Él es Ziko, amigo de Santa Fe Klan que lo acercó al rap

Él es Ziko, amigo de Santa Fe Klan que lo acercó al rap

Ziko integra Kuarto de Pánico, una banda de rap de Guanajuato. El cantante vio talento en Santa Fe Klan, grabaron canciones juntos y ahora recuerda anécdotas

ESTADOS
  • IVONNE ORTIZ
  • 16/03/2022
  • 09:43 p.m. hrs
  • Escuchar

Guanajuato-. Ziko o Z-cao, así conocen a José Miguel, un rapero de 31 años, que va haciendo eco en el barrio de Santa Fe, en la capital. El integrante de Kuarto de Pánico es amigo de Santa Fe Klan y fue quien lo acercó a este género. Recuerda cuando Ángel Quesada le tocó la puerta pidiéndole que cantaran juntos, pues él era diez años mayor. Ahí empezó la historia.

Ziko creció en Santa Fe, la colonia en donde vivía Santa Fe Klan. En su adolescencia tomó el gusto por la cultura hip hop: desde el break dance hasta tomar el micro para rapear.

Con un micrófono y un mini estudio en su cuarto, Ziko empezó a trazar rimas callejeras en una libreta. Le gustaba escribir lo que vivía en el barrio: los amigos, la gente, la educación y las pandillas.

"Yo plasmo lo que se vive en la calle, en el rap nosotros escribimos nuestras líricas, lo que vivimos. Hay quienes tenemos esa fortuna".

Miguel es parte de la banda Kuarto de Pánico, que se formó hace cuatro años y está compuesta por cuatro raperos de Guanajuato, que buscan trascender en este peleado género.

SANTA FE KLAN LO BUSCÓ PARA HACER MÚSICA SIENDO UN ADOLESCENTE

En el barrio de Santa Fe los vecinos aseguran que Ziko le enseñó a rapear a Ángel Quesada. Jóvenes coinciden con que Ziko fue el primer acercamiento que Ángel tuvo al género, cuando apenas era un adolescente. 

Ziko dice que no fue su maestro en  el rap, pero ciertamente fue una guía porque ya llevaba un año haciendo música cuando el cantante se le acercó. Desde el primer momento vio talento en Santa Fe Klan, tenía buena voz y "no se trababa", no era novato, cuenta en la entrevista. En el mundo del rap nadie enseña a nadie. 

"Esto del rap no se enseña, es un talento que debes de tener, no cualquiera lo hace. Yo no lo enseñé, yo más bien le di consejos para que siguiera una guía donde él solo iba a descubrir cómo hacerlo".

Santa Fe Klan se acercó a Ziko a los 11 años. El cantante era limitado por sus padres, casi no lo dejaban salir. Las veces que estaba en la calle aprovechaba para contarles a sus amigos que quería rapear.

Para entonces Ziko ya tenía un año componiendo canciones, fue en esa etapa cuando Ángel se acercó para pedirle que grabaran juntos. El proyecto que comenzó con pocos recursos se transformó en un éxito con el tiempo.

José Miguel, Ziko, rapero de Guanajuato e integrante de Kuarto de Pánico (Foto: cortesía)

"Él vino a buscarme aquí a mi casa y me dijo que si podía grabar con él y yo le dije que sí y lo pasé aquí a la casa. Por ahí tenía una computadora y un micrófono de esos de karaoke y con eso la grabamos y ahí anda la cancioncilla y con eso empezó todo".

Ziko recuerda la primera canción que grabaron en el 2013, quedó guardada en Sound Cloud, la plataforma de música que se popularizó en ese entonces.

 "Ahí puedes encontrar una canción que hicimos yo y él (Santa Fe Klan) por primera vez, en el 2013. Se llama ´Caile pa´l barrio´, esa nadie la conoce. Esa canción era cuando empezó todo, yo ya tenía un año cantando, él no cantaba. De hecho en sus entrevistas dice que él me veía cantar y así".

Santa Fe se acercó a Ziko por las carencias económicas que tenía. Incluso su amigo le regaló un micrófono para que siguiera haciendo música.

"Yo siempre he dicho que no importa el micrófono sino la calidad de uno".

Meses después el papá de Santa Fe Klan le compró un micrófono profesional y fue así que ahora Ángel invitó a Miguel a su casa para componer rolas.

Pasaban los días grabando hasta que decidieron formar el dúo Santa Fe Klan. Sí, era una dupla, no era solamente Ángel Quesada.

"Hicimos muchas canciones, de tanto que estuvimos grabando decidimos hacer un grupo yo y él, y de ahí nació Santa Fe Klan como a mediados del 2013 y principios del 2014".

Fachada de la casa de Santa Fe Klan, convertida ahora en una tienda donde oferta playeras, sudaderas y gorras 

SANTA FE KLAN SALTÓ A LA FAMA PERO NO OLVIDÓ A SU BARRIO

Todo iba marchando bien hasta el 2015, cuando la vida personal de Z-Cao complicó los planes de la dupla. El rapero se hizo cargo de su hijo y se alejó de la música por un tiempo. Mientras, Ángel Quesada siguió con su sueño para después colaborar Alzada, una casa productora.

"Él ya estaba caminando en la música, yo seguí trabajando y luego me enteré que se fue para Alzada, una casa productora en Guadalajara".

Ziko recuerda las anécdotas con Santa Fe Klan. Esas que los unieron por el barrio, la música y las cervezas. Entre risas recuerda que Ángel lo cuidó en una borrachera, cuando tenía 14 años y él 24.

"Una vez bajé, como no lo dejaban salir, yo bajaba con cheves y él por la parte de atrás del callejón tenía una ventanita en su cuarto y por ahí él salía y como si fuéramos pareja ¿no? Nos echamos unas cheves y una vez yo me quedé dormido y ese vato se quedó cuidándome desde la ventana, yo me quedé en la calle dormido", dice entre risas a La Silla Rota.

Miguel se refiere a Ángel con cariño y también con agradecimiento porque ahora, que él construyó su propio camino con Kuarto de Pánico, el cantante los ha invitado a abrir sus  conciertos, uno de ellos y el más reciente fue en Guadalajara.

"Gracias a Dios la gente nos ubica más, saben quiénes somos, nos hablan que para una foto o así. También Ángel nos ha echado la mano de invitarnos a abrirle sus conciertos en Puerto Vallarta, en León, aquí mismo en Guanajuato, más gente nos empieza a ubicar gracias a eso".

Además de abrir algunos de sus conciertos, Kuarto de Pánico ya tiene el sello ´473´, de la productora que formó Santa Fe Klan, y que es compartida con los raperos tienen el nivel de Ángel Quesada.  Un sellos para el barrio, dice Ziko.

Kuarto de Pánico se presentará en León el 20 de marzo, en el evento de Kinto Sol en la  Explanada de la Feria. La agrupación serán invitados coestelares y compartirán escenario con Remik González y la Under Side 821.

FOTOS: IVONNE ORTIZ / LA SILLA ROTA

PR