ESTADOS

Limitan compra de desinfectantes en tiendas de León

Como una medida de control en el consumo de la gente, algunos establecimientos en la ciudad implementaron dicha acción para evitar la escasez de estos productos

  • KIEV DÍAZ
  • 16/03/2020
  • 23:59 hrs
  • Escuchar
Limitan compra de desinfectantes en tiendas de León
Limitan compra de desinfectantes en tiendas de León

Era lunes otra vez. Sí, ese día de la semana que a muchos les desagrada porque termina el fin de semana y uno vuelve a la rutina. Pero era un día diferente, las calles y los bulevares de la ciudad lucen menos transitados. Evidentemente la razón es el tan ‘ansiado’ puente. Pero esta vez se suma algo más. Un motivo que nos ha tomado por sorpresa: El coronavirus llegó a nuestro municipio y todos debemos mantenernos en casa. Al menos eso es lo que han indicado las autoridades. Pero al parecer a los leoneses eso no les alarma tanto. De hecho hay quienes hacen su rutina normal.

Y es que prácticamente los estudiantes de todos los niveles educativos en Guanajuato ya están en receso de actividades. ¡Ojo! No son vacaciones adelantadas. Es una medida para prevenir los contagios del famosísimo Covid-19. Esa enfermedad que tiene en jaque al mundo desde finales del año pasado. Y ahora catalogado como una pandemia, se han reforzado las acciones para evitar su propagación. Aunque insisto, pareciera que algunos leoneses no le dan tanta importancia.

La zona norte de León lució moderadamente transitada este día. Vialidades como Juan Alonso de Torres, Francisco Villa o el bulevar José María Morelos presentaron circulación normal. Las ‘orugas’ operaron sin problema. La movilidad en la ciudad permanece relativamente normal.

Luego de recorrer parte de las principales arterias de la ciudad, La Silla Rota ingresó a una de los supermercados ubicados en esta zona. Al entrar al lugar que cuenta con pequeños negocios de comida fue grato toparse a trabajadores del INEGI tomando un respiro de sus actividades. Pues a pesar de ser un día festivo oficial y de la contingencia que se vive en estos momentos. Ellos siguen al pie de cañón cumpliendo con su deber laboral.

Antes de entrar a la tienda, una mujer encargada de la vigilancia en ese lugar limpió con una toalla y desinfectante el carrito de uno de los clientes. Sería importante que el resto de los supermercados adoptaran una medida similar para apoyar los esfuerzos de las autoridades en disminuir contagios en la población.

Los pasillos de la tienda lucían solos, uno al entrar esperaría que la sección de farmacia estuviera a reventar pero no fue así. Al menos no en esa tienda. Alrededor de 30 personas nos encontrábamos caminando dentro de todo el establecimiento. Y debo decir que su comportamiento fue bastante alejado del pánico. Todos dedicados a buscar los productos que necesitaban en la sección de frutas y verduras, lácteos, hogar, etc. Realmente eran pocos los que se daban la vuelta en la sección de limpieza.

Pero eso sí, la mayoría de ellos aprovecharon la visita y en más de 10 carritos pude notar la presencia de cloro, limpiadores de piso, jabón líquido en distintas porciones. Está claro que la gente busca prevenir y prepararse en casa con esto de la cuarentena.

Casi podría decir que el kit para combatir el coronavirus está compuesto por esos cuatro productos que mencioné.

“Siento que es mucho el pánico que se está causando. Es importante tener una higiene tanto en casa como en la familia y tomar las medidas necesarias para prevenir cualquier tipo de enfermedad. Es algo muy parecido a lo que pasó con la influenza”. Comentó una de las amas de casa que visitó el lugar en ese horario.

Eran las 3 de la tarde y decidí salir del lugar. Los clientes llegaban y otros salían. Típico de un lugar así.

La curiosidad de este reportero no se sació. Así que decidí acudir a la tiendita de la competencia. Intencionalmente ubicada a menos de un kilómetro del primer establecimiento que visité sobre el mismo bulevar.

En esta segunda tienda. Integrada a una plaza comercial que ofrece varios servicios la conglomeración de personas era mayor. Quizá superior a la tienda anterior aunque tampoco exageradamente a reventar. Después de todo el asueto todavía no terminaba.

Acá la cosa era diferente. Cada quien toma su carrito y nadie lo desinfecta. Los clientes se encuentran dispersados en distintas zonas de la tienda. Sin embargo el área de productos de limpieza estaba muy transitada. De hecho por momentos era inevitable que las señoras chocaran o se bloquearan el paso entre ellas. Precisamente por tanto movimiento en el lugar.

