ESTADOS

La Federación allanó el domicilio de los familiares de El Marro

Los familiares de El Marro están libres porque la Federación allanó su domicilio sin una orden de cateo

  • SCARLETH PÉREZ
  • 30/06/2020
  • 12:02 hrs
  • Escuchar
La Federación allanó el domicilio de los familiares de El Marro
El día que la mamá de El Marro salió de prisión (Foto: Especial).

El operativo del 20 de junio en la comunidad de San Isidro Elguera, en el que se capturó a la madre, prima y hermana de El Marro, además de otras 2 personas cercanas a las familiares del delincuente, fue implementado en completa secrecía por parte del Gobierno Federal, confirmaron fuentes cercanas al periódico Milenio. Aquel sábado, cerca de las 4 de la tarde elementos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional, allanaron el domicilio en el que se encontraban los familiares de José Antonio Yépez Ortiz. La federación no tenía una orden judicial para acceder al recinto privado, argumentó la Fiscalía de Guanajuato.

Domicilio allanado por las fuerzas federales en San Isidro Elguera, Celaya (Foto: Especial).

“Llegaron con un tubo y le pegaron a la puerta. Ellos no traían orden para entrar ni nada; llegaron apuntándonos”, relató Julio González a el periódico El Universal.

Julio González, uno de los dueños del predio donde fue detenida la mamá de El Marro, relató las inconsistencias que se vivieron en la comunidad el día del operativo. Recordó que ese sábado cerca de las 3 de la tarde, llegó una camioneta que parecía particular. Abordo viajaban entre 10 y 15 personas. Esas mismas personas fueron las que ingresaron a su terreno. Predio en el que hay 5 apartamentos. Cuatro eran ocupados por los familiares de Julio González, el quinto se lo rentó una pareja, la cual le pagaba mil pesos al mes. 

Seis días después, esta información sería confirmada por las Fiscalía del Estado de Guanajuato

Ante las inconsistencias por el allanamiento de las fuerzas federales, al domicilio en el que se encontraban María Eva, Juana Erika y Rosalba, las familiares de El Marro fueron liberadas. Esta acción del gobierno estatal, provocó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador señalara de corrupta e ineficiente a la Fiscalía del Estado de Guanajuato

María Eva, Rosalba y Juana Erika. Madre, prima y hermana de El Marro (Foto: Especial).

A lo que el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, respondió con un breve comunicado en sus redes personales. En el señaló que, ‘las omisiones hoy cuestan violencia y vidas, en #GTO hemos decidido actuar y desde el ámbito de nuestra competencia sí combatir al crimen con una positiva coordinación con la SEDENA, SEMAR y la Guardia Nacional. Sin embargo, la liberación de presuntos criminales relacionados a la delincuencia organizada, es señal de que esta decisión no se comparte en todos los órganos del Gobierno Federal’. 

Más tarde, la Fiscalía del Estado de Guanajuato lanzó un boletín. Ahí informó que la federación entró al domicilio en el que localizaron a las familiares de El Marro, sin una orden judicial. Pues la federación allanó el recinto cerca de las 16:00 horas de ese sábado 20 de junio. Tras verse en aprietos, las fuerzas federales, pidieron apoyo al estado. Pero eso fue hasta 2 horas después de haber incursionado al domicilio.  

Domicilio asegurado en San Isidro Elguera, Celaya (Foto: Informativo Ágora).

En el comunicado la Fiscalía de Guanajuato informó que ellos pudieron entregar una orden de cateo hasta pasadas las 20:30 horas. Para ese momento, las autoridades federales, permanecían al interior del domicilio, con las 3 mujeres sometidas. A las que interrogaron sin fundamentos legales.  

Tras lograrse la captura, gracias a la orden de cateo emitida por el Poder Judicial de Guanajuato se logró asegurar a 3 familiares del delincuente huachicolero y a 2 personas más, que fueron vinculadas como colaboradores de las 3 mujeres. 

Boletín de la Fiscalía de Guanajuato, en el que informaron las inconsistencias de la captura.

Sin embargo, ante las inconsistencias cometidas en la captura, la Fiscalía General de la Republica decidió no tomar el caso. Se lo “aventó” al estado. Pero los delitos por los que serían juzgadas las mujeres correspondían al fuero federal. El estado no tuvo de otra más que dejarlas en libertad, ante las fallas de la federación.  

Fue la federación quien decidió no abrir carpeta de investigación.