ESTADOS

“Hasta la puerta de tu casa”, decía anuncio de mensajeros que entregaron bomba

Los investigadores del fiscal Carlos Zamarripa resuelven el caso de la bomba colocada en Salamanca; un registro de llamada a celular fue clave para aclararlo

  • PABLO CÉSAR CARRILLO
  • 23/09/2021
  • 20:20 hrs
  • Escuchar
“Hasta la puerta de tu casa”, decía anuncio de mensajeros que entregaron bomba
El fiscal Carlos Zamarripa dio a conocer el anuncio del local donde laboraba la pareja de jóvenes que cumplió el servicio de llevar el paquete explosivo al restaurante Barra 1604. (Foto: La Silla Rota)

León.- Los motociclistas que llevaron un regalo-bomba en Salamanca no sabían lo que transportaban en la caja y sólo cumplían con un servicio más de mensajería.

Las autoridades dieron a conocer el anuncio de envíos con el que los dos mensajeros ofrecían sus servicios en Salamanca.

Así dice el anuncio de los envíos en las redes sociales: “Todo tipo de mandados hasta la puerta de tu casa. Solo marca al teléfono… Moto express, de volada”. En la parte de abajo, el anuncio decía: “No salgas, nosotros te lo llevamos hasta la comodidad de tu hogar”.

Los jóvenes daban el servicio de lunes a domingo, desde las 8 de la mañana y hasta las 8 de la noche. Los mandaderos llevaban compras del supermercado, medicinas, refacciones, recados, flores y todo tipo de mandados en la ciudad.

Un muchacho de 23 años y su hermana estaban trabajando el domingo pasado en su turno cuando una mujer les pidió llevar un regalo al restaurante Barra 1604, en la avenida Faja de Oro, en Salamanca. La señora todavía les dijo que tuvieran cuidado porque el regalo contenía una mercancía que podía dañarse.

Sin saber lo que había adentro, los jóvenes mensajeros llegaron al restaurante el domingo por la tarde y le entregaron el regalo al gerente Mauricio Romero. Cuando la caja fue abierta fue detonada una bomba en su interior mediante un dispositivo telefónico. El propietario Mauricio Romero y el gerente Mario fallecieron en el lugar de los hechos, mientras que los dos mensajeros quedaron gravemente heridos.

Los investigadores lograron rescatar el teléfono del mensajero y ahí localizaron un número de teléfono que había sido utilizado para pedir el servicio, y justo ese fue la primera pista para llegar a los asesinos que vivían en Cortazar, Guanajuato.

JP