ESTADOS

Francisco Arroyo y su incursión a Movimiento Ciudadano en Guanajuato

El expriísta y exembajador en Uruguay, Francisco Arroyo Vieyra, asumió el control de las estructuras del partido político Movimiento Ciudadano en Guanajuato

  • ALEX RAMBLAS
  • 02/02/2021
  • 17:19 hrs
  • Escuchar
Francisco Arroyo y su incursión a Movimiento Ciudadano en Guanajuato
Francisco Arroyo y su incursión a Movimiento Ciudadano en Guanajuato

Guanajuato, Gto.- Después de haber dejado públicamente la actividad política, a Francisco Arroyo le gustaba portar ropa deportiva, conjuntos de las marcas Nike, Adidas, Under Armour, etc. Y así era habitual verlo caminar (solo) por las calles céntricas de Guanajuato capital, con las manos adentro de las bolsas de la chamarra. 

Sin embargo, en invierno del 2020, eso cambió. Ya dejó el look deportivo y regresó a los trajes, como los que usó cuando fue diputado local, diputado federal, senador, embajador y un gran etc.

Queda claro que para este experimentado político para cada atuendo hay una estación y por cada estación una estrategia... Y la estrategia de Arroyo fue teñirse de naranja, consolidando una transacción con Dante Delgado Rannauro, dirigente nacional de Movimiento Ciudadano.

Es así que después de varios encuentros previos, el 13 de noviembre del 2020 en la ciudad de León se oficializó: Dante Delgado entregó el liderazgo estructural de Movimiento Ciudadano a Francisco Arroyo. Y no pasó mucho tiempo para que perfiles del PRI se mudaran al lado naranja, como es el caso de Jorge Luis Martínez Nava, quien fue priísta por más de 18 años, quien ahora representa a MC ante el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG).

Se añade a la lista a Luis Andrés Álvarez Aranda, ex priísta que ahora encabeza un Consejo Consultivo denominado “Imaginemos Guanajuato”, que opera en León y que está abiertamente hilado a Movimiento Ciudadano. Y aunque Luis Andrés ha confirmado en diversas ocasiones que no aspira a alguna candidatura en este proceso electoral, se le conoce como un estratega político.

Por otro lado, trasciende que un punto importante del acuerdo para adquirir movimiento de las estructuras de este partido, era posicionar en una diputación plurinominal a Erika Arroyo Bello, hija de Francisco Arroyo. Que por cierto, se sabe que la exdiputada federal por el PRI (2015-1018) aún no ha renunciado al tricolor. 

Se sabe que la condición para aceptar esta propuesta es que, aunque la candidatura sea plurinominal, Erika tiene que participar en la contienda para generar más votos a Movimiento Ciudadano. 

Y es que para Francisco Arroyo, viene del viejo PRI, pero su estadía empezó a complicarse a partir del 2010. Y después, nada pasó como él lo que esperaba. A finales del 2011 comenzó con su proyecto “Visión por Guanajuato”, buscando ser candidato a la gubernatura. Y aunque se anticipó al resto de sus contendientes (Gerardo Sánchez García, Miguel Ángel Chico Herrera y Juan Ignacio Torres Landa) finalmente se decidió que éste último fuera el candidato tricolor.

Ese desaire dejó una huella en Francisco Arroyo. Sin embargo, continúo en las filas del partido para colocar posiciones, a su gente. Años después llegó el proceso electoral intermedio del 2015, en el que prácticamente las decisiones de colocar candidatos estaban entre Francisco Arroyo y Gerardo Sánchez, aunque las estrategias de Sánchez al interior del PRI dieron más resultados, rebasando a Arroyo.

Después llega el proceso electoral del 2018. Arroyo pierde todo poder de decisión en el PRI, Gerardo Sánchez es apadrinado desde la cúpula del priísmo nacional, dejando a un lado a Vieyra. Y fue todo… 

Ahora un 2021, recibiendo el proceso electoral más grande de la historia, en el que este político guanajuatense asume el control de un Movimiento Ciudadano de resistencia electoral, en el caso de nuestra entidad.

Arroyo está tejiendo en acuerdo con líderes nacionales de este partido una operación para que la fuerza de MC crezca en Guanajuato. Parece que al ex embajador se le va a cumplir el sueño de impulsar nuevos cuadros, aunque ahora, no el PRI, como fue hace unos años.

KD