Leucemia, el cáncer que más les da a los hombres en Guanajuato

Leucemia, el cáncer que más les da a los hombres en Guanajuato

La Secretaría de Salud de Guanajuato informó que de 2018 a la fecha se han atendido a 1,140 hombres que padecen la leucemia Linfoide

ESTADOS
  • ISRAEL ALATORRE
  • 01/12/2021
  • 07:23 p.m. hrs
  • Escuchar

Guanajuato.- En el estado de Guanajuato la Leucemia Linfoide es el cáncer que más atraca a los hombres, esto según datos de la Secretaría de Salud de Guanajuato.

A través de Transparencia, la dependencia informó que del 2018 a la fecha se han atendido a 1,140 hombres que padecen esta enfermedad en la sangre.

La leucemia en los hombres está por detrás del cáncer de mama de las mujeres, quienes del 2018 a la fecha la han padecido 1,557 casos en todo el Estado.

Por ser una cuestión cultural que ha crecido en los últimos años, las autoridades se han focalizado en hacer campañas para evitar el cáncer de mama, sin embargo, el cáncer en los hombres también manifiesta cifras elevadas como el cáncer linfoide en la sangre.

En 2018 los hospitales generales regionales del Gobierno del Estado atendieron a 358 hombres por cáncer linfoide, en 2019 la cifra se redujo a 313 pacientes. En el 2020 con la pandemia en el Estado se atendió 285 hombres con la enfermedad y este año, de enero a octubre se contabilizan 184 pacientes en tratamiento.

TIPOS DE LEUCEMIAS

La leucemia "linfoblástica aguda" es el tipo de cáncer más común durante la niñez. Ocurre cuando una célula de la médula ósea presenta errores en su ADN.

Los síntomas incluyen agrandamiento de los nódulos linfáticos, moretones, fiebre, dolor en los huesos, infecciones frecuentes y sangrado de las encías. Este cáncer afecta los linfocitos B o glóbulos blancos que crecen en el centro blando de los huesos, llamado médula.

El tratamiento puede incluir quimioterapia o fármacos de liberación localizada que destruyen las células cancerosas.

Según la Secretaría de Salud del Estado, otro tipo de leucemia que también padecen es la "mieloide aguda", conocida como leucemia aguda, más común en adultos, de la cual los factores de riesgo de su aparición son diversos y dependen más de datos genéticos y adquiridos por el enfermo.

En México no se cuenta con demasiada información al respecto de esta enfermedad, sobre todo de la incidencia, la prevalencia y la mortalidad, pues son datos que no se pueden considerar exactos, aunque estados como Guanajuato realiza esfuerzos locales para obtener información epidemiológica.

La tasa de mortalidad en México para 2008 debido a leucemias (linfoide, mieloide, monocítica y otras), estimada por la Secretaría de Salud fue de 3.5 por cada 100 mil habitantes, mientras que Globocan reportó para 2012 una tasa de mortalidad ajustada por edad de 3.7 por cada 100 mil habitantes.


CÁNCER DE TESTÍCULO

Al comparar esta enfermedad con otros cánceres, en segundo lugar se encuentra el tumor maligno de testículos. En 2018 se colocó detrás de la leucemia con 66 casos, en el 2019 se registraron 50 casos.

Para el 2020 el cáncer de testículo pasó al tercer puesto con 51 casos, sólo superado por el tumor maligno de huesos y de los cartílagos articulares que tuvo 53 casos. Este año en los primeros diez meses (enero a octubre) se el cáncer de testículo se mantiene en la tercera posición en el área de oncología.

La leucemia lleva registrados 184 casos, se mantiene en el segundo lugar el cáncer por tumor maligno de huesos y cartílagos con 47 casos, en tercer puesto se encuentra el cáncer de testículo con 32 enfermos.

Según las autoridades de salud del Instituto Mexicano del Seguro Social, el cáncer de testículos y de pene son tumores de los cuales existen diversos tipos por su estructura, por lo cual su agresividad es completamente diferente, son entidades distintas, pese a afectar en la misma zona, es decir, en la región genital del hombre, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Guanajuato, llama a evitar factores de riesgo y así prevenir su desarrollo.

En el marco de las actividades de noviembre, Mes de la Salud Integral del Hombre, el doctor David Suárez García, jefe de la División de Oncología y Hematología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades No. 1, del Centro Médico Nacional Bajío, señaló que "los tumores del testículo son más curables, sin embargo, los que afectan el pene son más agresivos. Cada uno tiene sus factores de riesgo que predisponen al hombre a padecerlo".

De acuerdo con el especialista, entre los factores de riesgo para el cáncer de testículo mencionó los antecedentes de la enfermedad en familiares, criptorquidia (que los testículos no desciendan a la par en su desarrollo), dieta rica en grasas y colesterol, aunque ligeramente también el uso de marihuana e infecciones virales como VIH.

Por su parte, se tiene perfectamente identificado que los factores para desarrollar cáncer de pene son padecer Virus del Papiloma Humano (VPH), exposición a tabaquismo, así como también VIH.

Suárez García consideró importante recordar que los tumores de testículo se manifiestan con el aumento del volumen de éstos, crece uno más que el otro, por lo que, es importante que si el hombre detecta un cambio de este tipo en sus testículos, acuda inmediatamente a revisión médica.

Por otro lado, indicó que el cáncer de pene genera síntomas como la aparición de una lesión o verruga en la zona, para lo cual el hombre debe realizar revisiones de su zona genital, para identificar cualquier cambio en la piel y asistir con su médico familiar a revisión, en caso de identificar algún cambio en ese sentido.

En cuanto a la edad, el doctor detalló que estos dos tipos de cáncer afectan a diferente edad, el de testículo se presenta más en hombres jóvenes de 20 a 30 años, mientras que la afección oncológica en pene afecta a pacientes de 60 a 65 años, en promedio.

Destacó que el cáncer de testículo es un tumor curable, detectado a tiempo, ya que, se realiza una cirugía y puede tener un pronóstico exitoso y dependiendo del tamaño del tumor se llega a requerir quimioterapia preventiva.

En cuanto a la enfermedad en el pene, hay casos curables, incluso ante enfermedad metastásica, lo cual significa que ya ha afectado otras partes.

El cáncer de pene es más agresivo y requiere un manejo multidisciplinario: cirugía, radiaciones y quimioterapia.

Para ambos padecimientos se cuenta en la UMAE No. 1 del IMSS con el personal calificado, el equipamiento médico y los medicamentos para atenderlos.

Finalmente, Suárez García aseveró que por fortuna el cáncer de pene no es frecuente, incluso hoy en día en la UMAE No. 1 se atiende a dos pacientes, mientras que son atendidos 15 por cáncer de testículos.

JP