ESTADOS

Mató a su esposa y a su hijo en Chichimequillas; le dictan 36 años de prisión

Acepta los cargos de feminicidio y homicidio y le dictan 36 años y 8 meses de prisión; el doble crimen ocurrió en la comunidad de Chichimequillas de Silao

  • REDACCIÓN
  • 12/05/2022
  • 17:57 hrs
  • Escuchar
Mató a su esposa y a su hijo en Chichimequillas; le dictan 36 años de prisión
Por matar a su esposa y a su hijo, Benjamín recibió una sentencia de 36 años y 8 meses de prisión. (Foto: Especial)

Silao.-  Una mujer y su hijo fueron brutalmente asesinados en el interior de su domicilio en la comunidad de Chichimequillas, el pasado 21 de enero. El feminicida, esposo y padre de las víctimas, negó en un principio su participación en el doble crimen y finalmente lo aceptó, y llevó a los agentes ministeriales a una zona cerril de la comunidad de Yerbabuena, en donde había dejado los cuerpos de las víctimas, delitos por los que recibió una sentencia de 36 años y 8 meses de prisión.

De acuerdo con los investigadores de la Fiscalía General del Estado, el 21 de enero recibieron un reporte y llegaron a la calle Mirador, donde en un inmueble había manchas de sangre desde la entrada, en paredes y el suelo.

En la sala, salpicaduras de sangre mancharon los muebles, un espejo roto yacía en una de las habitaciones y el desorden en el baño era evidente. Incluso se encontraron manchas de sangre en una camioneta.

En un primer momento, el propietario del inmueble, Benjamín “N”, dijo desconocer el paradero de su esposa e hijo, pues según su versión, hombres armados llegaron al domicilio y se los llevaron.

Al realizarle varios interrogatorios, Benjamín mostraba una actitud cada vez más dudosa y sus declaraciones empezaron a tener inconsistencias.

Las sospechas del Agente del Ministerio Público cobraron sentido una vez que Benjamín “N” no pudo sostener su versión y aceptó su responsabilidad, además indicó el lugar exacto donde arrojó los cadáveres.

Agentes de Investigación Criminal llegaron a una zona cerril en la comunidad Yerbabuena, entre los matorrales encontraron los cuerpos de Alma y Fernando, mismos que fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense para que les fueran practicados los estudios de ley.

 

En la carpeta de investigación se detalla cómo esa madrugada el inculpado le quitó la vida a su esposa Alma “N” de 43 años de edad y a su hijo Fernando “N” de 22 años, golpeándolos varias veces con un objeto corto contundente, principalmente a la altura de sus cráneos.

Luego utilizó una camioneta para trasladar sus cadáveres hasta un camino de terracería conocido como “El Rascadero”, el cual se ubica en la comunidad Yerbabuena, donde se deshizo de los restos de su familia.

Una vez detenido, Benjamín fue vinculado a proceso penal, imputado por un Agente del Ministerio Público, quien le fincó cargos por los delitos de feminicidio y homicidio en razón de parentesco.

El atroz crimen que estremeció a los silaoenses, tuvo su desenlace en los tribunales, donde la Fiscalía aportó las pruebas que demuestran la responsabilidad del imputado ante el Juez.

Ante ello, el acusado aceptó los cargos en su contra y reconoció haber perpetrado el feminicidio de su esposa y el homicidio de su hijo, por lo que su proceso penal terminó de manera anticipada, en razón al procedimiento abreviado.

El Juez dictó una sentencia de treinta y seis años, y ocho meses, tiempo que Benjamín pasará en la cárcel.

JP