ESTADOS

Narcocultura: el impacto de Pablo Escobar en Guanajuato

Está ahí, en los aparadores de un tianguis de León. La camisa de Pablo Escobar con una rugger calibre 22 acompaña de la frase que catapultó al narco colombiano

  • IVONNE ORTIZ
  • 07/10/2020
  • 10:44 hrs
  • Escuchar
Narcocultura: el impacto de Pablo Escobar en Guanajuato
(Foto: Pablo Carrillo)

León-. La camisa de moda en el tianguis ´La Pulga´ tiene el nombre de Pablo Escobar ´El Patrón del Mal´. Hay de varios colores y están colgadas en los aparadores. Tiene una pistola ruger calibre 22 que roba la atención de cualquiera. Los seguidores del narcotraficante colombiano van por ella.

Es una playera de manga corta que lleva la frase que catapultó al fundador del Cártel de Medellín: "plata o plomo". También tiene el nombre de Colombia, en honor a su lugar de origen. Y el periodo en el que su imperio de narcotráfico creció. Desde sus inicios hasta su muerte, de 1972 a 1993.  

(Foto: Pablo Carrillo)

Los aficionados del narco, o lo que buscan aparentar poder son los mejores clientes para comprar estas camisas. Entre los pasillos de ´La Pulga´ resalta el nombre de Pablo Escobar, el capo que marcó la historia por sus sádicos ajustes de cuentas, muchas personas le tenían miedo. Tanto así, que la ropa con su nombre atrae a la gente que va a los tianguis.  

El hombre que dijo "A veces soy Dios, si digo que un hombre va morir, lo hará ese mismo día" está marcado en playeras, gorras, termos, llaveros, y fundas para celular. El narco está sellado en productos de la vida diaria, mientras, sus seguidores lo ven como un ídolo.

Estas son otras de las playeras de moda en el tianguis 'La Pulga' , el estilo hipster predomina (Foto: Pablo Carrillo)

PISTOLA RUGER CALIBRE 22

Esta es una de las armas que llegó a usar Pablo Escobar, viene estampada en su playera. Es un arma larga y ligera, sus tiros son precisos, pero no tienen mucha fuerza de explosión, por eso son ligeras. Tienen un indicador de lado derecho que avisa cuando la recámara está cargada, el cañón es largo y algunas tienen una mira de fibra óptica que absorben la luz, y brillan en la oscuridad.  

Tienen canales en el cañón para disminuir el peso de la pistola. Las miras son ajustables para apuntar el disparo. Son pistolas difíciles de armar, se necesita el apoyo de un manual o martillos para armarla y desarmarla. En sus cargadores solo caben 10 balas.

TAMBIÉN PUEDES LEER EN LSR: CAE 'EL MONSTER', LIGA ENTRE "LOS ZETAS" Y HEREDEROS DE PABLO ESCOBAR 

¿CÓMO VIVIÓ PABLO ESCOBAR?

Nació el 1 de diciembre de 1949 en Río Negro, Colombia. Su padre era ganadero, y su madre maestra.  El contrabando lo heredó de su abuelo, quien vendía whisky clandestinamente. Fue un niño consentido, sus padres lo mimaban. También le enseñaron el valor de la palabra, que hasta su vida criminal sostuvo. De niño, se levantaba temprano para ir a ordeñar las vacas con su padre. Su madre siempre le enseñó la caridad, ayudar a la gente. Aunque vivieron en una época violenta en la que era común ver muertes en las calles de Colombia, su madre siempre inculcó la solidaridad a Pablo.

En la escuela, llegó a robar las respuestas de los exámenes para venderlas a sus compañeros. Ahí inició su vida clandestina, aunque desde la niñez quería imitar la vida de los ladrones, y leía historietas de pistoleros.

Pablo Escobar murió a sus 44 años, el 2 de  diciembre de 1993. El día de su captura lo abatieron (Foto: especial)


A los 16 años, su vida de delincuente comenzó. Empezó robando lápidas lujosas para venderlas a la gente, también a robar vehículos para venderlos desarmados. La gente comenzó a identificarlo, incluso pedía dinero bajo la promesa de no robar los automóviles.

Siempre fue querido por la gente de su barrio, aprovechaba la necesidad de los pobres para regalarles dinero, medicinas y comida. También construyó casas y escuelas, una colonia con su propio nombre definía su figura en el país, la gente le llamaba Doctor. Con su "caridad" compró la protección de muchas personas. Lo protegían de las autoridades colombianas.

La cocaína fue su fuerte, comenzó a traficarla a Estados Unidos. Un negocio que creció con el tiempo y que en su paso se llevó sangre, vidas y violencia en los barrios.

Fue en 1982 cuando Escobar llegó a la cúspide. El Cártel de Medellín había crecido, su popularidad eran tan grande que aspiró a ser presidente de Colombia. Se convirtió en congresista, su rostro estaba en pancartas y la gente lo seguía. Sus contrincantes lo demandaron por sus vínculos con el narcotráfico, se vino abajo la ilusión de ser presidente. Se vengó de Luis Galán –un abogado, y economista que fue candidato a la presidencia por el partido Liberal Colombiano- y Rodrígo Lara Bonilla –un Ministro de Justicia que persiguió al Cártel de Medellín-, quienes lo acusaron y sabían de sus actos mafiosos. Los mató.

La violencia se desató en Colombia a raíz de los asesinatos de estos políticos. Cadáveres sobre las calles y bombas describían el terrible episodio de la era Escobar.

Pablo Escobar junto a su esposa Eugenia Henao, a quien le llevaba 11 años de edad (Foto: especial)

Una llamada con su hijo, fue la pista que llevó al descubierto a Pablo Escobar. Durante cinco minutos el capo platicó por teléfono, las autoridades rastrearon su ubicación, estaba en el barrio de Los Olivos. Lo tenían cercado, aun así el capo intentó escapar por la ventana, salió son pistolas en la mano, lo ejecutaron.

´El Patrón del Mal´ falleció a los 44 años, el 2 de diciembre de 1993. Un día después de su cumplaeaños.

Hoy, 27 años después el nombre de un poderoso narcotraficante está en las playeras de los tianguis y tiendas de León.