ESTADOS

Normalizan el consumo del cristal con la venta de estas pipas en León

Pipas de 40 pesos entran al mercado en medio de la lucha por evitar el consumo de drogas. En 2022 han detenido a más de 4 mil personas por posesión de cristal

  • IVONNE ORTIZ
  • 13/05/2022
  • 13:00 hrs
  • Escuchar
Normalizan el consumo del cristal con la venta de estas pipas en León
Una de las pipas parece tener cables de cobre, se ofertan desde 40 hasta 50 pesos (Fotos: La Silla Rota)

León-. En el aparador de un bazar donde venden canales para fumar marihuana, encendedores y otros accesorios, hay un nuevo producto: pipas para fumar cristal. No son pipas comunes, tienen un círculo grande con un orificio pequeño, otras tienen unos cables que parecen ser de cobre. En León se está normalizando el consumo del “crico” o “ice”.

Las pipas para fumar cristal cuestan desde 40, 45 o 50 pesos. Hay diseños extraños que incluso tienen una especie de canicas en el tubo donde se fuma, otras tienen cables de cobre. Son diferentes a las que se usan para fumar marihuana por el tamaño de su orificio, y al parecer son más ligeras en su peso.

 

Ya son varias las tiendas de cannabis en donde comercializan las pipas para el cristal, algunos leoneses aseguran que no es un asunto nuevo.

Los clientes se detienen a observar las pipas, las ven con extrañeza porque son distintas a las del consumo de cannabis. Aunque solo tienen a la venta tres modelos diferentes, llaman la atención por su particularidad.

En este contexto, el dueño del bazar ubicado en la Calzada de los Héroes, explicó que hace poco le llegaron las pipas para fumar cristal y decidieron probar como les iba con el proveedor. Contó que “sí se han movido” aunque muchos consumidores prefieren usar los focos caseros para drogarse.

 

En La Silla Rota documentamos como es que los adictos se roban focos de las casas para consumir cristal. Ahí ingresan la sustancia vidriosa y fuman. Los drogadictos han llegado al nivel de robar estos objetos para satisfacer su dependencia, a pesar de que cristal es barato y venden desde 50 pesos, algunos consumidores roban los focos para ahorrarse los 20 pesos que cuestan en una tienda.

“Yo he sido víctima, algunos drogadictos de mi colonia han estado quitando mis focos para consumir cristal, esto lo sé porque conocidos me han dicho que los han visto (…) se me hace un tema injusto, principalmente por lo que ocasiona esa droga, ya para que de plano robes focos o ni siquiera tengan para una pipa… se me hace muy cañón”, dijo un vecino de la colonia Maravillas.

De enero a abril del 2022 detuvieron a 4, 941 personas por posesión de cristal en la ciudad (Secretaría de Seguridad Pública de León)

El consumo del “crico” se ve reflejado en el número de detenciones que ha hecho la Secretaría de Seguridad Pública de León por la portación de drogas, de enero a abril del 2022 han detenido a 4, 941 personas por la posesión de cristal en León, siendo la primera causa de arresto por la portación de sustancias, le sigue la posesión de marihuana con 1, 223 detenidos y la cocaína con 79, de acuerdo con el último reporte compartido por la dependencia.

Entre las detenciones semanales de la Secretaría de Seguridad Pública destacan los de portación de cristal, la droga que comúnmente les asegura a los integrantes de bandas delictivas.

GUANAJUATO LE APUESTA A UN PROGRAMA DE PREVENCIÓN ¿FUNCIONA?

Planet Youth es un modelo islandés que busca prevenir el consumo de drogas en los jóvenes, fue lanzado por el Gobierno del Estado en el 2021.

(Foto: especial)

En este participan 25 municipios que siguen un método que emprende cuatro etapas: en la primera se identifica el alcance del problema y las líneas de estrategia, luego actúan a escala local en barrios y comunidades, después toman en cuenta datos nacionales infundiendo el talento de los barrios, poblaciones o regiones, por último revisan las actividades locales y los resultados.  

Eva Velázquez, directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ) en Guanajuato explicó a La Silla Rota en febrero pasado, que el consumo de cristal aumentó en pandemia por los niveles de estrés que trajo el confinamiento.

Entre las consecuencias al consumir cristal están la taquicardia, las alucinaciones, la fatiga y la descalcificación de huesos que puede provocar la pérdida de la dentadura.