras personas. El enfermo no se resiste, ya sabe que por el bien de una compañía que provee a una industria internacional, debe ser cooperativo, así que camina obediente hacia fuera del lugar.

Todo es muy rápido. En el exterior una camioneta color blanca ya lo espera para retirarlo de las instalaciones y garantizar su arribo al Seguro. Una vez que tenga su incapacidad está obligado a tomar reposo y no regresar hasta que deje de ser una amenaza para la producción.

Las consecuencias de un brote en la planta

Los contagios por el virus han tenido consecuencias en varios aspectos para la compañía uno económico y otro sindical.

Recién empezó la pandemia, el 20 de marzo de 2020, GM anunció la suspensión temporal de la producción por riesgo a coronavirus en Silao, San Luis Potosí, Ramos Arizpe y Toluca. Para julio ya reportaban pérdidas millonarias, perdieron 758 mil millones de dólares en el segundo trimestre, lo que representó un 30%, de acuerdo con El Economista.

Ya para de mayo de 2020 anunciaban que reiniciaban operaciones de manera paulatina desde en Silao, Ramos Arizpe y Coahuila.  Explicaron mediante un comunicado que se tomó la decisión de regresar debido a la esencialidad que representa la fabricación de transporte.

“Lo anterior, en línea con las disposiciones gubernamentales recientemente publicadas, donde se incluye la fabricación de equipo de transporte como actividad esencial y habiendo completado la Autoevaluación de Seguridad Sanitaria con resultado de cumplimiento aprobatorio por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitido el día de hoy”, señalaron el 21 de mayo de 2020.

La covid también fue tanto una amenaza para las votaciones sindicales, como una de las quejas de los sindicalistas.

Israel Cervantes Cabrera, vocero del Movimiento Obrero de General Motors e impulsor de la creación de un nuevo sindicato convocó a los obreros a no ir a trabajar, pues señalaba que los protocolos sanitarios no eran seguros.

Aunque sí regresaron, el segundo reto que les presentó la covid-19 fue la votación por un nuevo sindicado. Varios trabajadores que se opusieron a puntos establecidos en el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) que operaba el sindicato cetemista “Miguel Trujillo López” convocaron un procedimiento de legitimación del CCT en agosto. Estuvo a punto de no llevarse a cabo por la pandemia, pero finalmente sí se llevaron a cabo las elecciones.

Adentro de General Motors todo sigue con normalidad, el trabajo de continuar con o sin la covid.

IO