ESTADOS

El presunto asesino de la bomba es hijo de un exalcalde del PRI de Acámbaro

Eduardo es hijo del exalcalde del PRI Baldomero Ramírez Escamilla (1983-1985). Hoy es detenido como uno de los presuntos responsables de explosión en Salamanca

  • REDACCIÓN
  • 24/09/2021
  • 15:05 hrs
  • Escuchar
El presunto asesino de la bomba es hijo de un exalcalde del PRI de Acámbaro
A la izquierda Eduardo, detenido y acusado como uno de los responsables de la explosión; a la derecha su padre Baldomero Ramírez, ex alcalde de Acámbaro (Fotos: FGE / Twitter)

Eduardo, quien fue detenido y acusado como uno de los responsables de la explosión afuera del restaurante Barra 1604 en Salamanca, es hijo del exalcalde de Acámbaro Baldomero Ramírez Escamilla (1983-1985), dio a conocer el Periódico Correo.

Junto a su esposa Georgina, Eduardo planeó el ataque contra Mauricio Romero, socio del restaurante, con quien tuvieron problemas por una deuda millonaria tras salir mal en los negocios que tenían planeados, de acuerdo con los detalles que dio la Fiscalía de Guanajuato este jueves.

De pie, Baldomero Ramírez Escamilla, quien después de militar con el PRI fue aspirante a la dirigencia del PRD (Foto: Twitter) 

Eduardo también es hermano del exregidor del PRD Romeo Ramírez Flores, quien fue parte del equipo del alcalde de Valle de Santiago José Andrés Zúñiga (2018-2021). Este parentesco fue confirmado por la titular de la Secretaría de Gobierno, Libia Dennise García, en su asistencia al Informe de la alcaldesa de Celaya Elvira Paniagua. 

Sobre la participación de más familiares o personas en el ataque, dijo que será la Fiscalía del Estado quien lo determinará en base a las investigaciones.

El hijo del alcalde y hermano del regidor hoy enfrenta un juicio en el que lo inculpan por los delitos de homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa, junto con su esposa Georgina.

DEUDA MILLONARIA Y UN NEGOCIO FALLLIDO

Las razones por las que Eduardo y Georgina habrían planeado estallar una bomba dirigida a Mauricio Salvador Romero Morales es porque hicieron negocios antes, pero salieron mal.

Una relación comercial fracturó su amistad y terminó como un artefacto explosivo envuelto en una caja de regalo, que mataría instantáneamente a Mauricio y al gerente del restaurante Mario Alberto Hernández Cárdenas, este domingo 19 de septiembre.

Eduardo y Georgina fueron detenidos y son acusados por los delitos de homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa  (Foto: FGE)

"Lo cierto es que tenían una relación comercial en apariencia, para poder llevar a cabo el inicio de este restaurante, sabemos por testimonios que se aportó una cantidad de dinero millonaria y que al final no fueron incluidos en el inicio de este negocio", dijo el fiscal Carlos Zamarripa en la rueda de prensa de ayer.

Según el Periódico Correo la pareja le entregó un millón de pesos a Mauricio para echar a andar un restaurante en Valle de Santiago y luego uno en Salamanca. Pero su socio había hecho trato con empresarios de ese municipio para abrir Barra 1604, en abril pasado.

Este ataque no solo mató a Mauricio y a Don Mario, quien había celebrado su cumpleaños horas antes; sino que también dejó heridas a cinco personas, entre estas el hombre que entregó el regalo como un moto envío, y que según la propia secretaria del Sistema Estatal de Seguridad Sophia Huett, no estaba enterado de que llevaba un explosivo.  

IO