ESTADOS

La cacería de ‘El Marro’, 516 días a salto de mata

El operativo “Golpe de Timón” llegó a su fin, José Antonio Yépez Ortíz, El Marro, fue capturado después de 516 días de persecución

  • SCARLETH PÉREZ
  • 02/08/2020
  • 12:00 hrs
  • Escuchar
La cacería de ‘El Marro’, 516 días a salto de mata
Un delincuente sin cartel y sometido, el final de El Marro.

El 3 de marzo de 2019, el Gobernador de Guanajuato anunció el operativo ‘Golpe de Timón’. La estrategia prometía la pronta captura de José Antonio Yépez Ortiz, El Marro y, acabar con el robo de combustible en la entidad.

Golpe de Timón’ dio frutos 516 días después. Tiempo en el que El Marro, anduvo a ‘salto de mata’. Las autoridades estatales y federales constantemente le pisaron los talones. El huachicolero, corría con suerte. En 5 ocasiones se les escapó a las fuerzas policiales, cuando “casi” lo tenían.

La mañana de este 2 de agosto, quedará grabado en la historia como: “el día en el que capturaron a El Marro. El delincuente más buscado de Guanajuato”. En un operativo de no más de 15 minutos, el criminal, fue aprehendido por autoridades estatales y federales. 

La captura se registró la madrugada de este domingo, cerca de las 4:00 horas. En un rancho de Juventino Rosas. El Marro y sus sicarios intentaron defenderse. Dispararon en algunas ocasiones. Confirmaron fuentes de primer nivel a La Silla Rota.

Los delincuentes ya estaban alertados. Un dron sobrevolaba el lugar, y los halcones, la red de seguridad que más efectiva le había resultado a Yépez Ortíz, se tardó en reaccionar. Elementos especializados, tenían cercado el rancho. El Marro, estaba ahí, y no tenía para donde correr. 

En las fotografías de su rostro, mismas que ya le dieron la vuelta al mundo, se aprecia a un delincuente angustiado y de ojos lloros. Rostro debilitado, de lo que fue un peligroso criminal. Sometido contra el suelo, a El Marro no le quedó más que responder a las preguntas de los agentes. Se identificó como un hombre de 40 años, hijo de Rodolfo Yépez y María Ortíz.

El Gobernador de Guanajuato y las Fuerzas Estatales persiguieron sin descanso durante 516 días al criminal que más violentó el estado. Este 2 de agosto en Guanajuato, se empieza una nueva historia. Las autoridades dieron el golpe más duro de los últimos tiempos.