ESTADOS

Nadia cumpliría 23 años, fue asesinada; así la recuerda su papá

Bernardo rememoró a su hija, asesinada a balazos en Salamanca la madrugada del pasado 8 de marzo. Así la recuerdan en redes sociales, a tres meses de su partida

  • IVONNE ORTIZ
  • 05/06/2020
  • 10:48 hrs
  • Escuchar
Nadia cumpliría 23 años, fue asesinada; así la recuerda su papá
Nadia junto a su padre Bernardo, este 5 de junio cumpliría 23 años

El señor Bernardo recuerda a su hija Nadia con dos fotos: una en la que ambos cargan una mascota y otra en la que comparten un logro juntos cargando un trofeo. En ambas imágenes los dos se ven felices, son momentos juntos, antes de que a ella le arrebataran la vida.

Este 5 de junio Nadia cumpliría 23 años. Sus amigos y familiares la recuerdan como una mujer valiente, feminista y defensora de los animales. Era de tez blanca, sus ojos eran grandes y la caracterizaba un lunar en su mejilla. Hoy, su padre la felicitó solo por redes sociales, no pudo abrazarla ni besarla.

"¡Muy feliz cumpleaños mi niña hermosa! Recibe hasta el cielo un abrazo mi amor. ¡Te amo!".

Esta es la foto que compartió Bernardo para recordar a su hija en su cumpleaños

 

En los comentarios de sus familiares y amigos, todos recuerdan a Nadia como un ángel. Le mandan fuerza a su padre y le admiran la formación que hizo con su hija, dicen que era "un gran ser humano en toda la extensión de la palabra".

"Nadia muchas felicidades hasta el cielo. Que Dios les de fortaleza a tus padres y tú sigue teniendo fiesta allá arriba".

Así celebran el nacimiento de Nadia, la chica que hace tres meses fue asesinada a balazos en Salamanca. Era la madrugada del 8 de marzo, se dirigía a su casa en un auto Focus. A la altura de la comunidad La Ordeña, sonaron los disparos. Las balas traspasaron los cristales de su coche, y provocaron su fallecimiento. El cuerpo de Nadia quedó tendido dentro del coche, los socorristas no pudieron salvarla.

En enero del 2019, Nadia felicitó a su padre por su cumpleaños publicando esta imagen

En medio de la carretera quedó varado el vehículo. Ahí estaba Nadia, sin vida, casi frente al entronque Lomas del Prado. Las autoridades no definieron si se trató de un intento de asalto o era un ataque directo contra ella.

Lo que sí se sabe es que días antes de su muerte Nadia planeaba liderar las marchas feministas que se realizarían en conmemoración al Día Internacional de la Mujer. Y para hacer eco por la violencia que viven las mujeres, decidió concientizar la situación titulando su foto de perfil como: Se Busca.

"Si algún día soy yo sepan que jamás me rendí, que pelee hasta mi último aliento y mi imagen siempre estuvo presente, que disfrute de mi vida, que reí y baile hasta cansarme, que ame todo lo que hacía, que alce mi voz y no me quedé callada, que realmente pensaba que el mundo podía cambiar, pero termino quitándome la vida", se leía en la descripción de su última foto de redes sociales, que tituló: Se busca.

Con esta publicación tenía la intención de concientizar sobre lo que pasaba a su alrededor 

 

 

Estas palabras se convirtieron verdad. Días después de esta publicación le quitaron la vida. Ya no era una simulación de su partida, era una realidad. Mientras, su padre escribió:

"Con dolor y mucho dolor les comunico que mi hija fue víctima de un asesinato, estoy destrozado, aún no lo puedo creer".

Las redes sociales se tapizaron con ilustraciones de Nadia

Los colectivos feministas también recordaron a Nadia con los hashtag #NiPerdonoNiOlvido y #JusticiaParaNadia. Su foto se compartió por redes sociales con un texto que hace memoria a una mujer fuerte.

"Nadia era una mujer feminista que pretendía ser líder de la marcha del día 8 de marzo, sin embargo, fue callada, cerraron sus ojos, le quitaron la vida y con ella todos sus sueños y metas por luchar por la mujer".

Nadia era originaria de Salamanca, estudiaba en la Universidad Iberoamericana de León y los fines de semana visitaba a sus padres 


En memoria de Nadia Rodríguez Saro Martínez. Una chica a la que le gustaba ayudar a los demás, en sus publicaciones seguía cadenas de apoyo para donar víveres a los que más lo necesitaban. También tenía amor por los animales, tres perras en casa y su madre había rescatado una más de las calles.  

Nadia estudiaba en la Universidad Iberoamericana de León, de lunes a viernes se quedaba en la ciudad, pero los fines de semana partía a su tierra: Salamanca.

Su última noche acabó en su lugar de nacimiento. Sus amigos no se imaginaban que esos comentarios en señal de alerta y despedida se harían realidad días después.

Hoy Nadia cumpliría 23 años, su papá la recuerda con una foto en la que ella posa frente a unas alas de ángel, como ahora la llaman.  

Con esta fotografía recuerdan a Nadia como un ángel