ESTADOS

Entre libros y cine, conoce a las mujeres que resguardan la Biblioteca

Verónica, Rosario, Esther, Lidia, Yolanda y Andrea cuentan cómo este espacio se ha vuelto su casa; demuestran el impacto femenino en los espacios culturales

  • REDACCIÓN
  • 06/03/2021
  • 19:01 hrs
  • Escuchar
Entre libros y cine, conoce a las mujeres que resguardan la Biblioteca
Este 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer (Foto: Cortesía)

Rosario ama el cine, pero también le gusta estar cerca de los libros. Desde hace cinco años es la encargada de la Sala Audiovisual de la Biblioteca Estatal Wigberto Jiménez. Ahí se ha encontrado con amateurs y cinéfilos apasionados, y aunque fue un poco difícil ganarse la confianza de los visitantes, ahora les recomienda películas y viceversa.

La Biblioteca Estatal es resguardad por 6 mujeres que se han vuelto heroínas por cuidar y preservar cada espacio. Ayudan a las personas con discapacidad visual y practican el sistema braille, promueven la lectura infantil, el teatro y operan las salas de internet.

 

En el marco del Día Internacional de la Mujer Verónica, Rosario, Esther, Lidia, Yolanda y Andrea narran cómo es que llegaron a este rincón cultural que ahora se ha vuelto su casa. Pues llevan desde 5 hasta 16 años colaborando en el recinto.

EL MARAVILLOSO MUNDO DEL SISTEMA BRAILLE

Verónica Osorio llegó a la Biblioteca Central desde que ésta estaba en su etapa de planeación, recorrió varias salas antes de llegar a la Sala Braille que se ha convertido en su espacio preferido a pesar de que no estaba familiarizada con la atención apersonas con discapacidad visual

“Cuando llegué a la sala no tenía conocimiento del sistema Braille, fui aprendiendo sobre la marcha, los usuarios me apoyaron mucho, ocupaba los pocos ratos en que no estaba atendiendo a la gente para practicar la escritura y la lectura en Braille hasta que las dominé”.


 “En esta sala he vivido experiencias muy significativas, una de ellas que me llena de satisfacción es la que viví con un niño invidente al que enseñé a leer y escribir, él estaba en segundo de primaria y su mamá llegó desesperada porque su hijo no aprendía, estaba en una escuela regular y la maestra no podía ponerle mucha atención. Parece sencillo pero el hecho de que yo haya hecho que el niño escribiera y leyera en Braille me llenaba de felicidad, cada que leía una palabra yo brincaba de felicidad”.

ENTRE LIBROS Y EL CINE

Rosario Calvillo es de las pioneras en la biblioteca, desde hace cinco años está encargada de la Sala Audiovisual, su gusto por el cine la llevó a este espacio donde se siente como pez en el agua.

“Cuando llegué a esta sala me di cuenta que había usuarios recurrentes que no sabían seleccionar material o no había quien les recomendara alguno, entonces me empapé del material de la sala pero también externo para poder hacerles recomendaciones más precisas”.

Andrea León estudió Teatro y Gestión Cultural

“No fue fácil, me topé con todo tipo de usuarios, hubo uno en especial que mi primer contacto con él fue muy ríspido y ahora es uno de los más constantes, le he prestado películas y el a mí y eso es muy padre”.

UNA VIDA ENTRE LIBROS

Esther Zúñiga creció entre libros, su papá tenía una imprenta y le gustaba ver el trabajo que realizaba, ya un poco más grande visitaba la biblioteca pública para leer cuentos y desde entonces quedó atrapada en los libros

“Legué a la biblioteca hace diez años y ha sido una experiencia muy enriquecedora estar en contacto con los libros, la información, he tenido la oportunidad de estar en diferentes áreas y así conocer las diferentes colecciones”.

DE USUARIA A BIBLIOTECARIA

“Yo venía frecuentemente a la biblioteca a consultar libros, venía a Sala General y a la Sala de Publicaciones Periódicas y en algunas ocasiones traía a mis sobrinos a la Sala Infantil, me encantaba este espacio”.

Yolanda Morales resguarda la Biblioteca Estatal desde que arrancó, en el 2005

Esta es la historia de Lidia López, quien pasó de ser usuaria de la biblioteca a formar parte del equipo de bibliotecarios. Actualmente apoya en la Sala de Internet.

EN MEDIO DEL CAOS LLEGÓ UN NUEVO EMPLEO

Yolanda Morales trabaja en la Biblioteca Central desde su etapa inicial en el 2005 y considera que llegar ahí fue un regalo de Dios: “Yo estaba pasando por una situación personal muy complicada y le pedía a Dios un trabajo que no importara que estuviera lejos de mi casa en Guanajuato, por eso no dudé en concursar una de las plazas y gracias a Dios me quedé”.

“Estoy feliz aquí porque es una labor muy noble que contribuye a la educación y a la formación de las personas que de alguna manera interactúan con nosotros”.

EL TEATRO Y LOS LIBROS

Andrea León tiene formación en teatro y gestión cultural, pero al descubrir la convocatoria para formar parte de la Biblioteca Central no lo dudó ni un momento. Ahora lleva casi 16 años en este espacio.

“La pasión por la lectura es algo que te acompaña desde la infancia, es muy grato cuando te redescubres en la lectura, con los libros, y tus geografías de recuerdos lectores”.

“El teatro es para mí la lectura en voz alta, el teatro me apasiona y una de las experiencias más significativa es la actividad de “Radiodrama” también debo mencionar lo infantil en lo cual he crecido muchísimo y es una satisfacción muy grande”.

IO