ESTADOS

La generación hippie de León; Manuel vive de la venta de sus recuerdos

Manuel era un hippie en los 60 en León, hoy revive con su tienda de vinilos los tiempos felices rodeado de discos de Los Beatles, Elvis, Elton John y más

  • PATRICIA ROBLES
  • 21/01/2022
  • 19:41 hrs
  • Escuchar
La generación hippie de León; Manuel vive de la venta de sus recuerdos
Manuel, de 75 años fue coleccionista de estos discos por muchos años. (Foto: Patricia Robles / La Silla Rota)

León.- Rodeado de discos de Los Beatles, Elvis y Los Rolling Stones, Manuel Tejada revive los "tiempos felices" de cuando era hippie los años 60 en León. Hoy, su negocio de venta de vinilos es la competencia de grandes empresas de streaming como Spotify, Apple Music y Youtube.

En plena época en la que la música solo se escucha en internet, Manuel Tejada confía en que los coleccionistas de discos y ex hippies, como él alguna vez lo fue, reconozcan el valor que tienen estos formatos musicales.

"Cada día más músicos graban en este formato. Es por la calidad de sonido, sobre todo en los bajos", asegura.

Manuel, de 75 años fue coleccionista de estos discos por muchos años, una actividad que heredó de sus padres y que él, a su vez, pasa a su hijo, que fue quien empezó el negocio que ahora se ubica en un antiguo centro comercial sobre López Mateos frente a la Gran Plaza.

Mirando atrás recuerda las distintas etapas que vivió y que lo condujeron al día de hoy. Considera que la suya fue una generación privilegiada, en la que a pesar de algunos hechos históricos que padeció el mundo en su momento, la música hizo la vida más llevadera.

"Nací en el 47, la música fue muy importante con las grandes bandas, para meterle alegría al mundo porque acababa de pasar la segunda guerra mundial. Estaba el mundo muy triste, entonces, a través de la música, nos hemos identificado con muchas épocas", menciona.

Una etapa que fue parteaguas para Manuel fue el hipismo. Por allá de los 60 la versión joven de Manuel caminaba con pelo largo y pantalones acampanados por las calles de León. Su movimiento fluido iba al ritmo de una canción imaginaria cuyo ritmo guiaba el estilo de su caminar.

"Yo traje el pelo largo y el pantalón acampanado. Caminaba moviendo la cabeza para que moviera la campana y el pelo, o sea toda la mística del hipismo. Era todo un movimiento", comenta.

Manuel recuerda cómo cada época de la historia fue definida por un género musical que acompañaba estos movimientos. Durante la Guerra de Vietnam, él cantaba por amor y paz; y en los 80, la felicidad se convirtió en rebeldía, y el rock lo manifestó.

Hoy, mientras el mundo baila hip hop, canta pop, rapea o hace mezclas de trap, Manuel convive con sus recuerdos y los comparte con cada cliente que llega a su tienda a través de los discos de vinilo.