El SME y Napoleón, detrás del movimiento obrero en GM Silao

El SME y Napoleón, detrás del movimiento obrero en GM Silao

Los trabajadores de General Motors son asesorados por el Sindicato Mexicano de Electricistas y el sindicato de Napoleón Gómez Urrutia

ESTADOS
  • PABLO CÉSAR CARRILLO
  • 02/02/2022
  • 07:09 p.m. hrs
  • Escuchar

Silao.- A simple vista, aparecen como líderes los trabajadores de la planta de General Motors en Silao, dando una lucha por la democracia sindical. Pero detrás del movimiento de obreros de la planta automotriz está el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y su líder Martín Esparza Flores, el líder minero Napoleón Gómez Urrutia y el líder canadiense Jerry Días, jefe del poderoso sindicato Unifor, de GM en Canadá.

El plan de "rebelión" viene desde Napoleón, del SME y de Canadá.

Además, hay una conexión con Arturo Alcalde Justiniani, líder del Frente Auténtico del Trabajo (FAT) y padre de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján.

Hay que apreciar a los personajes que participan en el movimiento de General Motors para entenderlo.

Héctor de la Cueva

Uno de los principales asesores de los trabajadores de General Motors es el laborista Héctor de la Cueva, coordinador general del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS A.C), y miembro fundador de la Nueva Central de Trabajadores (NCT), cuyo secretario general es Martín Esparza Flores, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Integrante de NCT (líder Martín Esparza del SME)

Héctor de la Cueva participa directamente en la creación de la Nueva Central de Trabajadores (NCT), un intento por reagrupar a los Sindicatos Independientes de México, encabezado primordialmente por Martín Esparza Flores y por el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia. De hecho, tanto el sindicato de electricistas como el de la industria minera son promotores de la Nueva Central de Trabajadores (NTC), de la que Héctor de la Cueva es fundador y organizador.

Héctor de la Cueva es un organizador visible del movimiento de General Motors Silao de manera frecuente desde el año pasado, cuando se pidió el Mecanismo Laboral de Resolución y se ganó la votación interna para cancelar el Contrato Colectivo de Trabajo que estaba en poder de la CTM (Confederación de Trabajadores de México).

Héctor de la Cueva ha sido un asesor permanente de los sindicatos democráticos en México, y ha sido aliado del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). El SME sufrió un revés importante en 1999 cuando el gobierno de Felipe Calderón disolvió Luz y Fuerza del Centro (la dependencia que daba el servicio de luz a la Ciudad de México) y dejó sin empleo a 40 mil trabajadores electricistas que se quedaron sin empresa.

Los sindicalistas del SME han tratado se sobrevivir con la creación de la Nueva Central de Trabajadores, fundada en febrero del año 2014.

El nuevo plan de rebelión sindical está registrado en el Tercer Congreso de la Nueva Central de Trabajadores (NTC), realizado el 23 de enero del 2021, en donde Héctor de la Cueva, dijo lo siguiente en la mesa uno de trabajo (el video está en youtube). Así lo explicó Héctor de la Cueva:

"Hay que encabezar la rebelión contra el charrismo. Hoy se habla de una reforma laboral que no se aplica pero que dice que da más libertad sindical. Un capítulo laboral del tratado con Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, que da muchas condiciones. Incluso los gringos y los canadienses ya han asignado gente que viene a monitorear si se está aplicando el principio de libertad sindical. Va a haber una presión internacional fuerte, aprovechémosla, y lancemos una ofensiva contra el charrismos. Y vayamos a llamar a los trabajadores, como lo hacíamos antes, a puerta de fábrica, a llamarlos a la rebelión contra los charros, a formar sus propios sindicatos, y la nueva central tiene que ser una alternativa para esa rebelión, a esa nueva insurgencia sindical. Eso es organizar a los no organizados".

Eso fue exactamente lo que hicieron en la planta de General Motors de Silao. Los operadores del SME asistieron a Silao a buscar a trabajadores despedidos para iniciar un movimiento al interior y crear un sindicato. Para eso contaron con el apoyo del senador Napoleón Gómez Urrutia y del líder canadiense Jerry Días, secretario del poderoso sindicato Unifor, el cual tienen el contrato de General Motors en Ontario, Canadá.

Claudia Patricia Juan Pineda

Otra de las principales promotoras del movimiento de General Motors es Claudia Patricia Juan Pineda, asesora del Frente Auténtico del Trabajo (FAT), de donde es fundador e ideólogo Arturo Alcalde Justiniani, padre de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján.

Claudia Patricia Juan Pineda ha sido promotora activa del movimiento de la planta de Silao y ha llevado incluso los trámites para conseguir la Toma de Nota del nuevo Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA) que nació el año pasado en la planta de General Motors de Silao.

Claudia Patricia Juan Pineda es amiga y colaboradora de Arturo Alcalde Justiniani, el padre de Luisa María Alcalde. Ambos participan en el Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral, creado en el 2017 para reflexionar sobre la reforma laboral en México, la cual se hizo en el 2019, ya en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Ella aparece como asesora legal de SINTTIA y fue representante en las mesas de votación instaladas este 1 y 2 de febrero en la planta de General Motors en Silao.

La reforma laboral del 2019 en México, incluyó la obligación de todos los sindicatos mexicanos de hacer un proceso de legitimación de los contratos colectivos de trabajo. Todos los sindicatos de empresas y del Gobierno deben hacer una votación con los trabajadores para que decidan si están de acuerdo o no con el Contrato Colectivo de Trabajo. Los sindicatos tienen hasta mayo del 2023 para hacer la legitimación.

