ESTADOS

Los estragos del turismo en Guanajuato capital por el Coronavirus

La caída de afluencia en la primera semana fue notoria. Así, el recuento del Covid-19 en Guanajuato

  • ALEX RAMBLAS
  • 23/03/2020
  • 09:47 hrs
  • Escuchar
Los estragos del turismo en Guanajuato capital por el Coronavirus
El sector empresarial turístico ha confirmado la caída en la afluencia de personas, tanto de residentes como de visitantes.

El turismo representa el robustecimiento de la economía local en Guanajuato capital. Sin duda, como a la mayoría de las ciudades turísticas en el mundo, Guanajuato está recibiendo un impacto fuerte tanto a la industria hotelera como en bares, restaurantes y otros pequeños negocios

Aunque no se ha declarado la fase 2 en la contingencia y con la cifra de 7 personas infectadas por covid-19 en la entidad (cinco en León, uno en Irapuato y uno de Salamanca), el sector empresarial turístico ha confirmado la caída en la afluencia de personas, tanto de residentes como de visitantes. 

Centro de Guanajuato capital.

Cabe destacar que el Gobierno Municipal cuenta con un fondo de contingencia que asciende a 1.5 millones de pesos, sin embargo, no es sencillo acceder a él, pues el marco normativo establece que debe existir una emergencia que ponga en riesgo a la sociedad

Sea o no temporada alta, es tradición no escrita para los jóvenes y las familias salir a pasear al centro de la ciudad los jueves. Cayendo el sol, ya se podían ver decenas de chicos y chicas rodear las principales plazas y calles de Guanajuato. El restaurante de alitas, el de hamburguesas, los tacos, los tamales, bares y restaurantes eran concurridos a partir del jueves hacia el fin de semana. Sin embargo, eso está cambiando. 

Pasaje a un costado de la Parroquia, en el centro de Guanajuato.

Esta semana fue diferente, hubo un jueves atípico... dichos lugares eran ocupados por tres o cuatro personas como máximo. Los puestos ambulantes de alimentos ya no tenían fila, algunos bares ya cerraron; llegó la cuarentena.

Las cafeterías, que son de los sitios más concurridos desde que inicia la semana, han preparado menos expresos, americanos y frapés. Pocas son las personas que ya compran y menos las que se quedan a beber o comer. 

Aunque el estar separados es la mejor forma de estar unidos para hacer frente a esta crisis de salud, seguirá lo más difícil: el rescate de la economía local.