ESTADOS

La espada que 'La Luz del Mundo' clavó en Guanajuato

Fieles y vecinos del tempo de la secta en Silao aseguran que Naasón Joaquín García quiso clavar una espada en el corazón del catolicismo mexicano

  • KIEV DÍAZ
  • 19/07/2019
  • 11:05 hrs
  • Escuchar
La espada que La Luz del Mundo clavó en Guanajuato
La enorme Torre de la Luz del Mundo se encuentra en las faldas del cerro del Cubilete.

Fieles y vecinos del templo de la Luz del Mundo en Guanajuato afirman que esta construcción en las faldas del Cerro del Cubilete simboliza una espada clavada en el epicentro del catolicismo mexicano. 

"El templo tiene una simbología. Clavar la espada en el corazón del catolicismo mexicano a 17 kilómetros del Cerro del Cubilete", asegura Marcos. Fiel seguidor de La Luz del Mundo y vecino del tempo.

Denominada 'La Torre Monumental a la Fe de la Iglesia de la Luz del Mundo', el templo que Naasón Joaquín García levantó en Guanajauto está ubicado en el fraccionamiento Los Olivos del municipio de Silao. La iglesia se ubica en las faldas del Cerro del Cubilete. A 17 kilómetros de la iglesia de Cristo Rey, lugar de peregrinación de los católicos de Guanajuato y otros estados de la República.

Con una altura de 63 metros, el elemento escultórico denominado ‘Vara de Aarón’ se ubica en lo más alto del templo de La Luz del Mundo. Mide 12 metros y está forrado de aluminio. Cuenta además con un rayo láser que tiene un alcance de 8 kilómetros.

Esta espectacular estructura cuenta además  con un mirador en el metro 51. Son en total unos dos mil metros de cristal fragmentado que reflejan un color azulado. La estructura de acero principal pesa 278 toneladas.

El templo tiene la capacidad  interior para albergar a tres milpersonas sentadas en sus tres niveles. Las paredes internas resaltan por su color crema y están decoradas con figuras distinguidas por arquitectura de estilo gótico y bien equilibradas con columnas doradas que sostienen el majestuoso recinto.

En el exterior pueden reunirse más de diez personas en eventos multitudinarios. Un estacionamiento para miles de vehículos y unos cuidados hermosos jardines completan el perímetro del templo.

El área total tiene unos  900 metros cuadrados. Esta construcción es capaz de soportar un sismo entre 9 y 10 grados en la escala Richter. El edificio refleja la luz del sol y cuenta con una iluminación especial en sus múltiples cristales, volviéndola visible a grandes distancias.

Samuel Joaquín Flores fue el principal impulsor de esta obra que empezó a construirse hace diez años. Desde la compra del terreno, aportación ejecutiva y de la construcción del mismo que comenzó en Octubre de 2009.

En la actualidad, Flores ha realizado congresos para misioneros y obreros jóvenes donde contribuye a la consolidación de un optimo trabajo espiritual.