Hermandad Biker; hombres duros de corazón blando

Hermandad Biker; hombres duros de corazón blando

Estos leoneses comunes se transforman en motociclistas de aspecto rudo que, de manera discreta, todos los días le dan una mano amiga a los más necesitados

ESTADOS
  • PATRICIA ROBLES
  • 20/09/2021
  • 11:05 a.m. hrs
  • Escuchar

León.- Vello facial, ropa de cuero color negro, paliacates, botas, calaveras y motocicletas adornan su perfil. A simple vista, su apariencia física puede ser intimidante para algunos – no es su culpa, es el prejuicio natural que se han ganado gracias la imagen que le dan las pandillas estadounidenses -, pero estos hombres duros por fuera, en realidad tienen un corazón blando.

Hermandad Biker de León es más que un club de motociclistas, este grupo en realidad es una asociación civil sin fin de lucro integrada por hombres, mujeres e incluso niños unidos por dos cosas: las motos y la solidaridad. Más de 300 personas forman parte de la organización a través de la cual recolectan víveres para donarlo a leoneses necesitados.

“Nuestra única finalidad es el altruismo”, cuenta ‘Dangerous’, en realidad se llama Alex Rivera, es el secretario de la hermandad que, como muchos, usan apodos para identificarse. La identidad de estas personas no se limita a su nombre oficial, su carácter sensible y perceptivo los llevó a encontrar cualidades entre ellos mismos que ahora resaltan por medio de seudónimos

Como en una novela de ciencia ficción, los biker sufren una metamorfosis. Cada lunes regresan a la “normalidad” o lo que es “aceptable”, cambian sus chamarras de cuero y botas de combate por batas quirúrgicas, portafolios, sacos y corbatas. En cada uno de los motociclistas vive un leonés profesionista, comerciante, arquitecto o doctor que todos los días trabaja por su familia y por lograr una sociedad mejor. Ninguna de estas dos facetas es antagónica, al final es la misma lucha, pero desde distintas trincheras

“Se debe quitar ese estigma de los motociclistas, que son viciosos, borrachos o un desastre. En Estados Unidos es una mafia, pero en México es familiar, es para reunirte con amigos y conocer más y más de la afición”, comenta Dangerous.

De ruta por el bienestar social

Marauder es el seudónimo de Juan Antonio, presidente de Hermandad Biker de León. El motociclista tiene 32 años usando este vehículo de motor, pero desde hace 18 que se volvió una afición y que poco tiempo después en una vía que lo conduciría a él y a muchas otras personas al bienestar de la sociedad.

“Decidimos hacer HBL (Hermandad Biker de León) para de alguna manera contribuir a la ayuda de algunas instituciones que así lo requieren. Nosotros notábamos las necesidades de algunas personas que eran muy poco apoyadas por el gobierno y eso fue lo que nos llevó a contribuir a la causa. Al mismo tiempo eso nos permitía reunirnos como amigos y como hermanos”, dice Marauder

Juan es conocido como ‘Picudo’, sus amigos y conocidos lo rebautizaron con ese nombre desde su infancia. Picudo se caracterizó toda la vida por ser una persona líder, temerario y aventurero, así que no fue sorpresa cuando el amor por el motociclismo apareció en su vida. 

“Aparentamos ser agresivos, a la mejor hasta ladrones por lo que se miraba antes, pero nosotros no. Si no conoces a la gente que está dentro del motociclismo siempre los vas a tachar de malos, pero nosotros solo queremos ayudar”, dice el líder del motoclub Halcones Viajeros.

Cerca de los 30 años encontró en las motocicletas una forma de canalizar toda su energía y desde entonces - ahora con poco más de 50 años de edad – la vacía a través de actos de solidaridad, así como lo hace Marauder, Dangerous y cientos de bikers más. 

Más de 300 bikers renacen de las cenizas

La Hermandad Biker de León está integrada por 19 motoclubes; pero antes,  ellos pertenecían una organización similar conocida como MCUL. Junto con otros 11 clubes organizaban una fiesta de convivencia entre motociclistas.

Conformé pasó el tiempo, varios motociclistas comenzaron a tener diferencias MCU, sintieron que el objetivo, que en un principio era lograr el bienestar social, se desvió del camino.

Para combatir esto, 19 clubes de motociclistas abandonaron al grupo y decidieron que la mejor vía era formar una verdadera hermandad donde, a diferencia de la otra organización no pedirían una donación monetaria, sino en especie.

A un año de haber renacido - contra viento y marea - lucharon ante las probabilidades de fracasar y realizaron su primer encuentro de motociclistas nacional. Los bikers juntaron 4 mil pesos de sus bolsillos, pidieron un préstamo para rentar un escenario y convocaron a la comunidad de todo el país.

Llegaron a casa de Katia, madre de familia que padece dos tipos de cáncer, con víveres para ella y sus hijos. 

Llamados por una fuerza mayor (la de ayudar a los más necesitados), bikers de toda la república utilizaron la empatía como gasolina y la afición al motociclismo como motor para emprender un viaje hasta León. La respuesta fue la asistencia de 12 mil personas que entre todas lograron recuadrar casi 8 toneladas de comida para los niños enfermos de cáncer.

Apoyo para apoyar; una cadena de beneficencia 

Hermandad Biker de León ya está arrancando motores para convertirse en donatarios y poder colaborar con la iniciativa privada. De esta manera, los empresarios podrán donar a la asociación y así deducir sus impuestos mediante actos de solidaridad. Es una ganancia doble, una para las empresas y otra para los últimos beneficiarios en esta cadena: los más necesitados

Lo anterior es una de las vías para llegar a la meta, pero la principal es su evento más grande: Bajío Biker. Esta reunión anual de motociclistas une en León a bikers de todo el país, a través de ella realizan su colecta de víveres, pero cada año corren el riesgo de que no se haga. 

Para llevar a cabo Bajío Biker necesitan el permiso del Municipio, que de acuerdo a los motociclistas es muy complicado ganárselo, pues el gobierno de León da prioridad a otros eventos. La Hermandad Biker de León pide de manera respetuosa el apoyo de las autoridades municipales para que les permitan realizar este evento y alcanzar una meta aún más grande, todo con el fin de ayudar los leoneses.

KD