ESTADOS

La vida detrás del cristal: psicosis, delirio y familias rotas en Guanajuato

Los consumidores pueden delirar que tiene hormigas corriendo por su piel, contó una especialista en Ciencias Médicas. Confesó que con una sola dosis el consumidor puede alucinar, y volverse adicto. Les da mucha sed, pierden el sueño y el apetito también. En Guanajuato se registraron 70 mil adictos a sustancias psicotrópicas en el 2019, la mayoría son dependientes de esta droga

  • IVONNE ORTIZ
  • 16/01/2020
  • 11:18 hrs
  • Escuchar
La vida detrás del cristal: psicosis, delirio y familias rotas en Guanajuato
Algunos consumidores roban los focos de las casas para fumar el cristal

“Esta droga es como pocas. La puedes comer, fumar, inyectar, inhalar, consumir de la forma que tú quieras”, así comienza a describir el cristal, Erika González, psicóloga y especialista en Ciencias Médicas.  

El aumento de casos de adictos en Guanajuato permitió profundizar en el tema. Pues los registros del 2019 alertaron a más de uno.  

Según el Centro de Atención Primaria en Adicciones (CAPA) hay 70 mil adictos a sustancias químicas y psicotrópicas en el estado. Y la mayoría de ellos son dependientes del cristal

“Conocí unos amigos en un bar, me dijeron “hay que mezclar el cristal con la cocaína y lo inhalábamos, ambas sustancias. Llegó el tiempo que empecé a consumirlo por la nariz. Los días y las noches en vela sin dormir, no comía y también seguía con mis borracheras, hasta que un día mi corazón ya no aguantó más y me dio un infarto”, este es el testimonio de un ex adicto.

Los adictos utilizan este método para tener una reacción más placentera

El chico aprovechó la apertura de una página de Facebook para liberar lo que vivió, y cuenta que después de ese episodio dejó de consumir esta droga. Ahora toma medicamento para controlar la presión y el corazón, algo que hará de por vida.

La psicóloga platicó que precisamente esas son las consecuencias físicas de las personas dependientes al cristal: pérdida de peso, del sueño, acné, además de caries. Y dijo que basta un día para que la persona se vuelva adicta.

“Este tipo de droga produce la hormona anorexígenica, eso hace que no tenga hambre. Al no tener hambre hay pérdida de peso. La piel es pálida. Y la dentadura se atrofia completamente. Se le conoce como “boca de met”, caracterizada por los dientes negros o mucha caries. Les empieza a dar mucha sed, esa sed se calma con azucares, entonces empiezan a consumir refrescos. También se produce acné porque tiene que ver mucho con la piel”, cuenta Érika.

En Infobae se publicaron fotografías de los resultados que trae consumir metanfetaminas, como el cristal

Pero ¿cuáles son los efectos de esta droga?

El cristal es una droga sintética. Pertenece al grupo de las ‘poppers’, o sea las que ‘levantan’. La especialista platica que al consumirla se genera mucha dopamina, es un neurotransmisor que causa mucho placer. Un placer que cuesta barato. Pues una dosis de cristal se compra entre 50 y 70 pesos.  

“El efecto del cristal puede durar todo el día. En comparación con la cocaína es barato”, menciona la experta.

La sustancia es granulada y blanca, casi transparente

Las reacciones muchas veces dependen del estado de ánimo del consumidor. Y del ambiente en el que esté conviviendo.  

“Las sustancias en el cerebro solo tienen dos opciones: te inhiben o te excitan. Puede tener tendencias suicidas u homicidas. Por el estado eufórico o depresivo. Genera algo que le llamamos trastorno maniaco depresivo. O está muy feliz, o está muy triste”, dice la psicóloga.

Las alucinaciones se pueden presentar desde la primera toma

 

La psicosis es otra de las consecuencias con las que se enfrentan los dependientes del cristal. Pues la gran cantidad de euforia puede producir alucinaciones. Entonces empiezan a ver, oler, o escuchar cosas que no están. Los delirios entran por la puerta principal.

“Es común que la gente sienta comezón en la piel. Y cuando se junta con psicosis la gente empieza a delirar que tiene hormigas corriéndole. Entonces se empiezan a rascar o hacer lesiones ellos mismos”.