Y en esa tienda sí que llevaron de todo. Papel de baño, servilletas, botes de más de dos litros de limpiadores multiusos. Y los cotizadísimos cubre bocas. Por cierto, hoy en conferencia de prensa se informó que estos objetos no son necesarios de portar a menos de que padezcas coronavirus. Si no estás enfermo (a) se lo estás quitando a alguien que sí lo necesite.

El recorrido por los pasillos continúo. Los últimos dos estantes en los que se encontraba el cloro lucían vacíos. Al parecer el fin de semana muchas familias leonesas se llevaron grandes cantidades de este producto. El mismo caso fue para los papeles de baño. Aunque no tan drástico como el primer mencionado.

Seguramente al notar este comportamiento de la gente fue la razón por la que la tienda puso el siguiente letrero:

Y claro, es evidente que se tiene que controlar el consumo de productos de limpieza para evitar eventualmente algún desabasto. Quizá la medida surta efecto. En los próximos días se sabrá.

Y antes de salir no podían faltar las cajas de cobro. Siguiendo la naturaleza del día las filas eran relativamente cortas. Por momentos se acumulaban personas pero nada que no se arreglara en pocos minutos. En esta ocasión la presencia de más cajeros y cajeras ayudó a dispersar el flujo de gente.

A las afueras del establecimiento el tráfico se veía regular. No como un día de rutina pero sí con carga vehicular. Este reportero siguió caminando ahora a los alrededores de esa colonia. Porque el asueto combinado con el coronavirus afecta no solamente la economía de empresas grandes de renombre internacional. Aquellos pequeños negocios de la zona se ven afectados incluso mucho más.

Platicamos con un par de comerciantes del lugar. La primera fue Doña Mónica. Dueña de su tienda de abarrotes que en un día así no iba a cerrar. Ella nos platicó de que forma vive la llegada del coronavirus.

“Están haciendo mucho pánico. Hace 10 años o más fue por lo de la influenza. Y antes por el chupacabras. Ahora esto del virus pues no queda de otra más que lavarse las manos. Comer bien. ¿Qué más? Además, ¿Quién de esta colonia tendría dinero para irse a Italia o a China? Primeramente dios que esto pase y todo se normalice”.

Ella como muchos está preocupada por el rumbo que tomará la economía tras la cuarentena que se ha recomendado.

Otra persona que quiso darnos su opinión fue Don Diego. Él es intendente de una escuela y nos dice de que forma sigue las recomendaciones para prevenir esta enfermedad.

“Tenemos que tomar precauciones relacionado con todo esto. Más que nada la protección para la familia y toda la gente. Es muy importante y hay que atender las atenciones de parte de las autoridades tanto médicas como de parte del gobierno”.

Don Diego inculca esa misma creencia en su hijo Edmundo, quien en ese momento lo acompañaba. Y también aceptó hablar con nosotros:

“El coronavirus existe. Y como ya es pandemia se hizo un control más agravado. Hay que cuidarse, seguir las indicaciones. Ya hay dos casos aquí”.

Lo cierto es este lunes desde muy temprano en el centro de esta ciudad. La gente que radica en esta zona realizó sus actividades de forma normal. Incluso desde el fin de semana varios restaurantes o bares mantuvieron sus puertas abiertas.

Quizá todavía no se dimensiona la magnitud de las consecuencias que traería el coronavirus. En la entidad solamente hay dos casos confirmados hasta el momento. Sin embargo ya ha sido motivo suficiente para posponer clases y eventos masivos. Como ciudadanos debemos sumarnos a esas medidas.

Evitar acudir a los sitios donde se concentre mucha gente. Después de todo, no puede ser tan malo pasar tiempo en casa, con la familia, sin tener que salir a la ciudad. Por supuesto en la medida en que esto sea posible para las personas dependiendo de su actividad laboral.

No estamos seguros de lo que nos espere con el coronavirus. La estimación que supongo todos deseamos es no haya decesos a causa de esta enfermedad en nuestro país y que se puedan controlar los brotes de este padecimiento. Al menos es el panorama que muchos deseamos.

Lo que sí es seguro, es que los próximos cuatro lunes que vienen serán diferentes. Para muchas personas será permanecer en casa. Con la convicción de que la población seguirá las indicaciones de las autoridades. Y ojalá, el lunes ya no sea el día más odiado de la semana. Y nos vuelva más conscientes, más agradecidos y más cercanos de recuperar nuestra rutina sin esta pandemia mundial.