ESTADOS

El menor que arrolló a 4 adolescentes en Cuerámaro está prófugo de la justicia

Juan de Dios no acudió a la audiencia. Los familiares temen que el autor de la muerte de las cuatro adolescentes se haya fugado a Estados Unidos

  • IVONNE ORTIZ
  • 04/12/2019
  • 14:15 hrs
  • Escuchar
El menor que arrolló a 4 adolescentes en Cuerámaro está prófugo de la justicia
Juan de Dios no se presentó a la audiencia y podría haber escapado a Estados Unidos.

La comunidad de Cuerámaro está indignada, el caso de las 4 chicas arrolladas por un menor de edad en estado de ebriedad es un capítulo inconcluso. Juan de Dios no se presentó a la audiencia por el delito de homicidio doloso simple, la cita se programó para el día de ayer, por la mañana.

Sus representantes legales acudieron al Juzgado del Sistema Acusatorio y Oral Especializado en Justicia para Adolescentes, en Irapuato. Pero la ausencia del presunto culpable causó que la cancelación de la audiencia, al ser suspendida por tiempo indefinido.  

Juan de Dios es acusado por homicidio doloso, quiere decir que el menor de edad aumentó la velocidad de su camioneta con la intención de arrastrar a las chicas, y terminar con su vida. La Fiscalía General del Estado presentó las pruebas que sustentan esta acusación.

Un testigo señaló para periódico Correo que el menor convivió con las adolescentes minutos antes de su muerte. Se dice que Juan de Dios les lanzó piropos varias veces, pero ellas lo ignoraron, rechazándolo.  

El accidente ocurrió el domingo 24 de noviembre. Esa noche, 4 chicas transitaban en una motocicleta por el bulevar deportiva, en Cuerámaro. De pronto, se aproximó una camioneta Explorer a toda velocidad, el conductor pisó el acelerador con la intención de atropellar a Michel, Rosa IselaZicry Inahí y María Teresa. Todas ellas entre los 14 y 16 años. Tres de ellas fallecieron al instante, por el fuerte impacto, una más falleció horas después.

Los cuerpos de las jóvenes quedaron tendidos sobre el suelo, se dice que el cabello de una de las chicas quedó pegado al pavimento 

La rabia de los familiares y amigos de las víctimas se expresó a través del incendio al domicilio particular de uno de los familiares del menor. El pasado miércoles aproximadamente 500 personas solicitaron que no quedará impune el caso, esto sucedió después de dar sepultura a los cuerpos. 

Después de los hechos, la gente caminó hacia la vivienda de la presidenta municipal Ana Bueno, para tomar protesta. Ahí se hicieron destrozos al inmueble y mobiliario, como forma de manifestación.