Al fondo de las calles Del Sereno y Potrero del Pozo estaba el domicilio en el que una mujer mató a su bebé, había consumido cristal 

 

El pasado 3 de enero los titulares acapararon una noticia que puso a hablar a todos en León: una mujer mató a su hija de dos años a puñaladas, bajo los efectos del cristal. Susana, alias ‘La Ruta’ asesinó a la pequeña Galilea con una espada de 40 centímetros. Y según un periódico local, ella les platicó a los policías que era parte de un ritual, y sacrificó a su hija. 

“Esa euforia puede producir alucinaciones. La dopamina está implicada en las enfermedades mentales, sobre todo en la esquizofrenia. Se le dice psicosis inducida por droga. Tienen síntomas de enfermedades mentales, pero no lo son. Puede durar el tiempo de la sustancia. Cuando es recurrente el consumo de cristal, la psicosis podría ser permanente”, así respondió la especialista cuando escuchó el caso de ‘La Ruta’.

En una de estas calles ocurrieron los hechos, el pasado 3 de enero 

Aunque dijo que podría existir la posibilidad de que el acto haya sido de forma consciente.  

Erika González es licenciada en psicología, y se especializa en Ciencias Médicas

¿Quiénes la consumen y para qué?

Erika confiesa que las personas que recurren por una dosis de cristal buscan mantenerse activos.

Los conductores de trailer se someten a jornadas pesadas, algunos optan por resistir y consumen el cristal (Foto: Arena Pública)

De traileros y lavaplatos, hasta deportistas: así de variable pueden ser las actividades a las que se someten los adictos. Es común que la gente recurra a esta droga cuando va tener jornadas de trabajo largas. Pero también existen los que la consumen solo por gusto.


La especialista en Ciencias Médicas dijo que ha tenido casos en los que los jóvenes llegan y platican que la inquietud comienza cuando ven series televisivas. O también quieren morir de una sobredosis como sus cantantes favoritos.

“A veces se dejan llevar por series, por ejemplo ‘El Club’. Algunas personas lo usan para socializar. Tienen una fantasía de llevar la vida de los famosos, tienen esa inquietud. Dicen: mi cantante favorito murió de sobredosis a los 27, yo quiero morir así”.

'El Club' es una serie de Netflix que se estrenó en noviembre del 2019

Los pacientes de Erika rondan los 30 años, ella dice que tal vez es porque ya probaron de todo, y comenzaron a drogarse desde temprana edad, con la marihuana o la cocaína.

Janis Joplin es una de las cantantes que han muerto por sobredosis de droga, en su caso por heroína

Una vez que los curiosos entran al mundo cristalino, es difícil salir. La doctora dice que basta probar una sola vez para volverse adicto. Y que en una sola ingesta se puede delirar.


Si se busca una reacción más placentera solo hay que inyectarse. Esta manera de consumir cristal hace que los efectos sean más rápidos. Pero al querer dejar esta droga los adictos se topan con pared. Pues se enfrentan a lo que técnicamente llaman síndrome de abstinencia.

“El síndrome de abstinencia es feo. Son palpitaciones, temblorina, sudoración. Es algo con lo que la gente siente que se muere”, narra la experta mientras se pasa un nudo por la garganta.

Los consumidores queman el cristal en focos

Erika González además de atender en su consultorio, trabaja en una empresa evaluando a los trabajadores. Ahí conoció un adicto que lleva 4 años consumiendo cristal, se acercó después de tener conductas agresivas con sus compañeros. Su esperanza por volver a su vida cotidiana lo mantuvo al filo, en las consultas de apoyo.    

“Él ha perdido todo. Perdió su matrimonio, su trabajo, la esposa lo dejó. Es que estas drogas se tienen que dejar por partes, no se pueden dejar de golpe. Quería dejar de golpe el cristal, por eso tenía intentos suicidas, o consumía muchas pastillas para dormir”, esta es la última historia de una experta que convive con adictos constantemente.

Esta sustancia llegó a reemplazar otras drogas por lo económica que es

Muchos lo consumen por diversión, otros para aguantar cargas pesadas de trabajo, algunas quizá por curiosidad. Pero Erika confesó que el cristal es una de las drogas más peligrosas y difíciles de controlar. Platicó este último ejemplo es para que las personas valoren lo que tienen en su presente, antes de perderlo todo. Así definió a la droga que ataca Guanajuato.  

Atentamente: el cristal.