ESTADOS

Las oficinas de Tránsito en León cambiaron de ubicación pero los 'coyotes' siguen operando

La Silla Rota comprobó cómo los 'coyotes' siguen ofreciendo sus servicios para tramitar gestiones relacionadas con los conductores

  • KIEV DÍAZ
  • 11/09/2019
  • 16:06 hrs
  • Escuchar
Las oficinas de Tránsito en León cambiaron de ubicación pero los coyotes siguen operando
Los 'coyotes' están desde temprano ofreciendo sus servicios en las antiguas oficinas de Tránsito.

A las afueras del edificio de Rentas donde antes se ubicaban las oficinas de Tránsito del Estado rondan ´coyotes´, quienes desde muy temprano están en la zona ofreciendo servicios más baratos y ágiles en el trámite de lo correspondiente a esta obligación.

Actualmente el edificio alberga las oficinas de movilidad donde desde muy temprano se ubican dos personas, un hombre y una mujer debajo de una sombrilla con una máquina de escribir mientras observan y conversan entre ellos.

Si bien la gente que acude al trámite de servicios no les presta mucha atención y siguen rectos en su camino, pocas son las personas que se detienen con estos individuos para pedir información respecto a la nueva ubicación de las oficinas de tránsito.

Un tercer individuo de entre treinta y cuarenta años se encuentra frente a ellos,  sentado a un lado de la entrada del edifico interactuando con los sujetos previamente mencionados.

A esta última persona se le preguntó información sobre los trámites y requerimientos para dar de alta un vehículo seminuevo, mencionó el proceso y la documentación que se requiere para efectuarlo, aunque con una actitud de alerta y observando los alrededores, pidió en dos ocasiones que se le permitiera revisar el folder que portaba el equipo de La Silla Rota para verificar que todo los papeles estuvieran en orden.

Además de preguntar información extra como la marca y el modelo del auto, esta persona proporcionó el precio que tiene realizar dicho trámite, que según indicó oscila entre los dos mil pesos.

Acto seguido, este sujeto pidió que nos dirigiéramos con la mujer para que facilitara el 'endoso de factura', la fémina indicó que por un monto de $ 30 realizaba este trámite sin ningún problema. Además de ofrecerse a revisar la documentación para evitar un rechazo por parte de los trabajadores en ventanilla.

Tras lo anterior, la señora proporcionó un número de teléfono para seguir en contacto y reforzar la información sobre el tema o duda que surgiera al respecto.


Horas después se tuvo contacto vía telefónica con esta persona, quien mantuvo su oferta de endosar una factura con el monto antes señalado.

Al preguntarle cuanto cobraba por realizar otros trámites referentes a los de tránsito, con cierto nerviosismo negó que se dedicara a ello y que ese tipo de movimientos deben realizarse estrictamente de forma presencial con documentación correspondiente.

Sobre los horarios en los podría ser localizada para realizar el trámite que ofreció desde el principio afirmó que no tenía horario fijo de atención, y que este podía variar entre mañana o tarde. Simultáneamente comenzó  a guiar al fin de la conversación para no dar más información manteniendo un tono nervioso.

El día en que se registró lo anterior, tanto trabajadores de las oficinas como personas interesadas en hacer trámites ignoraron por completo la presencia de estos personajes, por lo que puede decirse que ya es algo familiar para los que regularmente asisten a la zona.

Personas que han acudido a estas oficinas han reportado la presencia de estos ´coyotes´, individuos que ofrecen llevar los servicios de los interesados por un precio distinto al que ya está establecido. 

En una segunda visita al lugar, se constató que solo había dos de las tres personas vistas anteriormente. 


K.D.