ESTADOS

Le mandaron una bomba porque le prestaron millones y salió mal el negocio

Georgina y Eduardo llevaron el explosivo de Cortázar a Salamanca, conocían al socio del restaurante; tenían una deuda millonaria y problemas

  • REDACCIÓN
  • 23/09/2021
  • 16:48 hrs
  • Escuchar
Le mandaron una bomba porque le prestaron millones y salió mal el negocio
Autoridades estatales y federales dieron una rueda de prensa en Guanajuato para explicar el móvil (Foto: La Silla Rota)

Guanajuato, Gto.- Luego de 72 horas, autoridades estatales y federales dieron a conocer que el caso de la explosión en Salamanca que cobró la vida de dos personas fue resuelto y como consecuencia un hombre y una mujer fueron detenidos. 

En rueda de prensa en donde participó la Fiscalía General del Estado (FGE)de Guanajuato, la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), La Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaria de Seguridad Pública de Guanajuato (SSG) dieron a conocer la captura de los presuntos culpables del homicidio de Mauricio Salvador Romero Morales y Mario Alberto Hernández Cárdenas el domingo 19 de septiembre afuera del restaurante Barra 1604.

Los detenidos  fueron identificados como Georgina ‘N’ y Eduardo ‘N’, ambos del estado de Guanajuato y quienes conocían a Mauricio Romero (socio del restaurante Barra 1604) ambos son señalados por los delitos de homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa

Carlos Zamarripa, Fiscal General del estado descartó que este hecho este ligado con el crimen organizado y fue un negocio mal logrado entre los atacantes y la víctima.

"Lo cierto es que tenían una relación comercial en apariencia, para poder llevar a cabo el inicio de este restaurante, sabemos por testimonios que se aportó una cantidad de dinero millonaria y que al final no fueron incluidos en el inicio de este negocio", dijo el fiscal.

La pareja trasladó el artefacto en Cortazar en una camioneta roja tipo estaquita, de su propiedad. Llegaron a la central de autobuses y de ahí abordaron un taxi hacia la colonia Constituyentes, en Salamanca.

Estando en la colonia solicitaron el servicio de un ‘motomandados’. Fue Georgina quien entregó el paquete y solicitó expresamente que se llevara al restaurante Barra 1604 y se lo entregara al dueño.

Tras la entrega, el explosivo se activó vía remota, mediante celular.

La pareja luego de su conseguir su cometido regresaron a Cortazar en taxi, uno diferente al que llegaron a la ciudad. 

Luego de las investigaciones, la fiscalía General del Estado, apoyados con el celular del repartidor lograron dar con los responsables, y luego de montar un operativo se logró detenerlos en su domicilio en Cortazar. Ambos enfrentan cargos por homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa. El explosivo usado fue realizado de manera artesanal y detonado vía remota.

Cabe mencionar que ninguno de los detenidos contaba con antecedentes penales, además tienen negocios de diversos giros comerciales.

AR/JP