ESTADOS

El único año sin las tradicionales fiestas de San Juan, por el Covid

Los días de julio de cada año eran de fiesta en Guanajuato capital. La gente celebraba que San Juan Bautista les haya mandado lluvia en tiempos de sequía

  • ALEX RAMBLAS
  • 08/05/2020
  • 11:47 hrs
  • Escuchar
El único año sin las tradicionales fiestas de San Juan, por el Covid
Los habitantes de la capital se reúnen para recordar que San Juan Bautista fue el santo que les mandó la lluvia en tiempos de sequía

Después de varios rumores durante esta semana, el alcalde Alejandro Navarro lo confirmó: por primera vez en la historia, se suspenderán las Fiestas de San Juan y Presa de la Olla a causa de la pandemia del coronavirus COVID-19.

El edil municipal detalló que la suspensión de las tradicionales Fiestas de junio generará un ahorro de aproximadamente 2 millones de pesos, cuya cantidad se transferirán a la bolsa de apoyo a favor de los sectores vulnerables y la cadena productiva de Guanajuato.

Asimismo, Navarro pidió la paciencia y comprensión de la ciudadanía guanajuatense ante la decisión de cancelar el programa festivo del verano, pues es parte de las estrategias para mitigar la propagación del coronavirus, por lo que adquiere un alto grado de relevancia por su naturaleza preventiva en una etapa de la pandemia que exige implementar acciones más enérgicas e inflexibles.

¿Qué son las fiestas de San Juan?

Si por algo destaca la ciudad de Guanajuato, es por el arraigo de sus tradiciones. Un gran repertorio cultural e inmaterial que, gracias a la impresionante perspectiva colectiva de sus habitantes, han generado que trascienda durante décadas, llegando a los centenarios.

Hoy dedicaremos estas palabras a una celebración, una de las más características: la gran Apertura de la Presa de la Olla… ¡nos empaparemos de la historia que envuelve a esta peculiar festividad!

La denominación de “Fiestas de San Juan” y su asociación con la Presa de la Olla, es debido a las sequías que siempre se han manifestado en Guanajuato y sus habitantes se encomendaban a diferentes santos para que mandaran la lluvia. El principal patrono es San Juan Bautista, festejado el 24 de junio y a quien se le agradecía que hubiera mandado la lluvia, ya que en tiempos pasados solía llover de la mitad de mayo a junio. De ahí que pasaron a denominarse Fiestas de San Juan y Presa de la Olla.

Estas celebraciones han constituido un referente de la vida cultural de la ciudad de Guanajuato capital, además de un espacio que ha permitido a las familias disfrutar de diversos espectáculos y actividades.

La liberación del agua que tenía como principal objetivo limpiar el caudal, se convirtió en celebración con la llegada de las lluvias a la ciudad, eligiéndose el primer lunes de julio para llevarse a cabo.

En julio de 1847, por primera vez se celebró solemnemente la apertura de la Presa de la Olla, siendo Gobernador del Estado de Guanajuato el Lic. Lorenzo Arellano.

Como ya es costumbre durante la apertura de las compuertas y mientras las autoridades dan la señal con un pañuelo blanco, se escucha el Vals Sobre las Olas, de Juventino Rosas.

Sin embargo, ante el escenario que se vive actualmente, el alcalde aseguró estar analizando cómo reponer las actividades gratuitas de entrenamiento que ofrecen las Fiestas de San Juan y darle nueva vida a una de las tradiciones más longevas de la Capital del Estado.

Sobre la apertura de las cortinas de la Presa de la Olla, en la primera semana de julio, previo una ceremonia breve y sencilla a la que quizá sólo asistan él y el gobernador del Estado, Diego Sinhue, pero agregó que todo dependerá del avance de la emergencia sanitaria y las indicaciones de las autoridades en materia de salud.