ESTADOS

Secuestrador condenado en Guanajuato fue héroe en Chile

El comandante Emilio, ex guerrillero chileno acusado de liderar una banda de secuestradores en San Miguel de Allende cumplió 57 años en una cárcel de Guanajuato

  • LUIS M. LÓPEZ
  • 25/10/2020
  • 20:44 hrs
  • Escuchar
Secuestrador condenado en Guanajuato fue héroe en Chile
El caso del ex guerrillero chileno podría ser atraído por la Suprema Corte de Justicia, informó hace unos días Proceso. (Foto. Proceso/Especial).

Nació el 17 de octubre de 1963 en Santiago de Chile y su vida es digna de una serie de Netflix. Hace una semana, en su cumpleaños 57, varios colectivos desde la capital chilena  y otros puntos del continente le enviaron felicitaciones a través de las redes sociales

Por casi dos décadas pasó desapercibido, primero, como un sencillo reportero y fotógrafo de deportes, después como un agente inmobiliario. Ocupó el cargo de director de una costosa escuela con pedagogía Waldorf en San Miguel de Allende en donde su paso fue controversial. Así se mimetizó de manera efectiva en la multicultural sociedad sanmiguelense.

“Compañero Emilio estamos acá tus hermanas, tus hermanos desde la Plaza Dignidad (…) Te mandamos un abrazo, sabemos que estás de cumpleaños (…) Tú hiciste mucho por nosotros en dictadura y te lo debemos como pueblo”, dice una mujer conmovida flanqueada por un grupo de personas.

Al ‘Comandante Emilio’ le es atribuido el secuestro del panista Diego Fernandez de Cevallos en 2010 como uno de sus crímenes en México de mayor repercusión mediática, aunque fue sentenciado a 60 años de prisión en Guanajuato por el plagio a una mujer franco-estadounidense.

Ramón Alberto Guerra Valencia fue el nombre que se inventó en México Raúl Escobar Poblete o 'Comandante Emilio’, quien entre los ochenta y noventa hizo parte del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), organización guerrillera chilena que combatió con métodos violentos la también beligerante dictadura de Augusto Pinochet. Justo hoy en Chile fue aprobado el plebiscito con el que se planteará una nueva constitución para dejar atrás la proclamada en dictadura militar  (1973-1990).  

El grupo guerrillero extremista al que perteneció en su país el ‘Comandante Emilio’ ejecutó la fuga más cinematográfica de la historia de Chile a la que denominaron Operación Vuelo de Justicia. Con un helicóptero secuestrado y una canasta blindada liberaron a tres de sus compañeros de la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago el 30 de diciembre de 1996. 

Daniel Sagredo, piloto al que entonces le fue arrebatado el colosal Bell Long Ranger 206, declaró hace un año al diario chileno La Tercera que el Comandante Emilio lo apuntó en la sien. “Él fue el que me puso la pistola en la cabeza, ahí me convencí que el asunto era algo serio”.

Por lo anterior una de las páginas de Facebook que existen en apoyo al sentenciado en México se llama Compa Emilio: Los Vuelos por la Libertad. 

Su segunda esposa, Isabel Mazarro Gómez, madrileña que conoció en San Miguel de Allende, quien fuera apodada por la prensa española tras su detención en 2017, en Asturias, como “la secuestradora de los ataúdes (por el método de tortura psicológica que se dice empleaba el ‘Comandante Emilio’ con sus víctimas) hace un mes fue absuelta por la Audiencia Nacional de España argumentando que nunca conoció el verdadero nombre de su ex esposo ni su violento pasado. En 2018 España había negado a México la extradición de Isabel, ‘Tati’ como le conocían, por falta de pruebas.

El chileno prófugo cayó el martes 30 de mayo de 2017 al pagar a un taxista 500 pesos por llevar un paquete a un hotel. Al conductor le pareció excesiva la suma por el trayecto tan breve del encargo. El paquete se trataba de una prueba de vida de la mujer franco-americana secuestrada. Llamó a la policía y el ex guerrillero fue capturado. Interpol lo buscaba al ser el autor material del asesinato de un senador en su país en 1991, mismo año en que participó en un atentado con un M72 LAW (lanzacohetes antitanques) en la residencia en Santiago del personal de seguridad de la embajada de Estados Unidos. Un marine resultó herido.

El actuar del taxista fue fundamental ya que dio aviso a la Policía Municipal sobre la ruta seguida por el secuestrador; los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública acudieron y pudieron aprehender al fugitivo internacional. El gobierno municipal, hace un par de semanas, le regaló un auto del año y un permiso de taxi ejecutivo al denunciante.

En otra de las páginas de apoyo al comandante Emilio un grupo de personas camina con antorchas y entre los manifestantes uno afirma que el condenado en Guanajuato ha sido “un ejemplo de lucha”. 

El comandante Emilio fue condenado a 60 años de prisión hace justo un año. Por ahora promueve un juicio de amparo contra la extradición a su país en donde es requerido también por delitos de asesinato y secuestro.