ESTADOS

Madre que hirió con cuchillo a sus dos hijos en Irapuato estará presa 17 años

La mujer reconoció su responsabilidad y el motivo fue la desesperación porque su esposo la abandonó; los menores se recuperan a un mes y 14 días del suceso

  • REDACCIÓN
  • 13/10/2021
  • 19:04 hrs
  • Escuchar
Madre que hirió con cuchillo a sus dos hijos en Irapuato estará presa 17 años
La desesperación porque su esposo la abandonó fue el motivo por el que Adriana intentó matar con un cuchillo a sus dos hijos menores de edad. (Foto: Especial)

Irapuato.- A un mes y 14 días de que una madre intentó quitarles la vida a un menor de 14 años y a un bebé de 5 meses de edad, quienes se recuperan actualmente de sus heridas en la casa de su padre, ahora la mujer ha sido sentenciada a 17 años de prisión tras reconocer ante las autoridades su responsabilidad en los hechos.

La mujer, recibió dicha sentencia por el delito de tentativa de homicidio en razón de parentesco.

Adriana "N", de 32 años, durante varios días se reunió con su abogado defensor para implementar la estrategia de defensa y, al final acordaron solicitar al Ministerio Público la terminación anticipada del proceso penal.


Antes de que se haya establecido la apertura de la audiencia de juicio oral, el Ministerio Público citó a una audiencia en la que comparecieron todas las partes y por medio de un breve proceso, en el que se garantizó la reparación del daño a las víctimas y se establecieron mecanismos para procurar su reintegración social, la imputada tuvo la oportunidad de reconocer ante las autoridades estar consciente de la agresión a sus hijos.

Como aquella noche del 30 de agosto cuando Adriana "N" sollozando, miró a su bebé de entonces 4 meses, y le dijo "hijo, perdón", cuando lo dejó caer al piso, en esta ocasión volvió a mirar a los presentes y esbozó un apenas audible "perdón", por su responsabilidad en estos hechos.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, el pasado 30 de agosto, aproximadamente a las 20:00 horas, la imputada se encontraba en su domicilio de la calle Justo Mendoza en la colonia San Miguelito. Su esposo, con quien se había roto la relación conyugal, se acababa de retirar. La mujer se quedó sentada con su bebé en los brazos. Dijo entonces a la Policía que al ver alejarse a su pareja sintió una desesperación muy grande, por la separación ocurrida.

Posteriormente, el menor, quien acompañaba a su madre en una silla a su lado, jugaba, distraído y al levantarse, observó que su madre se levantó y dejaba caer al bebé, mientras le encajaba varias veces un cuchillo tomado de la mesa.

El menor trató de alcanzar la puerta mientras jalaba a su hermanita de 10 años. La fuerza de la mujer fue mayor y lo contuvo para lesionarlo por la espalda. El menor se zafó y alcanzó a avanzar unos pasos, pero la mujer lo alcanzó por segunda ocasión y cayó. Sólo escuchó gritos y es todo lo que la mujer recuerda.

El médico forense determinó que el niño presentó heridas por arma punzocortante en tórax posterior izquierdo y heridas en abdomen. Su estado de salud fue reportado como grave y aún se encuentra en recuperación de las lesiones. 

El bebé de entonces 4 meses presentó heridas penetrantes en abdomen y estuvo entre la vida y la muerte. Con la oportuna intervención de los médicos lograron estabilizarlo, pero su estado de salud sigue siendo delicado.

Los primeros en llegar al lugar de los hechos, previo reporte, fueron policías municipales, a quienes se les acercaron varios vecinos para informarles que en el interior de la casa estaba la mujer que agredió a sus hijos. Al ingresar al domicilio observaron a la mujer aún con el cuchillo en la mano, hincada en el piso y con sangre en sus vestimentas.

El menor fue resguardado por los policías que llamaron a una ambulancia para el urgente traslado al hospital, en tanto que el bebé yacía en el piso inconsciente.

Al intervenir agentes de investigación y servicios periciales en el inmueble de una planta, observaron goteo de sangre en el área de cochera, sala y alcoba. En la recámara, junto a un ventilador de pedestal, se localizó el arma homicida, un cuchillo metálico con mango de plástico en color negro

El padre de las víctimas, de 32 años, dijo al representante social que, en esa fecha, se encontraba en casa de sus padres quienes viven cerca del lugar del lugar de los hechos, cuando le avisaron lo ocurrido en su casa. Al acercarse, los policías le informaron que los menores se encontraban lesionados y resguardó a su otra hija, quien no resultó lesionada.

Al llevar a la acusada ante un juez de control, se validó la detención y en audiencia subsecuente, la Fiscalía General del Estado la imputó por el delito de homicidio en razón de parentesco en grado de tentativa, en agravio de dos víctimas menores de edad.

Derivado de los datos de prueba aportados por la representación social, la mujer fue vinculada a proceso y este miércoles 13 de octubre, en procedimiento abreviado, Adriana "N" fue sentenciada a 17 años de cárcel.

JP