En México, más de 3 mil sindicatos han realizado su legitimación y solo en 12 ha ganado la opción de que no están de acuerdo con el contrato. La única empresa grande en donde ha ganado la opción de NO están de acuerdo, ha sido General Motors de Silao.

En Guanajuato más de 300 empresas han realizado su proceso de legitimación (incluida la Toyota y la Honda), y ha ganado la opción de SÍ están de acuerdo, salvo en la GM Silao.

Una de las principales asesoras de este movimiento ha sido Claudia Patricia Juan Pineda.

Humberto Montes de Oca

Otro de los asesores del movimiento es Humberto Montes de Oca, miembro del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Él participó directamente en la jornada de votación del 18 de agosto del 2021, cuando los trabajadores rechazaron el Contrato Colectivo de Trabajo de la CTM y de su líder Tereso Medina.

José Humberto Montes de Oca, miembro del SME, afuera de GM Silao

Humberto Montes de Oca es secretario del Exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas de Martín Esparza Flores y coordinador nacional de la Nueva Central de Trabajadores (NCT). En la conferencia de prensa del 18 de agosto del 2021, cuando los obreros de General Motors Silao festejaron el triunfo en las urnas, Humberto Montes de Oca, fue uno de los principales oradores. Él ha estado cerca del movimiento.

Los líderes sindicales del SME apoyan también a una nueva federación de sindicatos de la industria automotriz llamada la FESIIAAAN (Federación de Sindicatos Independientes de las Industrias Automotriz, Autopartes, Aeroespacial y del Neumático). En esta nueva federación, creada recientemente, también participa el Sindicato Minero de Napoleón Gómez Urrutia (en total los fundadores son 7 sindicatos).

En la inauguración de las nuevas oficinas de la FESIIAAAN en San Luis Potosí (el 23 de julio del 2021), asistió como orador principal Martín Esparza Flores, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), y uno de los invitados especiales fue el ex trabajador de General Motors Silao, Israel Cervantes (hay fotografías sobre el evento). Israel Cervantes fue el primer trabajador despedido de GM por tratar de organizar un sindicato al interior de la planta automotriz.

 Israel Cervantes Córdova

Otro de los asistentes al movimiento en la GM es José Juan Hernández, líder del sindicato de trabajadores de la planta de VolksWagen en Puebla (SITIAVW) y miembro importante de la FESIIAAAN.

El 23 de noviembre del 2018 (cuando Andrés Manuel López Obrador tenía 4 meses de haber ganado y estaba a ocho días de iniciar su gobierno), se fundó la FESIIAAN, como una nueva federación de sindicatos de la industria automotriz. Entre sus principales promotores están Martín Esparza del SME y Napoleón Gómez Urrutia del Sindicato Minero. Los dos líderes sindicales, por cierto, fueron perseguidos por los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, acusados de corrupción y excesos en las operaciones de los sindicatos de electricistas y mineros.

En la fundación de la FESIIAAN, los líderes sindicales dijeron que la llegada del gobierno de Andrés Manuel López Obrador representaba "una oportunidad para que su federación participe en las mesas de toma de decisiones". En la fotografía de la fundación, publicada por IndustriAll, aparece Héctor de la Cueva detrás de los secretarios sindicales.

Jerry Días

El otro gran personaje del movimiento sindical de General Motors, es el canadiense Jerry Días, secretario general del sindicato Unifor, de Canadá. Este sindicato tiene el contrato colectivo de General Motors de Canadá y representa a 300 mil trabajadores de la industria automotriz. Jerry Días ha sido promotor del movimiento en Silao.

Jerry Días ha operado directamente en Silao algunas acciones para convencer a los trabajadores de Guanajuato y ha hecho declaraciones de corrupción en contra de la CTM y de sus dirigentes. Jerry Días participó en las negociaciones del T-MEC como asesor de Canadá en asuntos laborales y fue el principal promotor del Mecanismo Laboral de Resolución, previsto en el Capítulo 23 del tratado de libre comercio, firmado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con EU y Canadá.

El líder canadiense impulsó la reforma laboral para que México democratizara sus sindicatos -y pidiera la legitimación de los contratos-, para competir en condiciones similares con los países del norte.

Antes, Jerry Días había sido un opositor a la producción de camionetas en México por parte de General Motors, con el argumento de que se perdían empleos en Canadá y en Estados Unidos, debido a la mano de obra barata en México. Incluso Jerry Días llegó a hacer campañas en Canadá para que los consumidores dejaran de comprar camionetas fabricadas en México, ya que provocaban la pérdida de empleos en su país.

Jerry Días ha estado en conferencias de prensa junto con Héctor de la Cueva y con los principales líderes obreros de la General Motors de Silao. Incluso en sus redes sociales divulga los triunfos de los trabajadores de la planta de autos en Silao.

La revuelta de los trabajadores de General Motors constituye el despertar de los obreros de la industria automotriz y representa un momento histórico para el sindicalismo mexicano y su lucha por la democratización, pero también es el resurgimiento de dos sindicatos que habían sido perseguidos: el sindicato del SME de Martín Esparza y el sindicato minero de Napoleón Gómez Urrutia. Los dos líderes sindicales perseguidos por los anteriores gobiernos regresan a la escena laboral con un triunfo en las urnas en una de las empresas automotrices más importantes del mundo: la planta de General Motors en Silao que tiene más de 6 mil 500 trabajadores y registra cuotas sindicales de más de 30 millones de pesos anuales.